Boletín

Semana Santa Jerez

La luz de la Pascua alumbra el final de la Semana Santa 2019

Cristo Resucitado procesiona suscitando en la calle la última expectación de unos días con menos inestabilidad meteorológica de la temida lluvia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:23

Los cristianos reciben la Pascua conmemorando la Resurrección y abriendo el nuevo tiempo litúrgico con la Vigilia Pascual de la noche del Sábado Santo y la solemne pontifical de este Domingo de Resurrección. Monseñor José Mazuelos Pérez, el obispo diocesano, ha tenido a su cargo ambas en la Santa Iglesia Catedral de San Salvador desde donde la procesión del Resucitado ha dado continuidad en la calle a esta expectación pascual.

“Dispongámonos a entrar en este tiempo de alegría y de fiesta. Pidámosle a nuestra Madre, la primera según piadosa tradición en ver a su Hijo resucitado, que por su poderosa intercesión nos conceda la gracia de experimentar en la propia vida la resurrección gloriosa de Cristo, que es también nuestra”, ha instado el pastor antes que la procesión saliera con Cristo acompañado, en otro paso, por Nuestra Señora de la Luz.Las mariquillas, broches y rostrillos en la imagen mariana, que procesiona en paso descubierto, sin palio, configuraron estrenos que visibilizan cómo los últimos cofrades en salir a su itinerario en la Semana Santa jerezana hacen caso de la recomendación del obispo de arrimarse a la Virgen para apreciar el misterio de la Sagrada Resurrección en la portentosa obra del imaginero Luis González Rey que ocupa el primero de los pasos.

Ha sido, como siempre, procesión de campanillas infantiles en el cortejo y campanadas festivas desde la torre de la Catedral, templo del cual no se aleja demasiado esta procesión de nazarenos blancos de capa. El ambiente en el entorno de Alameda Vieja, callejas como Pozuelo y Latorre; Arenal, Lancería y Larga que, siendo parte de la Carrera Oficial, el Resucitado recorre al revés; Tornería o Carpintería Baja ha sido espléndido.Atrás quedan las mañanas en las que, por mor de adaptarla al anuncio del misterio antes de la pontifical, la procesión marchaba en calles más vacías que este Domingo de Resurrección. Discurrió entre mediodía y primeras horas de la tarde y Jerez se quedó a almorzar en el centro llenando de vida los establecimientos hosteleros dando vida a las vías públicas a la sombra de la vida con mayúsculas de Aquél que las ha recorrido.

Lo más