Boletín

La lluvia y el granizo cambiaron la imagen de Conquista

Aunque la localidad estaba avisada de fuertes lluvias nunca pensaron que caería esta fuerte tormenta

Audio

Redacción Córdoba - J.L.

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 15:07

Conquista es una localidad de la provincia de Córdoba, que cuenta con unos 400 habitantes, que ayer vieron como el lluvia y el granizo arrasaban con todo lo que se encontraba por delante. Mucho no tuvieron tiempo a reaccionar y comenzaron a ver como las calles se convertían en ríos y lo peor de todo, que viviendas y locales se anegaban sin poder hacer nada. Algunos experimentaron la amarga sensación de la impotencia al ver como los muros se caían y sus pertenencias se las llevaba la corriente. Eran las 16:00 horas cuando el cielo parecía que se desplomaba, recogiéndose solo en quince minutos más de 50 litros por metro cuadrado. Muchos fueron los videos que comenzaron a circular por las redes sociales reflejando lo que ocurría, pero la realidad era mucho peor cuando el miedo inundaba cada rincón, y la fuerza del agua era cada vez mayor. 

El alcalde de Conquista, Francisco Buenestado, ha asegurado en COPE “nadie recuerda una tormenta que causara estos daños”. Es la primera vez que ocurre de esta magnitud, y ahora lo único que queda es ponerse a trabajar para recuperar la normalidad. Orgulloso se siente su alcalde, por ver cómo se han volcado todos los vecinos en intentar que Conquista pueda pasar página lo antes posible, de una pesadilla que se ha convertido en realidad. 

La tranquilidad llegaba al conocer que sólo se han producido daños materiales, pero la desolación de Conquista es máxima, que aún están cuantificando los daños que han causado este fuerte aguacero. A todo esto hay que añadir que en una localidad regada por encinas, los daños en la época de bellota han sido máximos, por lo que muchos ganaderos están preocupados. 

Lo más