Jueves Santo: El cine de la Semana Santa alza la voz
https://www.cope.es/blogs/palomitas-de-maiz/2019/04/18/jueves-santo-el-cine-de-la-semana-santa-alza-la-voz/

Jueves Santo. El cine de la Semana Santa alza la voz (I)

¡Mis queridos palomiteros! Jueves Santo: El cine de la Semana Santa alza la voz. Estos días iremos hablando de cómo se ha ido gestando la vida de Jesús en el séptimo arte, con especial atención a la semana más importante del año.

Fotograma del filme La vida de Jesucristo | Jueves Santo: El cine de la Semana Santa alza la voz
Fotograma del filme La vida de Jesucristo | Jueves Santo: El cine de la Semana Santa alza la voz

El cine bíblico ha estado siempre entre la devoción y la gran superproducción -caso de Ermanno Olmi-, entre puritanos escandalizados y devotos seguidores. La figura de Jesús atrajo ya a los pioneros del cine, como Lumiére y Mèliés, y ha seguido fascinando a los productores, ya que el cine emula a la literatura religiosa, la música y las artes plásticas. Si no, que le pregunten a Scorsese.

Además, siempre existieron realizaciones sobre la Pasión de Cristo confeccionadas con fines de divulgación y/o adoctrinamiento, las que eran promovidas por organismos religiosos.

Por otra parte, una película con temática o con personaje religioso de fondo puede hacerse con fines catequéticos, como panfleto, con ánimo de mofa o como representación espectacular o histórica. En todos los casos, puede o no ser una obra de arte o un fiasco monumental.

Fotograma del filme Cristus | Jueves Santo: El cine de la Semana Santa alza la voz
Fotograma del filme Cristus | Jueves Santo: El cine de la Semana Santa alza la voz

De hecho, en las representaciones cinematográficas de la figura de Jesucristo hay de todo. Algunas películas tienen un trasfondo espiritual, otras ribetes ideológicos, otras han servido de escándalo, y siempre y en todos los casos han dado que hablar.

Jueves Santo: El cine de la Semana Santa alza la voz: ¿Fue Lumiére o Léar el primero en plasmar a Cristo en la gran pantalla?

Lumiére, el primer «reportero», produjo Vida y Pasión de Jesucristo, rodada en Horitz, aldea de Bohemia, en la que se reproducía periódicamente durante los días de Semana Santa el drama del calvario, representado por el pueblo. La película duraba algo más de un cuarto de hora.

Fotograma del filme La Pasión de Cristo | Jueves Santo: El cine de la Semana Santa alza la voz
Fotograma del filme La Pasión de Cristo | Jueves Santo: El cine de la Semana Santa alza la voz

Sin embargo, algunos afirman que la película en que apareció por primera vez la imagen de Cristo fue La Passion du Christ, que dirigieron en 1897 Léar y un Hermano de las Escuelas Cristianas, llamado Basile. Este filme parece que fue anterior a la película citada de Lumiére. Los intérpretes eran aficionados y el rodaje se llevó a cabo en un salón de la calle Felicien, de París.

En 1897 varios países filmaron la vida de Jesús: en Italia se realizó La Passione di Gesú, dirigida por Lugi Topt, Estados Unidos hizo Passion Play, una versión de la pasión que todos los años se representaba en Oberamergau (Alemania) y Gran Bretaña The Sing of the Cross, una adaptación popular de la Pasión.

Max Von Sydow en La historia más grande jamás contada | Jueves Santo: El cine de la Semana Santa alza la voz
Max Von Sydow en La historia más grande jamás contada | Jueves Santo: El cine de la Semana Santa alza la voz

Son numerosas las películas de aquellos años, y aunque no hayan pasado muchas de ellas a la posteridad por su calidad, sí hacen historia: Le Christ marchant sur flots (1900), de George Mèliés, La Passion du Christ (1902) y La vie du Jesús (1904), de Ferdinand Zeeca y Le Baiser de Judás (1913), de Armand Bour.

En 1915, en Italia, se hizo el primer intento importante de recrear la vida de Jesús, con la película Cristo (Christus, 1915), del conde Giuseppe de Liguoro y Giulio Antamoro

La vie du Jesús (1904), La vida y pasión de Cristo (1907) fueron producidas por los hermanos Pathé. Las dirigió Ferdinand Zecca, que se inspiró en los grabados de Gustav Doré. Consistían en tomas fijas de escenas tradicionales (la estrella de Belén, la huida a Egipto, etc.).

Con sus fotogramas pintados a mano y sus efectos especiales rudimentarios, pero eficaces, está resuelta visualmente la escena de la resurrección. Ferdinand Zecca además filmó otra pasión en 1907.  Estas películas se difundían en sesiones solemnes, repletas de espiritualidad y sirvieron durante muchos años como material didáctico.

En 1912, en Hollywood se realizó Del pesebre a la cruz  (From the manger to the Cross), una producción muy costosa, imbuida del espíritu catequístico, filmada en su totalidad en exteriores, en Egipto y Palestina, inspirada también en las ilustraciones de Doré.

En 1915, en Italia, se hizo el primer intento importante de recrear la vida de Jesús, con la película Cristo (Christus, 1915), del conde Giuseppe de Liguoro y Giulio Antamoro, que contaba la historia en cuatro partes: La infancia, la predicación, la muerte y la resurrección.

La película tenía dos mil metros de longitud y estaba planificada como un largometraje. Se apoyaba en cuadros del Beato Angélico para la Anunciación, de Rafael para la transfiguración o de Leonardo para la última cena, juegos de luces, grandes escenografías, rodaje en exteriores y grandes masas que seguían a Jesús o lo condenaban.

Hasta entonces las acciones se habían desarrollado sobre telones pintados.

0 0 0 0