Noticia de El Partido de las 12

La plantilla del Barça cuestiona los métodos de Luis Enrique

Luis Enrique el sábado pasado en Anoeta donde el Barça perdió 1-0 con la Real Sociedad (Reuters)

Luis Enrique el sábado pasado en Anoeta donde el Barça perdió 1-0 con la Real Sociedad (Reuters)

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:54

Según contó Joseba Larrañaga este jueves en El Partido de las 12, los jugadores del Barça coinciden en que la planificación física no ha sido la más adecuada y que ha habido un inmovilismo exagerado por parte de Luis Enrique, que no ha sabido reconducir la situación en las épocas de bonanza. Esto es algo que los jugadores veían venir desde el mes de enero.

Messi está jugando con molestias musculares

Después de la eliminación en la Champions ha quedado instalado en el Barça el "estado de excepción". El batacazo europeo les ha devuelto a la realidad, y la realidad es que el equipo está moral y físicamente hundido.

Ayer les contamos sólo la punta del iceberg, que son esas molestias musculares que arrastra Messi desde hace ya varias semanas y que le impiden jugar al 100%. Algunos hoy se rasgaban las vestiduras poniendo en duda la información que ayer les adelantábamos. Hoy ya han preguntado y sí, parece que la estrella argentina tiene algo. Gracias, compañeros.

Messi lleva en tratamiento kinésico desde hace varias semanas; está en permanente contacto con el doctor Poser, y no precisamente para ver si come lentejas o garbanzos. Su musculatura está resentida, y sus piernas no responden como a él le gustaría, lo que le hacen dudar de todo y de todos.

Sin embargo, su bajón físico, motivado por una excesiva carga de partidos y por lesiones intermitentes a lo largo de la temporada, coincide con un bajón físico general del equipo. Y la respuesta que te dan desde dentro del vestuario apunta a Luis Enrique y a su cuerpo técnico.

Los jugadores del Barça coinciden en que la planificación física no ha sido la más adecuada y que ha habido un inmovilismo exagerado por parte de Luis Enrique, que no ha sabido reconducir la situación en las épocas de bonanza. Esto es algo que los jugadores veían venir desde el mes de enero, cuando el Barça era una apisonadora allá por donde iba, pero que el técnico asturiano desestimó en todo momento.

El equipo cayó en la complacencia de su cuerpo técnico de verse indestructibles, y lo han pagado caro: eliminados de la Champions, y con el equipo física y anímicamente destrozado.

Lo más