Football Leaks

Mbappé asegura que él paga sus impuestos, no el PSG

La joven estrella del PSG ha desmentido las informaciones de Football Leaks y ha asegurado que el quien paga sus impuestos rigurosamente y no su club.

Kylian Mbappe

Kylian Mbappe, jugador del PSG. EFE

EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 21:07

La joven estrella del París Saint Germain (PSG) Kylian Mbappé asegura que es él quien paga los impuestos que la corresponden por todos sus ingresos, no su club como lo afirman algunos medios, y que todos los abona en Francia.

"Quiero precisar que pago todos mis impuestos en Francia, por todos mis ingresos", explica Mbappé en una entrevista emitida por la emisora "France Info", en relación con lo publicado por "Médiapart" en el marco de la investigación de "Football Leaks" sobre las supuestas condiciones que fijó para su fichaje por el PSG en el verano de 2017.

Afirma que "es totalmente falso" que exigiera que el equipo le pagara 10 millones de euros para abonar los impuestos que le corresponderían. "Para mí lo importante era ver en qué club podía dar lo mejor y continuar mi progresión. Elegí el París Saint Germain de forma natural".

Una vez que se decantó por la formación de la capital francesa, hubo negociaciones pero todo lo que hizo cumplía las reglas, añade el delantero de 19 años.

Mbappé, que hasta el verano de 2017 jugaba en el Mónaco, fue comprado por el PSG -y no por el Real Madrid, que también lo había intentado-, mediante una operación financiera que incluía un préstamo gratuito el primer año con una opción obligatoria de pagar 145 millones el siguiente y otros 35 más si se prolongaba su contrato.

En un primer momento, se pensó que el escalonamiento del pago perseguía que el PSG no infringiera las reglas del juego limpio financiero de la UEFA, tras haber desembolsado ese mismo año 222 millones por el brasileño Neymar. Sin embargo, según "Football Leaks", en realidad ese montaje sirvió para evitar el pago de un impuesto en Francia.

Preguntado sobre las revelaciones también de "Football Leaks" de que el PSG utilizó criterios étnicos para fichar promesas para su centro de formación, Mbappé no quiso pronunciarse para "no decir tonterías" porque no estaba al corriente. 

Por su parte, el PSG, que dice haber descubierto hace apenas un mes que se utilizaban criterios étnicos para fichar jóvenes promesas, ha lanzado una investigación interna y promete sanciones una vez se establezcan las responsabilidades.

Su director general delegado, Jean-Claude Blanc, en una doble entrevista publicada este viernes por los diarios franceses "L'Équipe" y "Le Parisien", confirmó que la entidad se enteró hace un mes de la existencia de fichas en las que se catalogaba a los jugadores en cuatro categorías: francés, magrebí, antillano y africano.

Blanc avanzó que desde entonces han lanzado una investigación interna que han encargado a dos abogados externos al club y que esperan resultados dentro de dos semanas. Aseguró que antes "nadie" y "en ningún momento" había comunicado a la dirección que se utilizaban esas fichas.

No obstante, admitió que en 2014 habían recibido "una alerta sobre declaraciones ambiguas en una reunión del departamento de formación" de Marc Westerloppe, responsable de la captación de jóvenes promesas desde 2013. Según las filtraciones de "Football Leaks", Westerloppe consideró en esa reunión que había "demasiados antillanos y africanos" en el club y que la dirección quería más franceses.

Blanc dijo en las entrevistas divulgadas que convocó en 2014 a Westerloppe para conocer si sus "ambiguas declaraciones" eran ciertas, pero "lo desmintió con precisión" y al final del encuentro estimó que "no había pruebas para despedirlo, ni tan siquiera para una sanción".

El director aseguró que el presidente del club parisino, Naser Al-Khelaïfi, no estaba entonces al corriente de la situación, y que sólo le avisó cuando la dirección tuvo conocimiento hace un mes, a través de los periodistas que les aportaron pruebas, de que se recurría a fichas con criterios étnicos.

La ministra francesa de Deportes, Roxana Maracineanu, avanzó en declaraciones a la emisora "FranceInfo" que de ser "ciertos" los hechos pueden conllevar "sanciones disciplinarias, incluso penales".

La legislación francesa penaliza con hasta cinco años de cárcel y 300.000 euros de multa la "recogida o el tratamiento de datos de carácter personal que incluyen, directa o indirectamente, orígenes raciales o étnicos de personas". 

Lo más