Copa del Rey

El Betis se lleva de El Sardinero una ventaja mínima (0-1)

El único gol del partido fue de Sergio León, de penalti, en la primera parte.

El Betis celebra el gol de Sergio León ante el Racing (@LaLiga)

Cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 02 nov 2018

El Betis se impuso por la mínima y de penalti (0-1) a un Racing muy combativo que llevó la iniciativa del juego durante prácticamente todo el partido pero sin concretar sus aproximaciones al área Bética.

La afición cántabra demostró que añora tiempos no tan lejanos en los que el Racing jugaba en Primera y no dejó pasar la ocasión de ver medirse a su equipo con un rival que compite en Europa y que llegaba a Santander con dos iconos del racinguismo, el técnico Quique Setién y Sergio Canales.

El partido comenzó con el público entregado a un Racing que plantaba cara al Betis sin amedrentarse por su superior categoría.

Pero el cuadro andaluz no tardó en adelantarse por mediación de Sergio León, que transformó un penalti por derribo de Crespo a Inui, que le había encarado tras recibir un pase vertical de Boudebouz, hallándole libre de marca en la frontal del área (minuto 8).

El gol no amilanó al Racing, que siguió intentando hacer frente al control del balón del Betis, con una presión adelantada sobre la zona de creación en la que Canales llevaba la manija.

Así, el Racing dispuso de dos tímidas ocasiones para empatar. Primero con un cabezazo de Quique Rivero, que se fue alto; y, a continuación, con una jugada personal de Enzo Lombardo, que él mismo concluyo con un derechazo desde la frontal, que atajó Joel sin problemas.

Incluso hubo una fase de la primera parte en la que el Racing logró embotellar al Betis evitando que salieran con el balón controlado.

Una internada de Canales, con pase desde línea de fondo que no encontró rematador fue todo lo que se vio del Betis en ataque a partir del gol.

Tras el descanso, el Betis pudo pronto aumentar su ventaja con un balón colgado en diagonal hacia el punto de penalti, donde Bartra ganó la espalda a su marcador para rematar de cabeza, a bocajarro, a las manos de Iván Crespo.

El dominio ejercido por el Racing en el primer periodo se fue diluyendo en la segunda a medida que fue acusando el esfuerzo. Así se vio más al Betis, principalmente abriendo el juego a las bandas para tratar de aprovechar la velocidad de sus carrileros.

La mejor ocasión del Racing se produjo a un cuarto de hora del final, en jugada de estrategia. Berto Cayarga botó una falta desde la línea de medio y escorada a la banda derecha, para que Jon Ander peinara de cabeza cruzando el balón lejos del alcance de Joel, estrellando su remate en el poste.

Lo más