Fútbol | Real Madrid

Zidane: "Sigo pensando que hay Liga para nosotros"

El técnico francés lamentó la baja de Neymar tras su operación y señaló que el equipo no está pensando ya en el duelo del martes ante el PSG. Además, no quiso desvelar si Cristiano jugará ante el Getafe, restó importancia a la polémica con Isco y lo que tardó en salir del campo y siguió defendiendo que aun queda Liga. "Era imposible que el Atlético estuviera a cinco y mira ahora si ganan allí. ¿Os lo esperabais?", apuntó. 

Zidane

Zinedine Zidane defendió que aun quedan opciones de ganar LaLiga. Reuters

EFE

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 15:01

Zidane no ocultó que se sentía "más cabreado" después del empate del Barcelona en su visita a Las Palmas, por la oportunidad de recortar puntos que su equipo perdió al caer dos días antes ante el Espanyol, y siguió defendiendo, en un tono más serio de lo que es habitual en él, que "hay Liga".

"La Liga está complicada, imposible no", sigue defendiendo Zidane, pese a que una vez más su equipo cortó la racha de victorias con una dolorosa derrota en su visita al Espanyol. "Por lo del Espanyol estamos un poco cabreados, creo que no merecíamos perder, pero en el fútbol hay que estar concentrados hasta el final y no lo estuvimos. Pero no cambia nada, tampoco cuando las cosas van bien. Ya pasó y hay que conectar con lo que últimamente estamos haciendo bien", señaló.

"Que la Liga es complicada, sí, pero imposible no, porque hay que ver lo que pasa entre el primero y el segundo. Nadie esperaba que ahora hubiese cinco puntos entre Barcelona y Atlético, que pueden ser dos el domingo. Yo soy optimista siempre hasta el final y hay Liga", añadió.

Centrado en su equipo, en corregir los problemas que impiden que tenga regularidad, Zidane fue contundente al ser preguntado por temas del Barcelona, como el penalti que le fue señalado en contra 746 días después. "Me da igual, no me interesa, no es mi asunto".

Y tampoco expresó su deseo de un resultado para el Barcelona-Atlético de Madrid: "No me interesa lo que van a hacer porque siempre va a haber Liga hasta el final, para todos además. Toda la gente piensa que ya está sentenciada, pero en el fútbol nunca lo está. Tenemos que meternos en la cabeza que los partidos que tenemos en Liga son importantes cada día".

Por eso, el técnico madridista solo enfocó al próximo encuentro de su equipo ante el Getafe. "Acabamos de perder un partido y queremos hacer todo lo posible para pensar en la victoria otra vez, haciendo lo máximo en el campo. Hay que meter todo".

Y entiende que sus jugadores, inconscientemente, tengan en su cabeza el encuentro ante el PSG. "Yo puedo decir lo que quiera, pero al final el jugador tiene en la cabeza el partido del martes. Da igual porque nos interesa el partido ante el Getafe. Estábamos haciendo las cosas bien, la primera parte contra el Espanyol fue muy buena y la segunda no. El jugador siempre piensa en un partido como el del PSG pero, para prepararlo, primero hay que hacer un buen partido mañana", afirmó.

Zidane advirtió sobre la motivación que tendrá el Getafe: "Como todos los equipos. Para él es el partido del año y tenemos que pensar que debe ser también para nosotros". "Es un equipo que defiende bien, muy organizado y tiene jugadores de calidad", señaló.

No quiso desvelar nada del once que alineará, ni si Cristiano Ronaldo volverá a él tras descansar ante el Espanyol. "Lo que tenemos que hacer es ganar partidos, para esperar ganar algo a final de temporada. Es el camino y en lo que debemos pensar. Si nosotros estamos siempre con esa mentalidad y motivación, podemos conseguir algo bueno".

Zidane volvió a mandar un mensaje a Neymar, que pasará por el quirófano y se perderá el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones en París, y se mostró convencido de que el elegido para sustituir al brasileño generará los mismos problemas.

"Lo sentimos por Neymar", aseguró Zidane que ya dijo tras la lesión del brasileño que nunca habría deseado su ausencia en el PSG-Real Madrid del próximo martes. "El resto es un equipo muy fuerte y el jugador que va a sustituir a Neymar será bueno seguro. No pensamos que el partido va a ser fácil", añadió.

"Hay preocupación, pero es simplemente respeto porque es un partido de vuelta de octavos de final de Champions, hay que jugar al 200 por cien un partido tan importante y cualquier jugador que juegue en lugar de Neymar va a querer demostrar mucho y hacerlo muy bien. Va a ser un partido muy complicado como esperaba desde el sorteo", reconoció.

En el bando madridista, el técnico francés celebró que el brasileño Marcelo ya esté recuperado pero guardó hermetismo sobre el estado del alemán Toni Kroos y el croata Luka Modric. "Lo importante es que esté mañana Marcelo con nosotros ya, el primero en volver y luego veremos día a día. No puedo decir nada, es la sensación del jugador lo que más importa y yo los quiero al cien por cien. Mañana es el partido ante el Getafe, para el martes no lo sé, iremos día a día", señaló.

Incluso reconoció que nada de lo que pase en el encuentro de Liga afectará a un equipo titular para París que aún no tiene perfilado. "Solo estoy pensando en mañana, no tengo decidido para nada el equipo del martes. Primero hay un partido que tenemos que hacerlo bien y luego tendremos tiempo para el martes"

Zidane se mostró comprensivo con la lentitud que tuvo Isco Alarcón para abandonar el campo en la visita al Espanyol cuando el encuentro marchaba empatado, aseguró que entiende su enfado y calificó su actitud de "espectacular".

Los 28 segundos que Isco tardó en salir del césped en el RCDE Stadium el pasado martes, cuando una vez más fue sustituido por Zidane, no fueron motivo de crítica para su entrenador, que defendió a su jugador y lo respaldó públicamente.

"Es normal que esté molesto Isco porque no quiere salir del campo, como todos los jugadores, pero su actitud siempre es espectacular", manifestó en rueda de prensa. "Entrena bien, es un jugador querido por todos y este asunto para mí no existe. Aquí todos estamos juntos y que el jugador esté enfadado es normal", añadió ante la polémica desatada después de la derrota del Real Madrid ante el Espanyol.

Lo más