COPE

Albert Puig: “en Córdoba haciendo las cosas bien e invirtiendo se puede tener una cantera fabulosa"

El ex director de cantera del Barcelona y del Córdoba dirige ahora al Albirex Niigata y ha explicado en COPE su paso por el club blanquiverde y su “surrealista” salida

Audio

Toni Cruz González
@tonicruzgon

Redacción COPE Córdoba

Córdoba

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 20:00

Albert Puig es uno de los técnicos de cantera de más prestigio de España. Fue entrenador y director de la Academia de La Masía durante diez años. Después trabajó para la selección de Gabón antes de convertirse en Director del Fútbol Base cordobesista, cargo que compatibilizó con su cargo en un club californiano, el De Anza Force Soccer Club. Fue luego segundo de Doménec Torrent en el New York City y en la actualidad dirige al Albirex Niigata, de Segunda japonesa. Allí trabaja también el cordobés Eu Gavilán, como rehabilitador y readaptador.

-Lo primero, ¿cómo se está viviendo la pandemia en Japón?

-Hemos ido a caer en el mejor país posible en ese sentido. Aquí son 140 millones de habitantes y las muertes son mínimas. Debido a su cultura tan ordenada y que la mascarilla, el orden y la distancia social están muy implantados y eso ayuda. Aquí nunca nos han confinado y la vida ha sido prácticamente normal. Únicamente la competición estuvo parada unos meses y ahora hemos tenido que jugar más partidos seguidos.

-Has conocido la vida y el fútbol europeo, africano, americano y asiático. ¿Con qué estilo de vida te quedas? ¿Se notan mucho las diferencias de este deporte en un continente u otro?

-El fútbol es un reflejo de la cultura de un país y su idiosincrasia. Los países donde hace más calor el fútbol es más talentoso y menos físico. En los que hace más frío, por necesidad fisiología, es mucho más activo y más físico. En África aprendió mucho del talento y las vivencias de allí. Fue un master class más a nivel personal. En California estuve en un clima parecido al de Córdoba y luego en Nueva York pasé más frío. El fútbol norteamericano es más físico y en japón más técnico, más de velocidad de balón. Son experiencias que llevo viviendo desde 2014.

"Te pagan por tu experiencia para decidir quién vale y quién no"

-Diez años en la cantera culé dan para ver mucho talento y para decidir carreras. ¿En qué te basabas para decidir quién valía y quién no en un lugar con tantos grandes proyectos?

-Es el momento más duro. Te pagan por tu experiencia para decidir quién vale y quién no. Hubo errores, pero fueron mínimos. En mi época captamos todo el talento nacional y mucho del extranjero. Muchos llegaron como Riqui Puig, Ansu Fati, Munir y otros el club los vendió o fueron rescatados como Dani Olmo, Cucurella… Jugadores que llegaron al máximo nivel.

-Las dos últimas grandes estrellas blaugranas, Ansu Fati y Riqui Puig, fueron forjadas durante tu etapa allí. ¿Cuándo fue la primera vez que les vistes y qué te llamó la atención de ellos?

-Cada uno es diferente. Ansu acababa de venir de África y me llamó la atención su desparpajo, cómo es él, su fútbol alegre y despreocupado, su calidad técnica… A Cucurella lo vi en una Copa Danone en Sudáfrica cuando estaba en el Espanyol y le fiché junto a Lee Seung-Woo y era un jugador muy trabajador y muy serio. Dani Olmo destacaba por su capacidad goleadora desde pequeño. Riqui Puig era un pequeñín entre enormes y tenía una calidad de pases brutal. De la zona de Andalucía fichamos a Miranda, que también ha llegado a profesional. A Brahim Díaz lo llegamos a fichar, pero rompimos el contrato. Lo que buscas en el Barcelona es fichar talento, que es la garantía más alta que puedes tener para el futuro.

"Carlos González insistió en ficharme, pero dos años más tarde el señor León me envió una carta diciendo que yo nunca había existido en el club. Una cosa surrealista que nunca me había pasado"

- ¿Ha habido algún caso de jugador que se quedase en nada esperando muchísimo de él?

-En nada esperando muchísimo no, pero sí casos en los que crees que pueden ser referencia pero no han llegado a ese punto de super clase mundial. Y al revés. Un jugador, lo más importante, es su capacidad de progresión continua que tiene. En algunos casos llegan a límites que no podías pensar.

-¿Qué te pareció, en lo que pudiste conocer, la cantera de talentos de aquí? ¿Qué quedó de la Fábrica de Talentos? ¿Por qué se rompió el vínculo?

-Nunca lo he dicho previamente porque no podía hablar con la prensa. Entiendo que haya gente que no sepa nada de mi paso por ahí. Mi idea cuando salí del Barcelona era conocer mundo, pero Carlos González me insistió tanto que decidí visitar Córdoba y bajé con él en tren. Al final le ofrecí mi experiencia y puse a un agente de mi confianza como Álex Gómez y venir una vez cada mes y coordinar desde el extranjero. Creo que funcionó. En dos años se hizo un muy buen trabajo en el club. Equipos de la ciudad, como el Séneca, se acercaron al Córdoba. Y, de repente, Alejandro González me pidió alargar un poco el contrato y alargarlo y luego durante un año y pico no supe nada hasta que desde la junta del señor León me enviaron una carta diciendo que yo nunca había existido en el club. Una cosa surrealista que nunca me ha pasado. Pero, obviando esto, mi recuerdo de Córdoba es muy bueno. Además, dejé muy buenos amigos y conocí a Eu Gavilán que está aquí conmigo y es uno de los mejores preparadores físicos del mundo. Córdoba haciendo las cosas bien e invirtiendo puede tener una cantera fabulosa porque está en una situación estratégica fabulosa. En Andalucía hay mucho talento y en Córdoba se tiene.

"La evolución del fútbol siempre es en la velocidad. No hablo de velocidad física, sino de balón sobre todo"

- ¿Hacia dónde va el fútbol? ¿Se ha abierto una tercera vía entre Simeone y Guardiola? ¿Entre Bilardo o Menotti? o ¿Siguen existiendo apenas dos maneras reales de ejercer como entrenador?

-La evolución del fútbol siempre es en la velocidad. No hablo de velocidad física, sino de balón sobre todo. Un caso más por ejemplo podría ser Klopp entrando más en la combinación y la presión y la recuperación y en dos pases llegas a la portería. Es la velocidad dentro del contexto de cada estilo. Pero a veces se comenta que es más físico, pero es más relativo. Todo evoluciona en el tiempo a través de los mecanismos que hoy tenemos de alto nivel de preparación física, alimentación y fisioterapia orientado a la velocidad y a que las decisiones sean más rápidas que antes. Esto ha sido siempre la constante en el fútbol.

-Conoces bien a Luis Enrique, el actual seleccionador español. ¿Te está sorprendiendo su gestión hasta el momento al frente del equipo? ¿Qué te pareció el 6-0 a Alemania?

-Tiene mucho futuro y un talento brutal, pero no fue un resultado normal. Creo que hay dos factores que están desestabilizando los marcadores y lo hemos vivido nosotros también aquí: la acumulación de partidos por la Covid que hace mermar a todos y la ausencia de público. Que no haya público provoca relajación en los jugadores y que se produzcan goleadas que antes no se producían. Resultados que antes podían ser dos o tres cero derivan en goleadas. Es un fenómeno a estudiar.

"Más vale subir cuando hay que subir, porque así te puedes mantener. Si no, incluso puedes bajar más.

-Por cierto, en el Albirex Niigata os quieren, por lo que he visto…

-Gracias a Dios nos está yendo bien. Hemos cambiado el estilo de un equipo que nunca habían jugado de la manera que proponemos. La ciudad se ha sorprendido, les ha gustado. Hemos venido aquí porque hay un respeto absoluto a la profesión de entrenador. A Eu le sorprende que al equipo visitante se le aplauda nada más entra a calentar. Al árbitro se le respeta. Es un mundo muy diferente. Lo estamos disfrutando. Aprovecho para decir que tenéis a un gran técnico en proyección como Eu Gavilán.

-Por curiosidad, ¿sigues al Córdoba? ¿Cuál crees que es la clave, con tu experiencia, para subir por la vía rápida a Segunda?

-No hay ningún secreto, pero hay un concepto en el fútbol que dice que cuanto a más velocidad sacas un balón, a la misma velocidad vuelve. Todas las vías rápidas suelen provocar descensos rápidos. Creo en las cosas bien hechas, en proyectos estables, infraestructuras, una base muy sólida de academia para que puedas mantenerte, que haya recursos estables… Cuando creas todo eso, aparte de subir te mantienes. Más vale subir cuando hay que subir, porque así te puedes mantener. Si no, incluso puedes bajar más.

También te puede interesar:

- Juan Sabas, en COPE: “Llevé a los jugadores del Extremadura a ver una vendimia para que vieran la vida real"

- El día que el Córdoba C.F. fue líder en Primera

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar