Boletín

CÓRDOBA

Un Martes Santo repleto de juventud

Las seis estaciones de penitencia del Martes Santo estuvo marcado por los cofrades más jóvenes y por las altas temperaturas

Reina de los Ángeles en su entrada en la Mezquita Catedral

Redacción Córdoba

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17 abr 2019

La Hermandad de la Agonía ponía su cruz de guía a las 17:20 horas en la iglesia de Santa Victoria, donde el público lo esperaba deseoso de ver a su Cristo y a la Nuestra Señora de la Salud. El barrio del Naranjo se volcó un año más con su hermandad. La imagen mariana de Miguel A. Muñoz cumple su segunda salida procesional, tras su estreno en la Semana Santa de 2018. Muchos fueron los que aguantaron hasta las 2:00 de la mañana para no perderse su entrada en templo.

La Hermandad de la Universitaria cautivó a aquellos que veían a su crucificado con las heridas de un calvario, obra de Juan Manuel Miñarro, y que plasma el sufrimiento que vivió Jesús. Se trata de la hermandad más joven de las que se han incorporado a la Semana Santa cordobesa, corta de hermanos pero muy marcada por el sentimiento cristiano. Salía desde la iglesia del Juramento, momento en el que las cámaras enmarcaban su salida. 

La Hermandad de la Sangre, cruzaba la Plaza del Cardenal Toledo, camino de la Mezquita Catedral, y donde al cruzar la Puerta del Perdón, el murmullo se desvanecía al ver a la Reina de los Ángeles, mientras tiñe de blanco y morado las calles empedradas. 

Reina de los Ángeles

Muy cerquita de la iglesia del Juramento, salió la Hermandad del Buen Suceso con los toques de CCYTT "Cristo del Mar" de Vélez-Málaga. Los nazarenos con hábito rojo desfilaban en su estación de penitencia, acompañando con fervor a sus titulares. El calor calienta los capirotes y a los que esperan con paciencia ver la Virgen de la Caridad.

A las 19.00 horas la plaza de la Trinidad abarrotada esperaba la salida de la Hermandad de la Santa Faz. Los más pequeños que participan en el desfile, provenientes de los colegios de la orden trinitaria, se mezclan con la veteranía y el recogimiento de otros muchos que realizan su caminar con una promesa o una petición. El paso de palio de la Virgen de la Trinidad estrenaba la bambalina trasera, una obra de Rafael de Rueda, y que se suma a la bambalina delantera y que fue estrenada el año pasado. 

La Hermandad del Prendimiento, y desde María Auxiliadora, ponía rumbo hacia la carrera oficial con el Santísimo Cristo de Gracia prendido en el huerto, y que una vez llegado al Patio de los Naranjos, se mezclaba entre naranjos y fundiéndose en el mejor de los decorados. Este año ha sido un año especial para la cofradía salesiana, porque han rendido homenaje  al misionero de la misma orden pozoalbense Antonio César Fernández, que murió en el mes de febrero en un ataque yihadista en Burkina Faso, junto a cinco funcionarios de aduanas locales. 

Fe, esperanza, devoción, juventud y cariño, es lo que se palpaba en las calles de Córdoba en un nuevo Martes Santo.

Y EN LA PROVINCIA

En La Rambla

Cristo de los Remedios

En Benamejí la Cofradía del Santísimo Cristo de la Buena Muerte comenzaba su estación de penitencia a las 21.00 horas desde la parroquia de la Inmaculada, hacia la capilla del Santísimo Cristo de la Buena Muerte en el campo santo. 

Cristo de la Buena Muerte de Benamejí

Lo más