Boletín

Sevilla

Machín: "Los futbolistas nunca me han hecho dudar de su implicación"

Estaba centrado en el Espanyol y en levantar el ánimo del grupo, pero la andadura llega hasta hoy y no me queda otra que asumirlo", admitió Machín

Machín: El Slavia, de una forma u otra, nos ha avasallado

Europa Presscope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:52

El ya exentrenador del Sevilla FC, Pablo Machín, ha afirmado este viernes que los futbolistas que estaban a sus órdenes "nunca" le han hecho dudar al respecto "de su implicación", pese al bajón en su desempeño y que les ha costado la eliminación en la Copa del Rey y recientemente en la 'Europa League'.

"Han sido prácticamente nueve meses, de los cuales ha habido momentos enormemente felices y que pintaban bien las cosas, otros en los que los resultados no se han dado. Pero quiero agradecer esa primera confianza en el mes de junio; a vosotros también el trato que me habéis dispensado; a la afición, que siempre ha estado con el equipo", dijo en rueda de prensa.

Así, Machín prosiguió con sus agradecimientos. "A los futbolistas, que nunca me han hecho dudar de su implicación y estoy convencido de que están capacitados para conseguir esos éxitos que no he podido culminar aquí. No es momento de lamentaciones ni excusas, sino de agradecer porque me he sentido un privilegiado, un sevillista más y una persona muy querida", comentó.

La derrota frente al Slavia de Praga, por 4-3 en la vuelta de los octavos de final de la Liga Europa, precipitó su destitución. "El fútbol no es lo que cree el entrenador. Hay gente que toma las decisiones y a mí solo me queda digerirlas, acatarlas y aprender. Estos meses han sido gratificantes y una experiencia muy amplia para aprovecharla en otro sitio donde se vuelva a contar conmigo", aseguró.

"Siempre he sido sincero aquí, el apoyo siempre lo he sentido porque la manera de actuar del club ha sido siempre la misma desde el primer día hasta ayer. Me siento en ese aspecto como cuando llegué, pero me llega por sorpresa por la inmediatez con el siguiente partido y el parón", destacó.

"El detonante seguro ha sido ese partido --ante el Slavia-- en el que, a falta de un minuto, teníamos el objetivo. Estaba centrado en el Espanyol y en levantar el ánimo del grupo, pero la andadura llega hasta hoy y no me queda otra que asumirlo", admitió Machín.

Además, mandó un mensaje a la afición. "Siempre les he valorado, desde el primer momento sé que no somos nada sin ellos, son ese jugador número 12 y que nadie tenga duda de que mi implicación ha sido máxima y por ello tengo la conciencia tranquila. Si he decepcionado a alguien, lo siento; pero siempre he ido al máximo", concluyó.

Lo más