FÚTBOL | SELECCIÓN ESPAÑOLA

España ya prepara el estreno ante Portugal

Tras la victoria ante Túnez, los suplentes este sábado y los que no tuvieron minutos se han puesto el mono de trabajo y han comenzado a preparar el encuentro ante Portugal. Carvajal sigue sin saltar al campo y no estará ante los lusos.

 

EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:35

La selección española regresó a los entrenamientos horas después de vencer en el último de sus amistosos, ante Túnez, con una sesión de recuperación para los titulares, de los que tan solo Isco Alarcón y Thiago Alcántara pisaron el césped con el grupo que trabajó con más intensidad aún sin Carvajal.

España ya piensa en su estreno en el Mundial de Rusia, ante Portugal el próximo viernes, que comenzó a preparar con un suave entrenamiento en el que el seleccionador Julen Lopetegui separó a sus jugadores.

Los que fueron titulares en el último test ante Túnez, salvo Isco y Thiago, no saltaron al campo de entrenamiento y tuvieron una sesión de recuperación y fisioterapia para una rápida recuperación. Sobre el césped trabajaron los que fueron suplentes o no tuvieron minutos en el amistoso.

De momento Dani Carvajal sigue sin entrenarse con sus compañeros y completando en solitario el plan de recuperación de su lesión muscular, mientras que su sustituto natural, Álvaro Odriozola, no saltó al campo de entrenamiento como Isco y Thiago pese a ser el tercer cambio que realizó Lopetegui al descanso. Tras el partido comentó que jugó con molestias estomacales y tuvo reposo.

En una mañana calurosa en la ciudad deportiva del CF Krasnodar, la selección española se entrenó sin De Gea, Odriozola, Sergio Ramos, Gerard Piqué, Jordi Alba, Sergio Busquets, Andrés Iniesta, David Silva ni Rodrigo Moreno.

El resto de internacionales, más los refuerzos de Rodri y Jesús Vallejo, iniciaron la mañana con un calentamiento en un circuito y rondos en los quince minutos abiertos a la presencia de los medios de comunicación. Las miradas se centraron en Iago Aspas, autor del tanto del triunfo en el último amistoso de España, que enciende el debate del 9. 

Por su parte, Portugal celebró este domingo bajo una incesante lluvia su primer entrenamiento en Rusia con un Cristiano Ronaldo con cara de pocos amigos. El entrenamiento estuvo marcado por la lluvia y las temperaturas inusualmente bajas para esta época del año, incluso en la capital rusa, ya que los termómetros marcaban unos 10 grados.

El propio jugador del Real Madrid saltó al campo de entrenamiento situado en la localidad de Krátovo, a unos 25 kilómetros al sureste de Moscú, con jersey de manga larga y mallas térmicas en las piernas. Cristiano, cuyo futuro en el Real Madrid está en el aire, comenzó nervioso, e incluso durante el partidillo pateó el balón por encima de las gradas tras cometer un fallo en un control.

Con todo, los 200-300 aficionados que se congregaron en el campo, ya que el entrenamiento fue abierto al público, ni se inmutaron con los gestos del astro luso y no dejaron de animar a su ídolo. "¡Cristiano! ¡Portugal!", coreaban los niños de varias escuelas deportivas invitados al evento.

Su insistencia recibió el merecido premio cuando el futbolista madridista se acercó al final a las gradas para firmar autógrafos y sacarse fotos con sus seguidores. Uno de los hinchas incluso le mostró el retrato que le había hecho, una pintura que guardaba mucha similitud con el futbolista luso.

Por lo demás, el entrenamiento, que se prolongó por espacio de más de una hora, tuvo rondos, disparos a puerta y un partidillo a medio campo. Se le vio especialmente activo al valencianista Guedes, que podría compartir punta de ataque con Cristiano, dada la mala temporada de Andre Silva en el Milán.

Lo más