Supercopa de España

La Federación propone que la Supercopa se dispute en Tánger el 12 de agosto y el Sevilla no acepta

La Federación ha propuesto a Barça y Sevilla que la Supercopa de España se dispute a partido único el domingo 12 de agosto que podría ser Tánger. El Sevilla no ha aceptado la propuesta "por respeto a sus socios" y quiere que la final sea a doble partido, el 5 y el 12 de agosto. La federación tratará en su Junta Directiva la problemática de la Supercopa el próximo lunes.

 

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 00:38

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha propuesto al Barcelona y al Sevilla que la Supercopa de España se dispute a partido único y en terreno neutral el domingo 12 de agosto, decisión que está pendiente de confirmarse en función de la respuesta que den ambos clubes en las próximas horas.

El presidente del Sevilla, José Castro, ha afirmado este jueves en rueda de prensa que el club hispalense se negará a disputar la Supercopa a un partido, tal y como ha propuesto la RFEF, debido a que debe "cumplir el compromiso que tiene con sus "socios y jugar en el Sánchez Pizjuán un partido que es de abono".

Castro ha solicitado que el primer título de la temporada 2018-19 se dirima "a dos partidos, el 5 y el 12 de agosto, que eran las fechas inicialmente previstas" aunque está resignado a que "terminará decidiendo el Consejo Superior de Deportes, que es una instancia superior".

El Barça estaba dispuesto a aceptar a partido único el 12 de agosto en Marruecos siempre que las 3 partes estuvieran de acuerdo

Así se lo hizo saber el organismo a unos y a otros durante la reunión mantenida en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas y que contó con la presencia del presidente Luis Rubiales, del responsable de Relaciones Institucionales y Deportivas del Barcelona, Guillermo Amor, del CEO del club azulgrana Óscar Grau, del presidente del Sevilla, José Castro, y del director general del conjunto andaluz José María Cruz.

Una vez trasladada esa proposición los equipos la analizarán y anunciarán su decisión final, en principio antes de que acabe el día. En caso de que no haya acuerdo, se recurrirá al arbitraje del Consejo Superior de Deportes (CSD).

"La propuesta es sede neutral y el día 12. El día 9 el Sevilla si Dios quiere tiene un compromiso europeo y en tal caso tendríamos que dar como mínimo cuarenta y ocho horas de descanso. El Barcelona también lo ha entendido así y el día 12 es el idóneo y el elegido si ambos clubes lo deciden", explicó Rubiales posteriormente ante los medios. 

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), afirmó que existen grandes opciones de que la Supercopa de España que mide este año al Barcelona y al Sevilla se dispute a partido único siendo el 12 de agosto el día con más opciones y teniendo como escenario un terreno neutral.

"Ha sido una reunión muy positiva de la que podemos sacar varias conclusiones. Hay muchas posibilidades de que la final de la Supercopa este año sea a partido único, es muy probable. Tenemos que esperar porque se le ha hecho una propuesta a ambos clubes que tienen que analizar y estudiar. Esta noche, de urgencia, se reunirán cada uno en su ciudad para comunicarnos lo antes posible qué deciden", explicó tras la reunión mantenida con representantes de unos y otros

"Espero que a las doce de la noche, lo antes posible, tengamos el sí oficial. Y en caso de que sea no la situación es dos partidos, cada uno en su estadio. En caso de que ocurra eso, sabéis que tenemos un problema con las fechas que tendremos que resolver. Trataríamos de acudir al CSD para que ellos arbitraran en esta decisión", añadió.

El mandatario no quiso anunciar el lugar donde tendría lugar el choque: "Queremos ser rigurosos y esperar el momento. Es una situación novedosa en la que nos encontramos, en los últimos tiempos nunca ha ocurrido esto y nunca va a volver a ocurrir. Queremos dejar claro que la Supercopa es una final a doble partido y en la que los clubes tienen una taquilla muy importante, la federación tiene dos partidos en la televisión...".

"Todos estamos cediendo ante la situación que este año ha generado el calendario. Por lo tanto pido paciencia. Podemos tener una buena noticia o si los clubes no aceptan la propuesta, ir a un arbitraje", agregó.

Uno de los temas que más preocupa es movilizar a las aficiones: "Los finalistas de la Supercopa son generalmente equipos con unas grandes aficiones que generan unas grandes taquillas y no queremos perjudicar económicamente a los equipos españoles. A corto plazo no vemos que vaya a haber un cambio. Cosa diferente es que en el futuro se generen otras vías de ingresos interesantes".

"Tanto el Barcelona como el Sevilla están muy preocupados por sus aficiones y porque en el caso de que sea a partido único, estas sean compensadas y puedan disfrutar del partido. Esa es la mayor preocupación que las dos partes han esbozado aquí. Nosotros hemos propuesto una vía de compensación que la van a estudiar. Estamos tratando de buscar facilidades", completó.

Asimismo aseguró que no pretenden imponer su criterio: "La Supercopa es competencia de la federación y podíamos obligar a celebrarla a un partido o a dos pero no lo vemos democrático ni entendemos que sea así, tienen que ser los clubes los que participen".

"El Barcelona prefiere el doce y el diecinueve, el Sevilla el cinco y el doce. También está la postura de LaLiga, de la AFE, la nuestra... Ojalá no sea necesario acudir al CSD. No queremos una decisión, queremos una propuesta y que se elija lo mejor", señaló. 

Lo más