Theresa Zabell, la maestra de la vela - Las Merinadas Deportivas de Edu

Theresa Zabell, la maestra de la vela

De vez en cuando salen listados para que votemos cuáles son los mejores deportistas españoles de la historia. Curiosamente el nombre de Theresa Zabell Lucas (Ipswich, Gran Bretaña, 22 de mayo de 1965) suele aparecer pocas veces. Cuenta que sus padres son ingleses, pero no de su lugar de nacimiento. Nació allí por el trabajo de su padre. «A él no le gustaba Inglaterra. Siempre quiso irse. Su luna de miel fue en España». 

La maestra de la vela española debería estar siempre en los primeros lugares del ránking deportivo de todos los tiempos. Seguramente nadie tenga una respuesta clara a esa injusticia. Solo hay que mirar su historial para entender lo que ha significado en la historia del deporte que dominó durante una década. 

Hablar de Theresa Zabell es hacerlo de la única mujer española que ha sido capaz de ganar dos oros olímpicos. Solo seis españoles son bicampeones, cinco hombres y ella. También forma parte del selecto club de los campeones de todo, de los ganadores de la triple corona : oro olímpico, mundial y europeo en una misma prueba. El 3 de agosto de 1992 se convirtió junto a Patricia Guerra, en las primeras mujeres españolas que lograron una medalla olímpica en vela.

Todo comenzó con Montreal 1976

Podríamos decir que todo comenzó cuando Theresa tenía 11 años. Se fue a Inglaterra a perfeccionar el inglés a casa de unos amigos de sus padres. Él veía los Juegos de Montreal en la televisión. Dice Zabell que ahí comenzó su sueño: ir a unos Juegos Olímpicos. Aunque en aquellos días era una utopía. La vela femenina aún no era olímpica. 

Zabell empezó a navegar en 1979, a los catorce años, en la clase Optimist. Seis años más tarde logró su primera gran medalla internacional. En 1985 fue oro mundial en la clase Europa.

A pesar de haberse ganado la clasificación para los Juegos de Seúl 1988 (estreno de la vela olímpica femenina), una decisión incomprensible de la Federación Española la dejó fuera y en su lugar acudieron Adelina González y Patricia Guerra. Zabell pensó en dejarlo todo. Se fue a vivir un año a Inglaterra y animada por su familia, afortunadamente regresó en el ciclo olímpico de Barcelona 92. 

Campeona de todo

En 1991 comenzó a ganar oros en la clase 470. Campeona de Europa junto a Patricia Guerra (en el mismo barco desde 1989).  Llegaron a los Juegos de Barcelona como vigentes campeonas mundiales y europeas. A solo un oro de firmar la triple corona. Llegaron a la ciudad condal como claras favoritas a subir al podio. 

El 28 de julio de 1992 comenzaron su participación en los primeros y únicos Juegos celebrados en España. No tuvieron suerte. Un juez las descalificó en la primera regata al apreciar que estaban fuera de la línea de salida. Demostraron que no tenía razón, pero la reclamación no valió para nada. Tocaba remontada. Y así lo hicieron. Nadie había podido sobreponerse a un cero en una primera regata. Ellas lo lograron y se colgaron la medalla de oro. Sin ningún fallo desde la primera regata.  «Hemos soñado con este momento tantas veces» dijeron Zabell y Guerra. «También ha sido un triunfo de la industria náutica española». «Ésta era la única oportunidad que teníamos de lograr un oro en nuestro país» añadió Zabell tras ganar el oro olímpico.

Tras convertirse en campeonas olímpicas no bajaron el listón. «El oro no nos cansa. Seguiremos navegando en 470 y volveremos a intentar estar en otros Juegos» dijo Zabell. La siguiente cita olímpica estaba prevista en Atlanta a cuatro años vista. 

 Cambio de pareja

Patricia Guerra se casó y se fue a vivir fuera de España. Para los Juegos de Atlanta, Theresa Zabell tuvo que encontrar una nueva compañera. La elegida fue Begoña Vía Dufresne. Juntas fueron campeonas de Europa, bicampeonas del mundo y llegaron con muchas opciones de medalla a los Juegos de Atlanta 1996. 

La competición de vela tuvo lugar en Savannah, a cinco horas de Atlanta. Zabell ha confesado que el camino hacia el oro fue igual de complicado que el de Barcelona. «Es la única vez que he pasado miedo en un campo de regatas. El segundo día estuvimos agarradas al barco casi una hora. Llegamos a pensar que nos ahogábamos, hundidas en mitad de una tormenta. Y eso nos pasó factura las primeras pruebas, y nos obligó a remontar» dijo en una entrevista en el diario As. 

Theresa Zabell es una de las más grandes deportistas españolas de la historia. Que a nadie se le olvide. Su legado es eterno. Leyenda viva de la vela y del deporte español. Cinco veces campeona del mundo, tres veces campeona de Europa, dos oros olímpicos, doce campeonatos de España. 

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0