Euroliga | 13ª jornada

El Real Madrid alarga la mala racha del Valencia el día de la expulsión a Doncic

El coraje del Real Madrid, sobre todo tras la expulsión por técnica descalificante de Luka Doncic (min.16), le hizo conseguir la victoria, por 91-72, ante un Valencia que atraviesa su particular calvario con nueve derrotas consecutivas en la competición.

Carroll, anota 12 puntos en la victoria blanca. http://www.euroleague.net

La expulsión de Luka Doncic por técnica descalificante en el minuto 15.49 (33-30) marcó el partido más de lo que podía pensarse, porque el choque se vio privado de uno de los mejores jugadores del continente y porque se creó un clima de animadversión hacia los colegiados que influyó de forma negativa en el encuentro.

El Madrid, con Fabien Causeur y Facu Campazzo especialmente acertados, igualó la buena salida del Valencia, en el que Bojan Dubljevic destacó por su buena mano.

La buena defensa de anticipación de los locales dio réditos y el 24-18 con el que finalizó el primer cuarto fue el reflejo.

En el segundo cuarto las cosas se torcieron desde el principio. En una jugada a los treinta segundos en la que Doncic penetró a canasta, le fue pitada antideportiva a Tibor Pleiss, que recibió un golpe involuntario de Doncic a consecuencia del cual sangró por la nariz.

La inexperiencia arbitral convirtió esta acción en antideportiva de Doncic y técnica al banquillo del Valencia. Nadie entendió nada. Después una falta en ataque de Doncic siguió calentando el ambiente, que explotó con la descalificante.

El Madrid, con Jaycee Carroll y una buena defensa, consiguió neutralizar el gran momento de Dubljevic y Fernando San Emeterio, que fueron los estiletes de un Valencia que aguantó la tensión y no se dejó llevar por las circunstancias.

Al descanso, 43-41, y la sensación de que pasara lo que pasara el partido ya no sería el mismo.

En la reanudación el ritmo de partido se volvió más pausado, con ambos equipos intentando controlar más, algo que Guillem Vives hizo con maestría. El Madrid sobrevivió con un buen trabajo en defensa y la aportación de Edy Tavares, Campazzo y Causeur, 54-53 (min.25).

Dos triples seguidos del base argentino y una buena penetración de Jeffery Taylor, 62-56 (min. 27) dieron aire a un Madrid que volvió a sentirse dominador del partido ante unos minutos densos de los levantinos.

El Madrid consiguió su máxima renta en el primer minuto del último cuarto, tras un triple de Thomkins (69-58), y acto seguido una técnica a Felipe Reyes volvió a caldear los ánimos en las gradas.

El recital de pito siguió con otra técnica al capitán valencianista Rafa Martínez, mientras que el Real Madrid se agarró a Carroll y Thompkins en la anotación para preservar la ventaja en el marcador de la mejor forma posible, 77-64 (min.34).

El Valencia se resignó a su suerte y cayó finalmente por 91-72 dejando constancia de que los últimos minutos de los partidos le penalizan en exceso.

Con este nuevo revés, el Valencia alarga a nueve las derrotas consecutivas en la competición. Más que un calvario, un infierno.