Boletín

Fútbol

Borja Fernández anuncia entre lágrimas el fin de su trayectoria futbolística

Según explicó, tomó esta decisión "de manera muy rápida, en un momento de lucidez", pero su futuro "seguirá vinculado al Real Valladolid".

Borja Fernández

Borja Fernández deja el fútbol@realvalladolid

EFEcope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:21

El centrocampista Borja Fernández ha anunciado este viernes, entre lágrimas, el final de su trayectoria deportiva como jugador, a sus 38 años de edad y después de dieciocho temporadas en una decena de clubes, el último de ellos el Real Valladolid, al que ha pertenecido en tres etapas diferentes.

Acompañado por familiares, amigos, excompañeros y de la actual plantilla blanquivioleta, Borja Fernández (Orense, 1981) ha anunciado durante una multitudinaria rueda de prensa el final de una trayectoria deportiva que comenzó en el Real Madrid Castilla en 2001.

El jugador ha informado de que cuelga las botas después de un último año "muy complicado", en el que ha contado con pocos minutos de juego,

Según explicó, tomó esta decisión "de manera muy rápida, en un momento de lucidez", pero su futuro "seguirá vinculado al Real Valladolid", club al que ha defendido durante siete temporadas en tres etapas diferentes, tal y como confirmó el presidente ejecutivo, Carlos Suárez, quien también estuvo a su lado.

Borja ha dejado claro que, si hubiera jugado "como la pasada temporada", en la que fue una parte importante de los esquemas del equipo y uno de los artífices del ascenso a primera división, habría "seguido un año más", pero los últimos meses han sido "muy duros" para él y considera que ha tomado "la mejor decisión".

"No me voy a arrepentir", ha aclarado el central, quien afrontará una nueva etapa en el club de la que no han querido desvelar nada, ni él, ni el entrenador, Sergio González, ni Carlos Suárez, pero que le aporta "ilusión" y le permitirá pasar mejor este trance, ya que siempre resulta "difícil" decir adiós a toda una vida.

Apenas podía articular palabra, ya que las lágrimas se apoderaron de él desde el mismo momento en el que ha anunciado su retirada, puesto que afloraron "multitud de recuerdos" no solo de su paso por el Real Valladolid, sino también por el Real Madrid, Getafe, Mallorca, Éibar, Deportivo de la Coruña y Almería sin olvidar su aventura en la India (Atlético Kolkata).

El jugador ha querido agradecer el apoyo de la afición, por la que siempre se ha sentido "querido", aunque es consciente de que ha sido centro de algunas críticas desde el mismo momento en el que el club le recuperaba la pasada temporada, a sus 37 años, para buscar de nuevo el ascenso.

Pero el hecho de dejar a su equipo en primera división le permite despedirse "con la cabeza alta", tal y como ha advertido quien ha sido su último entrenador, Sergio González, y también su "amigo", y quien le ha definido como una persona que "da el máximo dentro y fuera del terreno de juego, y ayuda a unir al equipo".

Sergio González ha asegurado que Borja podrá tener la despedida que merece como profesional y, por tanto, en el partido de este sábado ante el Valencia "será titular indiscutible" para poder recibir la ovación de un estadio que, además, va a presentar un ambiente inmejorable, puesto que tendrá ocupadas todas las localidades.

Suárez no ha querido dejar pasar la ocasión para valorar públicamente lo que consiguió Borja hace varias temporadas, concretamente, en 2016, cuando llegó a Valladolid en la situación más complicada del club, ya que estuvo a punto de bajar a Segunda B y su desaparición se cernía en el horizonte.

"Gracias a Borja el equipo se unió, se convirtió en el líder y tiró de todos nosotros para sacarnos de un pozo oscuro del que parecía que no podríamos salir", ha comentado Suárez, también entre lágrimas, para dejar constancia de "la lección de hombría, de entrega y de humildad" del que ya es una leyenda del Real Valladolid.

Lo más