TRASTORNOS ALIMENTACIÓN (Entrevista)

La exdeportista Sheila Herrero alerta contra la busca del cuerpo 'perfecto'

Silvia Rubio Julve

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:46

Silvia Rubio Julve

Desde el conocimiento que le otorga su trayectoria profesional como patinadora, así como por la anorexia que sufrió cuando tenía 24 años, Sheila Herrero (Zaragoza, 1976) contempla con preocupación la obsesión que tienen los jóvenes hoy en día por alcanzar el cuerpo 'perfecto'.

Casi la mitad de los jóvenes, tanto chicos como chicas, viven obsesionados por su imagen y por el que dirán, y por ello dedican cada vez más tiempo al cuidado de su cuerpo, buscan soluciones rápidas que les permitan conseguir ese cuerpo 'perfecto', señala Herrero a Efe.

La expatinadora de velocidad, retirada en 2003 con 15 títulos mundiales en su haber, es la deportista española más laureada, por encima incluso del motociclista Ángel Nieto, y desde el trampolín de sus éxitos deportivos, pero también desde el sufrimiento por la anorexia, quiere alzar la voz para evitar que los chicos y chicas de las nuevas generaciones pasen por lo que ella pasó.

Esa obsesión por el cuerpo 'perfecto', explica, viene influenciada por la publicidad y las redes sociales, donde se muestran cuerpos ideales asociados con la felicidad, el éxito y la aceptación social, y provoca que este sector de la sociedad sienta "una insatisfacción constante al no alcanzar ese cuerpo 'perfecto' que se muestra en las redes sociales".

Además, añade que los jóvenes llegan a creer que las pastillas para adelgazar o bajar de peso rápido que anuncian, así como dietas específicas para conseguir un cuerpo 10 en apenas cuatro semanas, van a permitirles conseguir en un tiempo breve esa imagen que aparece en las revistas.

Pero, en palabras de Herrero, "eso no es cierto al cien por cien". Según explica, no existen pastillas milagrosas.

"Éstas pueden ayudar siempre y cuando se combine con una buena alimentación y la práctica de ejercicio", lo que, a su juicio, es "algo que no tienen en cuenta la mayoría de los jóvenes", que "sólo se quedan con el anuncio y su ideal a conseguir".

Además, pone de relieve que aunque se observa una mayor obsesión por parte de los chicos por conseguir un cuerpo 'perfecto', también son las chicas las que buscan alcanzarlo y, según expresa, toda esta situación "va a peor, ya que cada vez hay una mayor obsesión por alcanzar un ideal de perfección".

Los chicos pasan horas y horas en el gimnasio, principalmente haciendo pesas, buscando el cuerpo perfecto y para ello, según cuenta Herrero, "llegan a modificar su alimentación".

Ante esto, comenta que los jóvenes intercambian comidas por batidos proteicos, dejan la dieta mediterránea para centrarse en una basada en proteína, e incluso empiezan a tomar pastillas, como anabolizantes o esteroides, que les permitan conseguir más músculo en menos tiempo.

Los jóvenes, puntualiza, desconocen el riesgo al que someten a sus riñones, hígados y otros órganos por el simple hecho de verse bien. "Una vez que se dañan estos órganos, quedan marcados y ya no hay vuelta atrás", remarca Herrero.

Las chicas también buscan alcanzar ese cuerpo delgado de las modelos, pero expresa que "a veces, el querer alcanzar ese ideal puede irse de las manos, llevándote a una enfermedad como la anorexia o la bulimia".

Y ella lo sabe. La anorexia, según sus palabras, es "un fantasma que te acompaña siempre".

Es una enfermedad mental que te encierra en "una burbuja" y que te lleva por "mil trampas". Ella, a los 24 años, cayó en todas ellas.

El cuerpo 'perfecto' no está tan lejos, no se esconde dentro de burbujas ni detrás de miles de trampas. "Sólo hay que combinar una buena alimentación junto con un ejercicio constante", concluye la zaragozana.

Lo más