Investigadores cordobeses desarrollan un sistema para predecir la cantidad de pasto que crecerá en la dehesa

El modelo también resulta útil para calcular las ayudas públicas que recibe el ganadero al pastizal.

Dehesa

Redacción Córdoba

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 05 feb 2020

Investigadores del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) de Córdoba, y del Grupo de Dinámica Fluvial e Hidrología de la Universidad de Córdoba, han desarrollado un método para calcular cuánto pasto generarán las dehesas.

Según informa la Fundación Descubre, este sistema supone un "ahorro para el ganadero, pues en caso de necesitar pienso ajustará la compra". Además, la nueva herramienta resulta aplicable a la gestión de un ecosistema que abarca más de 1,2 millones de hectáreas en Andalucía, según la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Una de las grandes ventajas de este modelo es su "bajo coste", pues "solo se usan imágenes de satélite y datos meteorológicos, que proporcionan buenos resultados en la estimación de la producción del pasto en un sistema complejo, la dehesa", tal y como ha señalado el investigador del Ifapa Pedro Gómez, autor del estudio 'Remote sensing estimation of net primary production as monitoring indicator of holm oak savanna management', publicado en la revista 'Ecological Indicators'.

La precisión obtenida es similar a la de cultivos más homogéneos, incluso el procedimiento diferencia a escala de parcela el éxito de los tratamientos de mejora de pastizal. Para los investigadores, resultó clave a la hora de abordar el estudio la existencia de las imágenes de los satélites Sentinel 2, de la Agencia Espacial Europea (ESA) que, desde 2015, ofrecen datos agrícolas y forestales.

En este sentido, el ingeniero de montes ha puesto de manifiesto que "nos motivaron las posibilidades de los nuevos satélites de la ESA, con un tiempo de revisita de cinco días al mismo lugar durante su órbita".

El estudio nace a partir del proyecto europeo 'Life bioDehesa', que lidera Andalucía con el objetivo de mejorar la conservación y la biodiversidad de este ecosistema. Las previsiones de crecimiento del pasto la definen los expertos con la medición del gas CO2 (dióxido de carbono) que los vegetales respiran.

De este modo, analizan el carbono que entra y le restan el que sale de las plantas mediante unos aparatos de control, que también miden la velocidad del viento y la presencia de agua. De esta forma, obtienen la cantidad que queda retenido en el vegetal para hacerlo crecer.

"AMPLIA VARIABILIDAD"

Los expertos han aplicado por primera vez a la dehesa este método. Las mediciones para conocer la productividad en pastizal de este tipo de bosque aclarado las tomaron durante los cinco años de trabajo. "Los resultados mostraron una amplia variabilidad tanto espacial como temporal, oscilando desde menos de 1.000 kilos por hectárea a más de 4.000 según el tipo de suelo o la climatología", ha expresado Gómez.

El modelo también resulta útil para calcular las ayudas públicas que recibe el ganadero al pastizal. Estas plantas, herbáceas del tipo gramíneas y leguminosas, tienen como fin alimentar al ganado en el campo o, una vez recogidas, en los establos.

La investigación no ha tomado muestras de pasto cada día, por lo que en la actualidad estudian la forma de refinar el modelo para obtener resultados fiables a escala diaria, dentro del proyecto 'SensDehesa'.

El trabajo de los científicos cordobeses ha sido financiado por el Ifapa a través de los proyectos 'Life bioDehesa' y 'SensDehesa', cofinanciados al 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional dentro del Programa Operativo de Andalucía 2014-2020.

Lo más

En directo

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar