COPE

Golf

Rafa Cabrera Bello se corona campeón en el Open de España

El canario se impuso en el desempate final al también español Adru Arnaus. Cabrera firmó un total de 19 golpes bajo par. Rahm quedó lejos de la victoria final.

ctv-b43-fbwyzzlwqacfdjv

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:09

Cabrera Bello, campeón

El golfista canario Rafa Cabrera Bello, que recientemente perdió la tarjeta PGA, sacó a relucir su mejor versión de juego en el Abierto de España disputado en el Club de Campo de Madrid y se llevó el triunfo en un torneo en el que el gran favorito, Jon Rahm, se quedó muy lejos de la victoria y se marchó "frustrado".




Como ya ocurrió en el Abierto de Irlanda hace dos años, cuando Rahm remontó seis golpes a Cabrera Bello en la jornada final, el golfista de Barrika se encomendó a esos recuerdos para tratar de hacer la machada, aunque pronto sus ilusiones se desvanecieron. En el hoyo 2 realizó un 'bogey' y en el siete otro. "Me voy frustrado", confesó después.

Fue entonces cuando la victoria realmente pasó a ser cosa de dos, del barcelonés Adrián Arnaus y el canario Rafa Cabrera Bello. Ambos protagonizaron un bonito duelo que se tuvo que resolver en un hoyo de desempate en el que el canario estuvo más acertado, en parte también a su oficio como veterano.

Hasta ese desempate fueron alternándose ventajas mínimas en una jornada en la que Cabrera Bello comenzó con dudas debido a un 'doble bogey'. Después cuatro 'birdies' y un hoyo final en el que salvó una bola de partido debido a un fallo de Arnaus cuando tenía la victoria a tiro. El barcelonés jugó muy seguro todo el día salvo en el momento clave, en el que dos errores le dejaron con la miel en los labios.

Arnaus, que acarició su primer título como profesional, completó una jornada con dos 'eagle', dos 'birdies' y dos 'bogey'. Un registro que le permitió acabar con 67 golpes (-4) y, sobre todo, muy buenas sensaciones en su continuo crecimiento jugador.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La otra cara de la moneda fue la de Cabrera Bello, subcampeón en 2019 y que ahora, dos años después, aprovechó su oportunidad tras su brillante tercera jornada para coronarse campeón.

El golfista canario, profesional desde 2005, escribió su nombre con letras de oro en el Abierto de España, un título que se une en su palmarés a otros tres del Circuito Europeo (Open de Austria en 2009, Omega Dubai Dessert Classic en 2012 y Open de Escocia en 2017), así como su contribución a la victoria del equipo europeo en la Copa Eurasia de 2018.

Otro de los golfistas españoles más destacados fue el joven amateur David Puig, que, a sus 19 años, firmó 70 golpes (-1) en la última jornada, en la que incluso realizó un 'eagle', y cerró su participación en el Abierto de España con 274 golpes (-10).

Rahm, lejos de la victoria

Jon Rahm, número uno del mundo, concluyó el Abierto de España de golf alejado de la victoria, lastrado por el mal rendimiento de la tercera jornada que le impidió una remontada hacía el podio el último día, en el que un 'bogey' en el segundo hoyo le sacó directamente de la pelea.

El golfista vasco, que en las dos primeras jornadas se mostró como uno de los principales candidatos a la victoria con un -8 y un -4, pagó caro el bajo rendimiento que tuvo en el tercer día de competición en el Club de Campo Villa de Madrid.

Encuadrado en su grupo de partido con el español Adrián Arnaus y el holandés Wil Besseling, Rahm siempre fue a remolque en su juego y todo lo que podía ir mal le salió mal, como reconoció después.

En el hoyo 3 realizó un 'bogey' y en el cinco un 'doble bogey'. De esos dos fallos no se recompuso, pese a anotarse dos 'birdies' en el 7 y 9. En el 12 y 13 volvió a cometer dos fallos con sendos 'bogey' que le sacaron mentalmente de la partida aunque acabó con un 'birdie', el cuarto de la tarde, en el mismo sitió donde lo realizó la jornada precedente.

Así, la última jornada, Jon Rahm, en la que compitió junto con el inglés Ross McGowan y el escocés Grant Forrest, la afrontó a seis golpes del líder, el también español Rafa Cabrera Bello. El objetivo era remontar esa diferencia, como ya logró hace dos años en el Abierto de Irlanda.

Sin embargo, desde el principio, el golfista vasco vio frenadas sus ilusiones. En el hoyo 2 realizó un 'bogey' y en el siete otro. Mientras tanto, sus rivales seguían sin fallar, por lo que el resto de hoyos fueron un mero trámite para escalar alguna posición, concluyendo la última jornada con cuatro 'birdies' y 69 golpes (-2).

El golfista vasco, doble ganador del Abierto de España en 2018 y 2019, aspiraba a repetir esos triunfos para igualar con tres títulos al legendario Severiano Ballesteros, que consiguió subir a lo más alto del podium en 1981, 1985 y 1995.

Pese a su discreto papel en Madrid, el golfista de Barrika. foco de todas las miradas durante los cuatros días del campeonato, fue despedido con una inmensa ovación por parte de la afición española que llenó el Club de Campo.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar