COPE

Hablemos del amor

El Córdoba arranca su andadura en la cuarta categoría nacional con casi 8.000 abonados y dos anhelos: normalidad y ascenso

ctv-mty-hablemos-del-amor
Toni Cruz González
@tonicruzgon

Redacción COPE Córdoba

Córdoba

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:47

“¿Qué nos importa? Aquella gente que mira la tierra y no ve más que tierra”

(Hablemos del amor, Raphael)

Hablemos del amor. De ese que nace cuando menos uno se espera. En un pub sórdido con nombre místico- -Dalai, Buda, Sensei...- y con música de probador del Bershka. Entre vapores de resacas y quitándose los cristales de las suelas. Del que surge en la derrota de la vida. En un gol encajado en el último minuto. En descensos. En el aborto de un sueño gestado prematuramente. Inconsciente siempre. Pueril aunque se tengan 90 años. Miguel Delibes, que escribió que desde niño era “hincha antes que aficionado” del Real Valladolid, sospechaba que las pasiones infantiles nacen de un “amor desmedido por la patria chica y una gratuita hostilidad hacia el forastero”. Amor. Siempre amor como motor y primo hermano del odio y la rebeldía.

Contemos que ese nexo madura y germina trascendiendo el deseo. Que se perfecciona en una relación o en un abono (abono, qué bonito término futbolero). Y que encuentra su sentido en un momento inolvidable. O dos. O tres. Más no, salvo para los aficionados a las multinacionales.

El Córdoba está en cuarta. Antes de ayer estuvo en Primera. Entonces algunos se enamoraron. Entonces todos disfrutamos. Entonces no pensábamos que un día estaría en cuarta. Entonces, en plena ilusión, no necesitábamos hablar del amor. Ahora sí.

El amor, contrariamente a lo que se cree, es algo sucio. Gautier pensaba que “todo lo que es útil es feo, porque es expresión de una necesidad”. Y ahora, cuando nos damos cuenta de la NECESIDAD que sentimos es cuando nos damos cuenta de lo increíblemente útil -y feo- que es el amor.

El domingo el Córdoba que la gente mayoritariamente desea que sea el Córdoba y que, por aclamación popular, ha tomado su estela histórica empieza a pelear por segunda vez en su vida por recuperar la tercera categoría del fútbol español. Y casi 8.000 personas han firmado su compromiso para acompañarle. Es amor. Ceguera. Locura. 200 van a estar en Jerez sin ninguna certeza más allá de su propia obligación con el destino con el que se identifican. Si a alguno de ellos se le preguntara el por qué tal vez no supiera responder, pero no tendría dudas de que hace lo correcto. Jarabe de romanticismo y recuerdos de Pepín, Mansilla, Campanero y Escalante. Bufanda con bolitas y metabandera de niño futbolista con bandera. “¿Usted no se acuerda del 9-0 al Brenes?” Los partidos en Rute como las barricadas del París del 68.

El Córdoba no es un club de cuarta, es un club que juega en cuarta. Lo es porque así lo han deseado quienes dotan de sentido a toda esta convención social que entendemos como fútbol: ustedes. Y quien diga lo contrario no conoce de qué va este juego.

En la vida -y en el fútbol- hay gente que mira a la tierra y no ve más que tierra. Les admiro. Les compadezco. Que pasen una buena temporada de amor puro (y de tierra).

P.S. Muchas gracias, claro. Ya saben.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar