Atletismo

La IAAF mantiene la suspensión a Rusia

Rusia deberá pagar los costes de la WADA, aceptar que hubo 'dopaje de Estado' y entregar las muestras de los atletas sospechosos si quiere retornar a la IAAF, que valoró positivamente sus últimos esfuerzos.

IAAF

Rusia seguirá sancionada por sus problemas con el dopaje. IAAF

EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:29

Rusia "ha avanzado mucho" en control al dopaje pero debe cumplir tres requisitos para volver a "confiar plenamente" y levantar la suspensión que pesa sobre ella, afirmó en Buenos Aires el presidente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), Sebastian Coe.

"Se está progresando en algunas áreas clave y hay aún algunos espacios por cubrir, pero creo que mis colegas en el Consejo concluyeron que ha habido suficiente cambio y que este es fiable", dijo Coe al cabo de una sesión del Consejo de la IAAF a la que asistió el jefe del grupo de trabajo para lo relativo a la suspensión a Rusia, Rune Andersen.

Coe celebró los "progresos realizados" por Rusia y señaló que el "cambio es muy fiable", pero anticipó que la suspensión solo se levantará cuando la IAAF pueda "fiarse por completo" de Rusia. Andersen fijó diciembre como posible fecha para "abrir la puerta" a la readmisión de Rusia, en coincidencia con la próxima reunión del Consejo de la IAAF.

Respecto a las mejoras realizadas, el jefe del grupo de trabajo destacó que Rusia "ha resuelto" sus problemas con la "suspensión provisional de entrenadores" y "han trabajado duro en relación a los atletas jóvenes", algo por lo que desde la IAAF están "felices".

Sin embargo, para que los atletas rusos vuelvan a las pistas, el grupo de trabajo encabezado por Andersen estableció tres requisitos en los que la Federación Rusa de Atletismo debe mejorar.

En primer lugar, la federación deberá pagar los costos de las tareas de la WADA, algo a lo que la delegación rusa se ha comprometido "por escrito", según Andersen.

Asimismo, tendrá que aceptar que se produjo una conspiración del Ministerio de Deportes ruso para "orquestar y encubrir" las prácticas de dopaje, reveladas en dos informes de la WADA en 2015, año en que comenzó la suspensión que sigue vigente por parte de la IAAF y que el COI aplicó además en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Por último, los autoridades rusas tendrán que proveer los datos de las muestras relativas a los supuestos casos de dopaje apuntados por la WADA, para determinar si tales hallazgos deben ser "perseguidos". En su pasada reunión, que tuvo lugar el pasado marzo en Birmingham (Reino Unido), la IAAF amenazó con expulsar a Rusia de manera definitiva si en los cinco meses posteriores no se registraban grandes progresos en la lucha contra el dopaje.

Coe informó de que la IAAF modificó las reglas de los cambios de nacionalidad en atletas para "proteger la integridad" del atletismo y cortar un "problema creciente" en el tráfico de atletas, sobre quienes pretenden "proteger sus derechos de libertad de movimiento" y, en última instancia, "el desvío de financiación en las organizaciones asociadas".

Lo más