Boletín

Cáritas pide a la Junta que reconsidere eliminar 14 plazas para mayores en la casa de San Pablo

Estas personas proceden de la calle y se niegan a abandonar el que ha sido su hogar los últimos diez años. 

Audio

Redacción Córdoba - Inma Cabello de Alba

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:40

Cáritas diocesana de Córdoba ha pedido a la Junta de Andalucía que "reconsidere" la decisión de "eliminar" el concierto de 14 plazas para mayores de 60 años del Hogar Residencia de San Pablo de Córdoba, cuyos beneficiarios serán realojados en otros centros públicos. 

El director de Cáritas  Diocesana de Córdoba, Salvador Ruiz, ha explicado que la situación es "dramática" ya que los catorce mayores que deben abandonar el centro "no se quieren ir" y ha asegurado que la organización "no echará a nadie". Dos de los residentes se han negado a marcharse en el taxi enviado por la Junta de Andalucía para su reubicación, mientras que otras dos personas han consentido el traslado, aunque ha sido un vehículo de Cáritas el encargado de transportar sus pertenencias. Mañana continuarían los traslados si la Junta no reconsidera su decisión.

Ruiz ha recordado que la residencia, con 40 plazas y 14 de ellas concertadas, lleva desde 2009 prestando servicio a personas mayores de 60 años que "se recogen de la calle" y que "no tienen familia, ni ingresos", por lo que se encuentran en una situación "de extrema vulnerabilidad".

El centro, en el que trabajan hasta quince personas, se sustenta con "fondos privados" y, hasta ahora, con el concierto de 14 plazas "que llegaron a ser 20", por lo que la eliminación "pone en riesgo el futuro de este hogar para personas que no tienen nada", ha alertado Ruiz.

Ha añadido que los catorce mayores que deben ser realojados, muchos de ellos con casi una década de residencia en lo que "consideran su hogar", han recibido la comunicación "con tristeza e indignación", e incluso, "se han puesto a llorar".

Asimismo, el director de Cáritas en Córdoba ha lamentado que la administración regional les haya comunicado que "no pueden hacer nada" ya que "mientras haya plazas libres en otros centros" se deben realojar a los mayores en los mismos.

Sin embargo, la situación de realojo supone un "transtorno para estas personas" al tener que "abandonar su hogar" y a los que "consideran su familia", tanto a los "compañeros de residencia" como a las "personas que los atienden a diario" .

Lo más