ESTADIO VALLECAS (Crónica)

Tranquilidad y desinformación en Vallecas tras el cierre del estadio del Rayo

Marta Moreno y Sol Carreras.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:42

Marta Moreno y Sol Carreras.

Tras la noticia del cierre temporal del Estadio de Vallecas y la decisión de no celebrar partidos hasta que finalicen las obras, las inmediaciones de este recinto madrileño han amanecido en un ambiente tranquilo, con muchos vecinos que no entienden la decisión y otros que ni se han enterado.

Para Cruz, abonado del Rayo Vallecano, la noticia del cierre temporal del estadio fue una sorpresa, ya que estuvo en el partido anterior y, aunque pudo ver "bastante deficiencia", pensó que "todo estaba controlado".

A Luis, otro aficionado, le parece "de vergüenza" que la propietaria del estadio, la Comunidad de Madrid, "se haya comprometido a abrir en una fecha y no lo haya hecho" (con las obras terminadas), mientras que otros, como Miguel Ángel, consideran que la decisión es la correcta.

Y es que el pasado 19 de agosto, con las obras aún en marcha, un niño de 4 años se cayó a unos escombros desde un metro de altura al desplomarse una barandilla, cuando terminó el partido entre el Rayo y el Sevilla, pero resultó ileso.

La Comunidad de Madrid comunicó ayer a la Liga su resolución de no celebrar ningún evento deportivo desde el 1 de septiembre hasta como máximo mediados de octubre, por lo que el partido entre el Rayo y Athletic Club de Bilbao, previsto para esa fecha, ha quedado aplazado.

Lo hizo después de que la dirección de la obra desaconsejara el acceso de público a las instalaciones debido a la intensificación de los trabajos en el estadio, iniciados el 4 de junio.

"Se ha hecho lo que cabía hacer. Cuando se ve un problema que puede conllevar inseguridad para las personas, se toman soluciones", ha dicho el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Garrido ha señalado que por el momento se ha pospuesto un partido, el del día 1 de septiembre, y el siguiente, según el calendario de la Liga, tendrá lugar "fuera del campo del Rayo", el 14 de septiembre en el Estadio El Alcozar, en Huesca.

En su opinión, para el siguiente partido de fútbol previsto en el Estadio de Vallecas, el 22 de septiembre, hay "margen para que las obras se hayan podido completar".

La portavoz en funciones del Gobierno regional, Engracia Hidalgo, ha comentado que "no tiene por qué existir un problema" con los partidos si las obras terminan a mediados de septiembre, como estaba previsto, antes de que la empresa pidiera una prórroga de un mes.

El presidente de la Federación de Peñas del Rayo Vallecano, Antonio Castilla Ferrer, ha anunciado que en el caso de que no se den las condiciones de seguridad necesarias al terminar las obras tienen previsto convocar concentraciones y manifestaciones.

Por su parte, la agrupación de peñas del Rayo, a través de la plataforma ADRV, ha pedido hoy la salida del presidente del club, Raúl Martín Presa, que ha calificado de "incapaz".

La Comunidad de Madrid ha invertido 1,2 millones de euros en la fase inicial de la reforma del Estadio del Rayo Vallecano con el objetivo de subsanar los desperfectos para poder pasar la Inspección Técnica de Edificios (ITE), pendiente desde hace seis años.

Los trabajos están dirigidos a mejorar la accesibilidad al estadio e incluyen actuaciones para paliar los problemas de humedades detectados principalmente en los graderíos bajos del edificio.

El estadio, inaugurado en 1976, es propiedad de la Comunidad de Madrid, que en 1989 firmó un convenio con el Rayo Vallecano para cederle de forma gratuita las instalaciones a cambio de que el club se encargara de su mantenimiento.

Lo más