Atletismo

Bruno Hortelano vuela hasta los 20.19 en los 200 metros

El atleta español mostró que está totalmente recuperado del accidente sufrido en 2016 en el que se destrozó la mano derecha y con un tiempo de 20.19 se quedó a solo siete centésimas de su récord de España (20.12).

Bruno Hortelano

Bruno Hortelano es el actual campeón de Europa de los 200 metros. Cordon press

EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 16:22

El campeón de Europa de la distancia Bruno Hortelano (Nike Running) dio este miércoles todo un recital en los 200 metros del Mitin Internacional Ciudad de Barcelona, en el Estadio Joan Serrahima, al vencer en la prueba con un tiempo de 20.19, a siete centésimas de su récord de España (20.12).

El plusmarquista nacional de los 100 (10.06), 200 (20.12) y 400 (44.69) competía por vez primera en España desde su accidente en septiembre de 2016. Llegaba a Barcelona tras haber batido hace dos semanas el histórico récord de los 400 metros de Gaietà Cornet con 44.96, vigente desde el 12 de agosto de 1989, y lo dejó en 44.69 y después de haber logrado este año 20.35 en Holanda y 20:30 el pasado 30 de junio en París.

Bruno Hortelano, plusmarquista español de los 100, 200 y 400 metros, aseguró tras ganar los 200 metros (20.19) en la reunión de Barcelona, sentirse "en mejor estado de forma que el año olímpico de Río".

"El 20.19 es la mejor marca del año y mi cuarta mejor marca de siempre. Aun estoy afinando, es la segunda marca buena que he hecho esta temporada, pero me veo perfecto para el Europeo de Berlín", destacó tras ganar la prueba.

El plusmarquista español de 200 metros (20.12) y vigente campeón de Europa de la distancia, fundamentó esa afirmación en que durante toda la semana pasada estuvo "entrenando cien por cien la velocidad" para hacer "la transición del 400 al 200" y que, pese a eso, le había salido "una buena carrera".

"Estoy haciendo la transición en el momento adecuado, empezando a afinar, ahora es cuando el volumen empieza a bajar y están saliendo las marcas", destacó optimista Hortelano quien añadió que está "volviendo a la sensaciones de hace dos años", cuando todavía no había sufrido el accidente de tráfico en el que se destrozó la mano derecha. 

En una sucesión de tuits, Armas revela lo que ocurre "entre bambalinas" cuando no está en la pista Bruno Hortelano, que esta temporada ha regresado en gran forma a las pistas casi dos años después de su grave accidente de tráfico en Madrid.

"Fue fantástico lo de ayer, está siendo fantástica la temporada. Cada 400 que corre hace marca personal, incluido un Récord de España que tenía 29 años (el de Cayetano Cornet en 400). A cada 200 marca de la temporada, incluso sin encontrarse bien. Pero aunque es Oro todo lo que reluce, detrás de las "bambalinas", no está siendo todo tan fácil como parece", advierte Armas.

"Bruno está cogido con imperdibles y tenemos que mantenerlo entre algodones. Es lo que tiene a ver sufrido un accidente de tráfico siendo un deportista de élite y querer volver al 110%", señala.

Armas recuerda que Bruno tuvo que renunciar el año pasado a los Mundiales al aire libre de Londres y este año a los de pista cubierta por una pubalgia. "Tuvimos que retrasar el inicio del periodo de competición casi un mes por otra lesión. Descartar correr en Estocolmo, porque no recuperó completamente después de Hengelo. La semana de París apareció una molestia en el gemelo derecho y unido probablemente, al cansancio del 400 de Madrid, la carrera no salió como esperábamos", confiesa el representante.

Con todo, la última semana ha sido "especialmente difícil" para Hortelano. "A la molestia del gemelo, se unió otra en el isquio izquierdo debida fundamentalmente al entrenamiento de velocidad punta y aceleración que realizó, entrenamiento que no había podido realizar desde antes de los Juegos de Río".

"El viernes", explica, "no pudo ni siquiera entrenar y el sábado cuando se probó por la mañana, vio que existía riesgo grave de lesión, por lo que acudió a Mikel Cos (fisioterapeuta barcelonés de la selección española), que durante 2 horas le estuvo tratando consiguiendo una gran mejoría".

"El lunes", continúa Armas, "se pilla la espalda levantándose de una silla, por lo que no pudo entrenar y necesita voltaren para poder dormir. El martes por la mañana le hicieron otro tratamiento y tuvieron que volver a pincharle voltaren y por la tarde, por lo menos, pudo hacer una salida de tacos".

El mánager asegura que hasta este mismo viernes por la mañana no sabían si Bruno podría correr en Barcelona. "Pero le volvieron a pinchar voltaren y voló. Ya veis, parece fácil, él lo hace fácil, pero cuesta mucho volar", concluye.

Lo más