Copa Libertadores

Tévez: "El ejemplo que dan en España contra la violencia es muy importante"

Boca realizó su primera sesión de trabajo en tierras madrileñas este jueves tras la cual hablaron ante los medios Tévez y Gago, entre otros.

 

EFE

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 17:14

El delantero argentino del Boca Juniors Carlos Tévez aseguró, tras su primer entrenamiento en Madrid de cara a la final de la Copa Libertadores del domingo en el Santiago Bernabéu, que están "agradecidos a España" por acoger el partido aunque es "triste no jugar" en Argentina.

"La verdad es que siempre estamos agradecidos a España porque nos recibe siempre muy bien. Estamos contentos porque nos tocó España y no otro país, y fue un poco lamentable, un poco triste no estar jugando esta final en nuestro país. Nadie duda que los jugadores nos hemos ganado el derecho de jugar en nuestro país la final y nos han sacado de aquí", aseguró el delantero argentino.

Tévez, que atendió a los medios de comunicación tras el primer entrenamiento del Boca Juniors en Madrid, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas de la Real Federación Españpla de Fútbol (RFEF), reiteró su agradecimiento a España por recibir esta vuelta de la final, suspendida por los incidentes del 25 de noviembre en Buenos Aires, cuando apedrearon el autobús de Boca camino del Monumental.

"Agradecer a la gente de España por recibirnos, por tener esté quilombo en este lado y recibirnos de esta manera, agradecido", añadió. El 'Apache' no disimuló su disgusto por tener que disputar la final de la Copa Libertadores de América en Europa debido a los disturbios.

"Primero el respeto a los españoles, pero después ya dije, pensé que el más burro en historia era yo, pero estos muchachos me ganaron", manifestó sobre la decisión de la Conmebol de llevar el partido fuera de Argentina.

Preguntado por la llegada de hinchas radicales o barras bravas a Madrid como Rafael Di Zeo, cuyo viaje fue autorizado, Tévez recordó que la Policía Nacional española ha devuelto a otro cabecilla de los hinchas radicales, Maxi Mazzaro. "Me dijeron que agarraron a un par de barras, es importante el ejemplo que da España para estas cosas, mano dura. Creo que nosotros también necesitamos un poco, es importante que ustedes den el ejemplo y nosotros tomarlo", finalizó. 

El conjunto argentino completó este jueves en la Ciudad del Fútbol de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), en la localidad de Las Rozas, al norte de Madrid, su primer entrenamiento en España de cara a la final de la Copa Libertadores del domingo en el Santiago Bernabéu.

Sobre el lugar de entrenamiento habitual de la selección española, los pupilos de Guillermo Barrios Schelotto realizaron una hora y media de práctica, que generó una gran expectación mediática, con más de 150 periodistas acreditados de 64 medios de comunicación, 45 cámaras y una treintena de fotógrafos.

El técnico del conjunto 'xeneize' no quiso dar pistas sobre la alineación que presentará el domingo ya que probó en un partidillo con un buen número de delanteros, que probablemente no coincidan juntos en el once inicial.

Así, en uno de los equipos que se enfrentó en el partidillo figuraron juntos los delanteros Ramón 'Wanchope' Ábila y Darío Benedetto, que probablemente estén en la lucha por un puesto titular en la punta del ataque "xeneize", y en el mismo equipo participaron los extremos Cristian Pavón y Edwin Cardona.

Los que no serán de la partida con bastante probabilidad serán el delantero Carlos 'el Apache' Tévez, que jugó en el equipo de los teóricos suplentes y falló un penalti durante la práctica, ni el centrocampista Fernando Gago, exjugador del Real Madrid que seguramente comenzará el duelo en el banquillo. Una veintena de aficionados del Boca Juniors se acercaron a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para hacer notar su aliento a sus ídolos desde el exterior del recinto.

Tras la sesión, Tévez, Gago, Benedetto, el colombiano Wilmar Barrios y Lisandro Magallán atendieron a los medios de comunicación congregados para conocer sus primeras impresiones en su primera práctica en Madrid. El conjunto 'xeneize' tendrá una nueva sesión de entrenamientos el viernes en el mismo escenario, tras la cual comparecerá ante los medios el entrenador Guillemo Barrios Schelotto. 

Fernando Gago manifestó que "lo ideal" era jugar la final de la Copa Libertadores contra River Plate en Sudamérica, pero se mostró "contento" de que la sede elegida sea el Santiago Bernabéu, estadio del Real Madrid, su exequipo.

"Si soy sincero, creo que lo ideal era jugarlo en Sudamérica, en la cancha de River Plate, creo que le haría bien al fútbol argentino, al fútbol sudamericano. Lamentablemente se dio esta situación. Es un estadio que conozco, he vivido muchas cosas importantes de mi vida futbolística aquí, así que estoy contento", señaló Gago tras el primer entrenamiento de Boca Juniors en Madrid.

"Estuvimos hablando un poco de lo que significa el estadio, de lo que significa a nivel mundial, de los grandes jugadores que han jugado. Pero este partido va a ser distinto, es una final de Libertadores y todo tiene un condimento especial, todas las palabras que puedan decir sobre el estadio, cuando entremos todos va a ser distinto", explicó.

Preguntado por los aficionados de Boca que no van a poder trasladarse a Madrid, Gago dijo que "estarán presentes aunque no hayan podido viajar" y elogió su empuje. "El sentimiento del hincha de Boca no se compara con nada del mundo, como lo vive, como lo disfruta, las muestras de cariño que hemos tenido en cada situación, hay que felicitarlos, pero bueno, tenemos que hacer un buen partido para ganar por nosotros y por la gente", añadió.

En cuanto a la situación vivida tras los disturbios del día 25 de noviembre cuando el autobús de Boca fue atacado por hinchas radicales en su camino hacia el Monumental de Buenos Aires, con piedras y gas mostaza que llegaron a dañar a algunos jugadores, Gago explicó que tuvieron una gran incertidumbre sobre qué ocurriría con el partido.

"Fue todo muy extraño, ninguno estábamos acostumbrados a vivir lo que pasó, no saber hasta el día del partido si se jugaba o no, fueron muchas cosas, lamentablemente se dio así, desde que se conoció que se jugaba acá, se pensó en que era una final, que había que viajar para jugarla, y en ese camino estamos. Ahora quedan tres días para vivirlo y tenemos que prepararlos de la mejor forma", dijo.

En cuanto a la seguridad y la posibilidad de que haya disturbios en Madrid, Gago reclamó que sea "una fiesta del fútbol". "Aquí y en Argentina, es un deporte, un espectáculo, gana uno y pierde otro. A nadie le gusta perder pero hay que vivirlo como una fiesta y es lo que necesitamos todos a nivel mundial", finalizó.

Darío Benedetto manifestó que "ojalá sea una final en paz" y que "aprendan de verdad" en Argentina. "Ojalá que sea para tener una final que sea un espectáculo, tenerla en paz y que aprendan de verdad en Argentina que nos está haciendo mucha falta", opinó el delantero.

"La semana anterior fue muy dura para todos, para los jugadores de River lo mismo. Estábamos esperando si se jugaba o no, nos estaban volviendo locos. Lo que pasó respecto a que si se iba a jugar o no fue vergonzoso, sobre todo para el jugador, y ojalá que no falle. El partido contra Independiente sirvió para volver al triunfo y borrar toda esa semana", explicó.

Lo más