Boletín

Orangetheory Fitness abrirá 5 nuevos estudios en Madrid, Barcelona y Andalucía en 2019

Orangetheory Fitness abrirá 5 nuevos estudios en Madrid, Barcelona y Andalucía en 2019

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:55

La cadena estadounidense cuenta con cerca de 1.150 centros repartidos por 24 mercados internacionales

La cadena estadounidense OrangeTheory Fitness, especializada en la gestión de centros de fitness, abrirá cinco nuevos estudios en España en 2019, que ya están en construcción o en fase de selección de local, en Barcelona, tres, Madrid y Andalucía.

Estas aperturas, que podrían verse incrementadas, supondrán la consolidación de la marca tanto en Madrid como en Cataluña, así como su entrada en el sur de España. Los planes de expansión de la compañía son alcanzar las 40 unidades en los próximos 10 años, y crecer bajo un sistema mixto, con locales propios y franquiciados, informa en una nota.

OrangeTheory Fitness, fundada en 2010 en Florida (Estados Unidos), inauguró en 2018 261 estudios en todo el mundo, alcanzando un total de 1.124 centros. En 2018, la compañía alcanzó una facturación de 1.000 millones de dólares.

En 2019, Orangetheory Fitness prevé superar ampliamente esta cifra con nuevas aperturas en los 24 mercados internacionales en los que ya opera y abrir sus primeras unidades en países clave como Francia, y fuera de Europa en Sudamérica y Asia.

En España desembarcó en 2017 con un primer establecimiento en el Centro Comercial Diversia, de La Moraleja, y ya cuenta con un centro más en la zona de Azca de Madrid.

"El desarrollo de OrangeTheory Fitness a nivel desde su fundación ha sido espectacular. Hace tres años solo existían en el mundo unos 300 estudios, y actualmente la cadena cuenta con cerca de 1200 unidades, y se ha convertido en la compañía de mayor crecimiento del sector del fitness en los últimos años", afirmó David Estébanez, director de expansión de la compañía para España.

OrangeTheory Fitness ofrece clases personalizadas para pequeños grupos de hasta 24 personas, y se apoya en el entrenamiento basado en intervalos de alta intensidad. Cada participante utiliza un monitor de ritmo cardíaco que le permite ver, en las pantallas del estudio, y más tarde en su smartphone su frecuencia cardíaca máxima durante todo el entrenamiento en una escala de colores.

Los picos de máximo esfuerzo, y la alternancia de intensidad, provocan un efecto llamado 'after burn', que estimula el metabolismo, permite consumir entre 500 y 1.000 calorías en 60 minutos y, además, continuar quemando calorías a una tasa promedio de 15 a 20% más alta que la media estándar, durante las 24 o 36 horas siguientes.

Lo más