COPE

Andrés Calamaro en COPE Córdoba: “El Cordobés fue a los toros como BB King al blues”

Brindará en La Axerquía 22 temas por el Festival de la Guitarra tras su éxito en Madrid: "el Rock sabe nadar contracorriente. Soportamos adversidades como el racismo o la censura"

"Vicente Amigo es el mejor guitarrista del mundo"

Audio

Toni Cruz González
@tonicruzgon

Redacción COPE Córdoba

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 30 jun 2022

Andrés Calamaro es el plato más sabroso del 41º Festival de la Guitarra y el sábado próximo actuará a partir de las diez y media en la Axerquía. Calamaro está de gira tras haber lanzado su disco "Dios Los cría", con colaboraciones de artistas como Julio Iglesias, Raphael, Iván Ferreiro, Alejandro Sanz, Manolo García o el cordobés Vicente Amigo.

Reconozco que le tengo respeto a esta entrevista porque soy un admirador incondicional de un artista cuya obra supone un pegamento sentimental con mi juventud para mí, para mis amigos e incluso -presumo- para toda una generación. Calamaro bebe de Hendrix y de Gardel. De Dylan y de El Cigala. Bandoneón y guitarra. Hablamos con él.

-Dejó escrito en su “Paracaídas y Vueltas” que es más sencillo quererle siendo otra persona y que las entrevistas son su punto débil, aunque cualquiera que defienda el free jazz y las corridas de toros le cae bien. Intentémoslo.

-Por radio me encantan las entrevistas. Hablar contigo para la gente de comunidad. Me gusta la radio especialmente. Son micrófonos.

- “Fuera de la tauromaquia y el flamenco todo parece superficial”, dijo usted en una entrevista. Y viene a Córdoba, que cuenta con un museo del flamenco y otro taurino. ¿Le motiva especialmente visitar la ciudad de Lagartijo, Guerrita, Machaquito, Manolete, El Cordobés, Finito… y también la de su amigo Vicente?

-Impresionante, sí. Como siempre. Recuerdo la primera en Córdoba. Fuimos con Manolo Tena, con 50 grados de temperatura más o menos y poca gente. También me acuerdo del primer festival de la Guitarra al que fui, pero este va a ser distinto, con un repertorio muy apropiado y con un guitarrista extraordinario como Julián Kanevsky. Va a haber guitarras buenas entonces.

-El Cordobés dijo antes de su primera novillada sin picadores en una entrevista al Diario Córdoba: “Yo no le tengo miedo a los toros... ¡A la vida sí!” Menudo comienzo para un tema…

-(Risas). La tauromaquia está tan llena de conceptos ricos... como la Biblia.El Cordobés es muy importante en el mundo entero porque fue Beatle del toreo. Llevó la tauromaquia con personalidad a todo el mundo, algo que ya no ocurre. Algo así como BB King con el blues. Le debemos mucho respeto al gran Cordobés, Manuel Benítez, y al segundo Cordobés que estuvo toreando con Morante hace nada.

La tauromaquia está tan llena de conceptos ricos... como la Biblia.

-Ya que estamos y por dar la puntilla al tema: ¿El José Tomás de la Arena de Nimes del 16 de septiembre de 2012 o el Maradona del Estadio Azteca del 22 de junio de 1986?

-Son conceptos distintos, pero tienen algo en común: Que tienen embrujada a la pelota. Son inexplicables. El Gallo y Belmonte juntos cien años después como tiene que ser. Los conceptos de hace cien años están para torearlos en el filo de una navaja, que es lo que hace el Maestro José Tomás y lo que hizo en el arte del fútbol Diego Armando Maradona.

-Por cierto, camino del año 2 después del ángel con las alas heridas ¿Le habría gustado a él un Mundial de fútbol en diciembre?

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

-Diciembre es el Mundial... Diego tenía muchísimo corazón en la competencia. Era como José Tomás cuando participaba en la temporada. No descarto que el Maestro esté pensando en entrar en un cartel prosaico como el de Nimes. Diego llevaba la competencia en el corazón como una forma de bondad y de amor. Lo mismo vistiendo los colores de un equipo de fútbol como con la selección, donde fue épico. Muy buena comparación. Cualquiera diría que Morante es un Maradona, José Tomás un Messi. No hace falta separar Jerusalén en dos mitades.

Cualquiera diría que Morante es un Maradona, José Tomás un Messi. No hace falta separar Jerusalén en dos mitades.

-Vayamos a la música. Llevaba un tiempo sin girar y ayer en el Wizink cuentan que fue apoteósico. Calamaro nunca había cantado tan bien, he leído ¿Cómo se sintió acompañado de otro titán como Ariel Rot?

-Madrid es una oreja cara siempre. Es una catedral. Son triunfos muy trabajados. Lo vemos en la cara de los toreros en San Isidro. Es otra cosa. Un compromiso. No siempre se puede torear sonriendo. En Madrid el toro más complicado es el cantante, porque el público es generoso y está entregado. Los músicos de la cuadrilla a un nivel extraordinario y los invitados de postín que se metieron el concierto en el bolsillo. Pucho Tangana se consagró como El Madrileño número 1, el Macho Alfa del cotarro. Inmediatamente después vino Ariel Rot e hicimos tres rock a doble-triple guitarra de Los Rodríguez y el último fue Kase.O con el que hicimos medio y medio la letra de La Flaca con la de Javi y las nuestras y quedó bordado. Terminamos con el pasodoble “Nerva” y un simulacro de toreo a la verónica con capote incluido.

- ¿Está de acuerdo con lo que opina Víctor Lenore en El Confidencial de que “Calamaro es un galáctico del rock, pero le faltan suplentes que le obliguen a ganarse el puesto”? ¿Está arrinconado el rock por otros estilos?

-El Rock se completa en el Pop. El Rock superó muchas barreras para instalarse en una identidad cultural de varias generaciones. Ya no es solo el estilo musical o la forma de hacerlo. El Rock tiene aliados en la música Pop que viene de distintos embriones, así sea el flamenco o la música urbana. También el tango de Argentina. El Rock se hizo con sintetizadores y flauta travesera. Estamos con Kase, Tangana, con Jorge de Ilegales… alguna vez los rockeros cantaron con Mercedes Sosa o con Diego El Cigala. No hay que preocuparse por el futuro del rock. Tiene mucho músculo el Rock en nadar contracorriente. Soportamos adversidades como el racismo, la censura, las dictaduras militares... Siempre le pusimos el pecho, nos curtimos como el cuero y nos gusta como es.

-En su "Dios los cría" reúne a artistas muy diversos para cantar 14 de sus éxitos. ¿Hay algún tipo de música o de músico que Andrés Calamaro rechace o del que se aleje?

-La verdad es que no. La música no rechaza ningún estilo musical y la que no me agrada no la escucho nunca. Tengo montones de discos para decir uno o dos que son los que voy a escuchar y se trata de escucharla con concepto, vigor y con la tensión correcta. Es lo mío. Soy un aficionado también. Los artistas que cantaron en “Dios los cría”... recién la escuché y me mareaba. Es acojonante tener esos aliados y el arte que pusieron todos: Julio Iglesias, Alejandro Sanz, Raphael, Milton Nascimento, Fernando Cabrera, Saúl de los Caifanes, Niño Josele, Vicente Amigo... Como diría Michael Jackson: “Me siento en amistad, sintonía y fraternidad con todos los músicos”. Somos como una familia y los cantantes somos como primos distorsionados. Así que todo bien conmigo.

La música no rechaza ningún estilo musical y la que no me agrada no la escucho nunca.

-Como un rayo no cae nunca en el mismo lugar dos veces una canción no ocurre dos veces igual, supongo. ¿Ahí está el éxito de este “Dios los cría”?

-Qué bien explicado. Es el fundamento de todo. Algunas canciones ya las tocamos mil veces como mil toros va a torear cualquier torero, ya no solo los buenos,y siempre cambia el toro y se improvisa. El Jazz nos enseñó a improvisar. El Blues y el Flamenco son conceptos y la canción siempre es distinta. “Dios los cría”, además del disco de duetos, que es formidable, que hicimos con Ángel Martos y Juan Carlos Larrea. También es una gira que hicimos antes y después con un trío de latin Jazz en el “Licencia para cantar” y ahora estamos preparando un volumen en directo que está bien cantado de verdad y hasta a veces parece que afino bien.

-En la última versión de "Para no olvidar" suena la poderosa Guitarra de Vicente Amigo e incluso se ve al maestro cordobés en su ciudad interpretando el tema. Imagino que ese tema no faltará en el concierto del sábado. Le he leído decir de él que es el mejor guitarrista del mundo.

-Lo segundo, sí. Para lo primero no me ponga en un compromiso porque generalmente no cantamos “Sin documentos” y “Para no olvidar” juntas. Las dos las grabamos con “Los Rodríguez” y son primas hermanas, están en la misma tonalidad y hay que elegir una. No puedo prometer que la tocaremos el sábado.

Sí, Vicente Amigo es el mejor guitarrista del mundo

-Usted siempre ha sido un salmón luchando contra la corriente, pero... ¿no parecemos todos ya un poco salmones en este mundo que iguala para lo bajo a todos?

-Sin duda. Los últimos años han consagrado una plutocracia insólita. Un sometimiento de los pueblos desde la clase media. Los trabajadores autónomos de toda clase, de las medianas industrias y la gente como usted y como yo que pone el cuerpo. Es algo distinto a todo lo conocido, aunque estamos advertidos por intelectuales salmones como Juan Manuel de Prada con sus satánicas columnas durante los primeros 35 días del confinamiento donde pone el dedo en la llaga de una forma deliciosa con esa categoría cristiana que tiene de Prada.

-¿Qué canción recomienda para alguien que quiera conocer a Andrés Calamaro a través de su primer concierto?

-Soy rockero, pero estoy prendado del dúo con Julio Iglesias porque lo vale. Julio Iglesias cantando “Bohemio”, volver en clave porteña y rockera a semejante cantante es un despelote. Afortunadamente tengo muchas canciones para rescatar 22 bien elegidas que vamos a hacer en el Festival de la Guitarra. Por segunda vez.

-Andrés Calamaro escribió en 2008: “Hay dos clases de conciertos: el mejor de la vida y los demás, que no nos dejan del todo conformes. Los otros”. Brindamos por el mejor de nuestra vida en Córdoba el sábado, si le parece bien.

-Tiene que ser. Es la idea. Haremos todo lo posible, como dijo Belmonte a Valle Inclán.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar