Grandes dominadores del deporte mundial: Edwin Moses y los 400 metros vallas - Las Merinadas Deportivas de Edu

Grandes dominadores del deporte mundial: Edwin Moses y los 400 metros vallas

 

Edwin Corley Moses (Dayton, Ohio, Estados Unidos, 31 de agosto de 1955) es el autor de una de las obras maestras del atletismo y del deporte en toda su historia. Dominó los 400 metros vallas durante prácticamente una década. Nadie pudo con él durante nueve años, nueve meses y nueve días. Parece que el destino de esa racha espectacular estaba escrito. Como si fuera el título de una película. Moses estableció un récord de victorias consecutivas muy difícil de superar. En total fueron 122 las victorias seguidas que consiguió en una prueba tan complicada como la suya. Mezcla de velocidad y saltos con el objetivo de ser el mejor. 

Todo comenzó el 26 de agosto de 1977. Ese día, le ganaba el alemán occidental Harald Schmid. Desde aquel momento ganó todas las carreras que disputó hasta llegar al 4 de junio de 1987. El mejor vallista de todos los tiempos acababa en segundo lugar en el Estadio Vallehermoso de Madrid. En una tarde para recordar Moses cayó derrotado ante otro estadounidense llamado Danny Harris. Hasta ese momento el rey Moses había dominado los 400 metros vallas de manera aplastante. Dos días antes de su derrota en la capital española, Moses decía: «Jamás me he planteado la posibilidad de que nadie me gane». 

El primer oro en Montreal

Antes de que comenzase la racha de casi diez años sin conocer la derrota, Edwin Moses se dio a conocer al mundo en los Juegos Olímpicos de Montreal. El 25 de julio de 1976 ganó su primer oro olímpico, aventajando en más de un segundo al también estadounidense Michael Shine, y batiendo el récord mundial con una marca de 47 segundos y 64 centésimas. Moses escribía a los veinte años su primera página dorada en unos Juegos. 

Cuatro años más tarde, los Juegos Olímpicos se celebraron en Moscú. Estados Unidos fue uno de los países que boicoteó aquella edición. Edwin Moses no pudo ampliar su palmarés porque no pudo participar en Moscú 1980. De haber participado nadie duda de que hubiera ganado su segundo oro consecutivo. Ya estaba inmerso en la racha de 122 victorias seguidas. 

Los Juegos Olímpicos de 1984 se celebraron en Los Ángeles. El 5 de agosto se disputó la final de los 400 metros vallas. Moses cumplió con los pronósticos y se convirtió en bicampeón olímpico con una victoria más ajustada que la de ocho años antes en Montreal. Ganó el oro con un tiempo de 47 segundos y 75 centésimas. Once centésimas más lento que en 1976. Danny Harris, el rival que acabó con su histórica racha en Madrid, fue plata con un tiempo de 48 segundos y 13 centésimas. El alemán Harald Schmid, el último capaz de derrotarlo hasta ese momento, fue tercero. 

Bronce olímpico en Seúl

La siguiente cita olímpica se celebró en Seúl. El 25 de septiembre de 1988, Edwin Moses buscaba convertirse en el primer y único hombre que ganaba tres oros olímpicos en los 400 metros vallas. No lo consiguió. Acabó tercero tras su compatriota Andre Philips y el senegalés Amadou Dia Ba. Sumaba su tercera medalla olímpica en tres participaciones, pero lejos de lo que fue durante la década anterior. Seúl fue el ocaso de su magnífica carrera deportiva. 

A sus tres metales olímpicos hay que añadir las cuatro ocasiones en las que fue capaz de batir el récord mundial y dos medallas de oro en los Campeonatos del Mundo de 1983 y de 1987. 

El 9 de agosto de 1983 en Helsinki se convirtió en el primer campeón del mundo de 400 metros vallas. Con un tiempo de 47.50 se impuso a Harald Schmid (48.61) y al soviético Kharlov (49.03). Moses alcanzaba las 81 victorias consecutivas en ese momento, a tan solo una del récord establecido por el también estadounidense Harrison Dillard. 

Bicampeón del mundo

El 1 de septiembre de 1987, con la derrota en Madrid muy reciente, se celebró la final de los 400 metros vallas del Mundial de Roma. En una final igualadísima, Edwin Moses se convirtió en bicampeón del mundo. Los tiempos de los tres primeros lo dicen todo: 47.46 para Moses. La plata para Danny Harris 47.48. Y el mismo tiempo para Harald Schmid. 

Edwin Moses es uno de los más grandes atletas de todos los tiempos. Absoluto dominador de los 400 metros vallas durante casi una década, luchador contra el dopaje en el deporte y embajador de los Premios Laureus, los “oscar” del deporte. 

 

FOTOS: GETTY, AFP, AP, FOTOSPORT

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0