Las medallas olímpicas del deporte femenino español - Las Merinadas Deportivas de Edu

Las medallas olímpicas del deporte femenino español

 

Hubo que esperar muchos años. Pero dicen que todo lo bueno se hace esperar. Fue en el año 1992 cuando todo cambió para el deporte español. El comienzo de algo nuevo. Hasta ese momento, las mujeres no habían logrado subir a un podio olímpico, tampoco habían tenido muchas oportunidades para ello, porque la mayoría de participantes españoles en los Juegos Olímpicos eran hombres. En Albertville y en Barcelona 92 llegaron las primeras medallas de las mujeres. Este es un pequeño repaso y también homenaje a todas aquellas deportistas españolas que han logrado subirse a un podio olímpico. 

El viaje olímpico de las españolas comenzó en París 1924. Esa fue la primera edición de los Juegos en los que participaron. Fueron solo 2 de un total de 95 participantes de nuestro país: “Lili” Álvarez y Rosa Torras, ambas en tenis.  

Hasta Roma 1960 no volvió a haber participación femenina española en unos Juegos Olímpicos de verano. En los de invierno, celebrados en 1936 en Garmisch-Partenkirchen, participaron dos mujeres: Margot Moles y Ernestina Maenza, las dos en esquí. 

La primera vez que el número de deportistas femeninas superó la decena, fue en Roma 1960, donde otra mujer fue la gran protagonista. La gimnasta rumana Nadia Comaneci. En esa ocasión fueron 11 las participantes españolas. En Los Ángeles 84 ya fueron 16  y en Seúl 88, participaron 29 de un total de 229 deportistas de nuestro país.

Mágico 1992

El 20 de febrero de 1992 fue un día histórico. Blanca Fernández Ochoa se convirtió en la primera española en subir a un podio olímpico. Se colgó la medalla de bronce en el slalom de los Juegos de Albertville. Ese día todo empezó a cambiar para las deportistas españolas. El primer metal llegaba desde la nieve. Blanca Fernández Ochoa es la primera y única mujer, a día de hoy, que se ha colgado una medalla en unos Juegos Olímpicos de invierno. 

Ese mismo año se celebraron los mágicos e inolvidables Juegos de Barcelona. Participaron 422 deportistas, la cifra más alta de españoles olímpicos . Posiblemente nunca se supere esa cifra, a no ser que España vuelva a organizarlos. 125 mujeres representaron a nuestro país.

Fue una judoca la que abrió el camino de las medallas femeninas. Miriam Blasco se convirtió en la primera mujer española en conseguir un metal olímpico en unos Juegos de verano. Además se convirtió en la primera campeona olímpica al colgarse el oro en la categoría de menos de 56 kilos. El 31 de julio de 1992, fue un día histórico para el deporte femenino. Un privilegio, que Miriam mantendrá hasta el infinito y más allá.

Colección de medallas en casa

En los Juegos de Barcelona llegaron otras siete medallas del deporte femenino. Almudena Muñoz sumó un nuevo oro en judo, esta vez en menos de 52 kilos. Llegó otro metal dorado desde el mar y gracias a Theresa Zabell, que junto a Patricia Guerra, lograron ganar en la categoría velera de 470. 

La selección de hockey sobre hierba también fue campeona olímpica gracias a un gol de Eli Maragall en la final contra Alemania poniendo el 2-1 definitivo en el marcador. Además de Eli Maragall fueron oro: Mari Carmen Barea, Sonia Barrio, Mercedes Coghen, Celia Cores, Natalia Dorado, Nagore Gabellanes,Marivi González, Ana Maiques,Silvia Enrique, Teresa Motos, Núria Olivé, Virginia Ramírez, Ángeles Rodríguez, Naider Tellería y Maria Isabel Martínez.

A los cuatro oros se sumaron tres platas: Carolina Pascual en gimnasia rítmica, Natalia Vía Dufresne en la clase Europa de vela y Arantxa Sánchez-Vicario y Conchita Martínez en tenis formando pareja en el dobles. Arantxa también sumó un bronce en categoría individual.

Una evolución imparable

En los Juegos de Atlanta 96, fueron 95 las españolas participantes.De las 8 medallas conseguidas en Barcelona 92, se pasó a  6. El equipo de gimnasia rítmica se bañó en oro gracias a estas 6 mujeres: Marta Baldó, Nuria Cabanillas, Estela Giménez, Lorena Guréndez, Tania Lamarca y Estíbaliz Martínez.

Theresa Zabell volvió a ser campeona olímpica en el 470 de vela, esta vez estuvo acompañada de Begoña Vía Dufresne. La plata llegó gracias a Arantxa Sánchez Vicario y su fantástico torneo individuallde tenis. La tenista catalana repitió bronce como cuatro años antes, en el dobles con Conchita Martínez. Además llegaron dos bronces más, ambos desde el judo. Isabel Fernández se colgó la medalla en menos de 56 kilos, y Yolanda Soler en menos de 48.

La delegación española en Sidney 2000 fue la más numerosa tras la de Barcelona, 321 atletas, de los cuales 105 fueron mujeres. En Sidney 2000, las atletas españolas lograron cuatro medallas. Una de ellas fue de oro. La judoka Isabel Fernández lograba subir dos escalones del podio y se convertía así en campeona olímpica en la categoría de menos de 57 kilos. Las otras tres medallas fueron de bronce: Nina Zhivanevskaia en los 100 metros espalda de natación, Margarita Fullana en mountain bike y María Vasco en los 20 km marcha de atletismo.

Aumenta la participación femenina

En Atenas 2004 participaron 316 españoles, 139 mujeres. En estos Juegos no hubo ninguna campeona olímpica, pero las españolas ganaron cinco medallas. Beatriz Ferrer Salat logró un bronce en el concurso individual de hípica. María Quintanal subió al segundo cajón del podio en el foso de Tiro Olímpico. Las otras dos platas llegaron gracias a dos parejas. Una tenística, Conchita Martínez y Virginia Ruano en el dobles. Y en el 470 de vela, Natalia Vía Dufresne y Sandra Azón. El bronce llegó desde la prueba de suelo de la gimnasia artística, gracias a la jovencísima Patricia Moreno.

Cuatro años después, en Pekín, la participación femenina fue de 120 atletas de un total de 283. En los Juegos de 2008 , las mujeres lograron cuatro medallas más, tres de plata y una de bronce. Anabel Medina y Virginia Ruano fueron subcampeonas olímpicas en el dobles de tenis. Las las otras medallas plateadas llegaron desde la piscina, gracias a las chicas de natación sincronizada, del dúo formado por Gemma Mengual y Andrea Fuentes y el equipo formado por ambas y Alba María Cabello, Raquel Corral, Thais Henríquez, Laura López, Gisela Morón, Irina Rodríguez y Paola Tirados. El bronce llegó desde el velódromo. Lo ganó Leire Olaberría en la prueba de puntuación de ciclismo en pista. Años más tarde supimos de la plata ganada por Lydia Valentín en halterofilia.

 

El salto definitivo de las mujeres

 

Los Juegos Olímpicos de Londres significaron un salto y una actuación espectacular para las deportistas españolas. Participaron 110 mujeres de un total de 278 atletas. El deporte femenino logró 13 medallas, 2 de oro, 5 de plata y 4 de bronce. Casi todas llegaron desde el agua. La vela aportó como casi siempre con dos campeonatos olímpicos. Marina Alabau en RS:X y las chicas del Elliot, Támara Echegoyen, Ángela Pumariega y Sofía Toro.

Doblete de Mireia

La nadadora Mireia Belmonte sumó dos platas, en 800 metros libre y 200 metros mariposa. El piragüismo aguas bravas sumó un bronce gracias a Maialen Chourraut. La natación sincronizada sumó dos nuevas medallas. Una fue de plata, el dúo formado por Andrea Fuentes y Ona Carbonell. La otra fue de bronce, del equipo formado por ambas y por Clara Basiana, Alba Cabello, Marga Crespí, Thais Henríquez, Paula Klamburg, Irene Montrucchio y Laia Pons.

La selección femenina de waterpolo logró una valiosísima plata. Un equipo capitaneado por Jennifer Pareja y formado por ella misma , Marta Bach, Andrea Blas, Ana Copado, Anni Espar, Laura Ester, Mari Carmen García, Laura López, Ona Meseguer, Lorena Miranda, Mati Ortiz, Roser Tarragó y Pilar Peña.

Las otras tres medallas fueron para Briggitte Yagüe en taekwondo. La mallorquina logró la plata en menos de 49 kilos. Para Maider Unda (de bronce) en lucha, en la categoría de 72 kilos. La selección de balonmano logró un valiosísimo bronce, al vencer a Corea del Sur tras dos prórrogas. El equipo estaba formado por Andrea Barnó, Carmen Martín, Nely Carla Alberto, Beatriz Fernández, Verónica Cuadrado, Marta Mangué, Macarena Aguilar,Silvia Navarro, Jessica Alonso, Eli Pinedo, Begoña Fernández, Vanessa Amorós, Patricia Elorza y Mihaela Ciobanu.

Varios años después de los Juegos de Londres, Lydia Valentín ha recibido la medalla de oro en halterofilia. Falta que a Ruth Beitia le entreguen el bronce que ganó limpiamente en salto de altura. Ambas contaron en el podio con varias tramposas que les impidieron disfrutar de sus medallas el día señalado.

Cuatro oros en Río

En los Juegos de Río 2016, el deporte femenino español volvió a tener una fántastica actuación. Nueve medallas en total, cuatro oros, tres platas y dos bronces. Los oros llegaron desde el bádminton, gracias a Carolina Marín. Desde el atletismo, gracias al oro en salto de altura de Ruth Beitia. Maialen Chourraut lo ganó en piragüismo slalom. Mireia Belmonte en los 200 metros mariposa de natación.

La badalonesa también se colgó un bronce en los 400 metros estilos. Las tres platas llegaron desde el taekwondo, Eva Calvo. La selección femenina de baloncesto compuesta por Anna Cruz, Silvia Domínguez, Laura Gil, Astou Ndour, Laura Nicholls, Lucila Pascua, Laura Quevedo, Laia Palau, Leticia Romero, Leonor Rodríguez, Marta Xargay y Alba Torrens y el equipo de gimnasia rítmica formado por Sandra Aguilar, Artemi Gavezou, Elena López, Lourdes Mohedano y Alejandra Quereda . El otro bronce lo ganó Lydia Valentín en halterofilia.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0