La provincia de Córdoba lidera la tasa de donación de Andalucía con 61,5 donantes por millón de población

El Hospital Reina Sofía ha superado ya los 8.000 trasplantes de órganos y tejidos en sus 40 años de actividad 

Audio

Redacción Córdoba

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 17 ene 2020

La provincia de Córdoba lidera la tasa de donación de Andalucía con 61,5 donantes por millón de población (p.m.p.), por encima de la media regional y nacional (51,1 y 48,9 respectivamente). La delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, ha destacado que “esta tasa se registra en un contexto nacional liderado por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) que, en el Plan Estratégico ‘50x22’, establece alcanzar los 50 donantes p.m.p. en el año 2022, una cifra que en Córdoba se supera con creces gracias nuevamente a la solidaridad de la sociedad”.

Los profesionales del Hospital Universitario Reina Sofía han realizado 8.124 trasplantes de órganos y tejidos desde que arrancó el programa en 1979. En estas cuatro décadas de actividad se han llevado a cabo 1.813 trasplantes renales, 1.444 hepáticos, 697 de corazón, 643 de pulmón, 234 de páncreas, 1.394 de córnea y 1.899 de médula ósea, así como también se han registrado 1.082 donantes desde que se inició esta actividad en Córdoba.

A la convocatoria de hoy, en la que se ha dado a conocer el balance de donación y trasplantes de 2019, también han asistido la directora gerente del hospital, Valle García, el coordinador sectorial de trasplantes de Córdoba, José María Dueñas, el cardiólogo José María Arizón y dos pacientes trasplantados de corazón. El pasado año se realizaron en el Hospital Reina Sofía 216 trasplantes de órganos y 169 de tejidos y se registraron 48 donantes.

INCREMENTO

En 2019 se realizaron 18 trasplantes de órganos más que en 2018, lo que supone un incremento del 9%. Así, el pasado año se efectuaron 87 trasplantes renales, 59 de hígado, 13 de corazón, 48 de pulmón y 9 de páncreas (8 combinados con riñón). De todos ellos, 10 fueron infantiles (uno cardiaco y 9 hepáticos). Entre los trasplantes combinados del pasado año, además de los de páncreas-riñón, destaca uno de hígado y riñón y otro de hígado y pulmón. Este tipo de intervención, de gran complejidad, precisan de la coordinación de un amplio equipo multidisciplinar con mucha pericia y especialización. Además, en el ámbito de los tejidos, se efectuaron 91 trasplantes de córnea y 78 de médula ósea.

La directora gerente del hospital señala que “este balance no sería posible sin el compromiso de la sociedad y el esfuerzo de los profesionales, a quienes agradezco su trabajo y dedicación”. En cuanto a las cifras, Valle García ha valorado que “son especialmente positivos los resultados en trasplante pulmonar, ya que hemos alcanzado un récord histórico desde que en 1993 el equipo de trasplante pulmonar iniciara su actividad”. También ha puesto en valor los datos del programa de trasplante hepático, “que suben respecto al ejercicio anterior precisamente en un año en el que se cumplió tres décadas del programa de trasplante hepático de nuestro centro”.

Por último, también ha puesto en valor la alta preparación del equipo de Cirugía Cardiovascular ante el aumento de la complejidad de los trasplantes cardíacos, ya que los pacientes muchas veces llegan a la intervención en situaciones muy avanzadas de insuficiencia cardiaca y deterioro orgánico general. Estas complicaciones conllevan que en la mitad de los trasplantes cardíacos se utilicen sistemas de asistencia circulatoria (bombas intra o extra corpóreas) para suplir la función de uno o de los dos ventrículos y así ayudar al corazón a desarrollar la función plena antes del trasplante y después, hasta que el nuevo órgano alcance su adecuado funcionamiento.

DONACIÓN

Por su parte, el coordinador de trasplantes, José María Dueñas, enfatiza el incremento en el número de donantes, “que ha sido de un 19,5% al pasar de 40 donantes en 2018 a los 48 donantes de 2019”. El doctor Dueñas añade que “una de cada cuatro donaciones registradas el pasado año en el Hospital Reina Sofía (12 de ellas) fueron en asistolia, un 7,5% más que el año anterior”.

Los profesionales siguen apostando por esta fórmula que consiste en la extracción de los órganos una vez que se confirma el cese irreversible de las funciones cardiorrespiratorias del paciente. Para poder realizar esta técnica con normalidad es muy importante que los profesionales dominen habilidades técnicas complejas de abordaje quirúrgico.

En cuanto a la donación de vivo, concluye el médico intensivista, se contabilizaron el pasado año 4, una renal y tres hepáticas.

NOVEDADES

Entre otros aspectos a destacar en materia de donación y trasplante del pasado año figuran la reciente acreditación del Hospital Cruz Roja de Córdoba como centro autorizado para la extracción de órganos y tejidos. Además, en estos momentos, se está trabajando para la acreditación de otros posibles centros de Córdoba. Esta iniciativa persigue incrementar el número de posibles donantes con los que ofrecer una respuesta lo más rápida posible a las personas que están a la espera de un órgano.

Otra de las líneas de trabajo de este año ha sido la implantación de procesos de la calidad y seguridad en el terreno de la donación, como la incorporación del servicio de Microbiología al equipo multidisciplinar de trasplantes mediante la aplicación de técnicas de biología molecular como la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para el diagnóstico rápido y seguro de los microorganismos que puedan presentar los donantes. En esta línea, destaca también la acreditación por la European Federation for Inmunogenetics (EFI), que permite garantizar la máxima calidad posible a la hora de realizar los estudios de histocompatibilidad e inmunogenética.

Desde la Coordinación de Trasplantes y la UCI se está trabajando en la incorporación de los Cuidados Intensivos Orientados a la Donación en aquellos pacientes con mala evolución y que son candidatos a la donación de órganos. Además, la Coordinación de Trasplantes se ha incorporado al grupo de trabajo de la ONT de donantes de órganos no estándar, para facilitar y mejorar la toma de decisiones y resultados del trasplante de órganos y tejidos a nivel internacional.

HERMANOS TRASPLANTADOS

Tras los datos se esconden los nombres propios, historias de superación que borraron su punto y final y siguen escribiéndose gracias a solidaridad de la población. Valeriano y Raimundo Mínguez, dos hermanos de Fuente Carreteros (Córdoba) han compartido hoy en rueda prensa la suya.

Ambos han sobrevivido durante años con graves complicaciones provocadas por una miocardiopatía hipertrofia severa por mutación genética. Cada uno de ellos ha sufrido varias paradas cardíacas de las que se han podido recuperar gracias a que, según explica su cardiólogo, José María Arizón, “tras el diagnostico, decidimos implantarles un desfibrilador automático (DAI) hasta que la situación clínica llegó a
 ser indicativa de trasplante”. El diagnóstico llegó primero con Valeriano y, tras presentar los mismos síntomas, se detectó que Raimundo sufría la misma enfermedad. El primer corazón llegó para Raimundo en junio del 2018 y, un año después, también en junio, Valeriano fue trasplantado.

En menos de dos años, Valeriano y Raimundo han recuperado su vida. Estos dos hermanos han pasado página y han comenzado un nuevo capítulo gracias a la generosidad de los donantes.

Lo más

En directo2

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE