Cáritas pone en marcha de nuevo su UVI Social para atender a las personas sin hogar

La UVI Social está saliendo a la calle todos los lunes, miércoles y viernes de 20,30 a 0,30 horas, en coordinación con la Red Cohabita

Audio

Redacción Córdoba - Francisco J. Durán

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:44

Cáritas Diocesana de Córdoba ha puesto de nuevo en marcha dos dispositivos de su programa de atención a personas sin hogar, la UVI Social, que está saliendo a la calle todos los lunes, miércoles y viernes de 20,30 a horas a 0,30 horas, en coordinación con la Red Cohabita.

En la primera salida, según ha informado el Obispado de Córdoba, se ha atendido a 60 personas que viven en la calle, a las que se les ha proporcionado alimentación, ropa, mantas y sacos de dormir, y se les ha atendido para establecer un vínculo de comunicación y confianza, para dar respuesta a sus necesidades e informarles de los recursos existentes para la atención a la personas sin hogar en Córdoba.

Por otro lado, el Ala de Baja Exigencia (ABE), que abrirá sus puertas a principios del próximo noviembre, presta ayuda a personas en situación de sin hogar sin requerirles condiciones para el acceso a las instalaciones ni tiempo de permanencia.

Este servicio, que ofrece cena y pernocta, ropa, atención social y desayuno, dispone en este momento de 32 camas y su horario de atención es de 21,30 a 8,00 horas todos los días de la semana. El equipo lo forman dos técnicos y un equipo de voluntariado.

Cáritas Diocesana coordina ambos dispositivos junto al resto de recursos de que dispone para atender a personas sin hogar: la Casa de Acogida 'Madre del Redentor', el Hogar Residencia 'San Pablo' para personas mayores y los Pisos 'Virgen de la Merced' para reclusos, que son los dispositivos que completan el programa.

El pasado mes de septiembre, desde Cáritas se criticó a la Junta de Andalucía, la decisión de eliminar el concierto de 14 plazas para mayores de 60 años del Hogar Residencia de San Pablo de Córdoba, cuyos beneficiarios serían realojados en otra residencia, pero estos mayores no desean salir del que es su hogar. Desde la Junta comunicaron que se trabaja y garantiza el bienestar y la protección de las personas que usan esas residencias. 

Lo más