Simone “Gold” Biles para la eternidad - Las Merinadas Deportivas de Edu

Simone “Gold” Biles para la eternidad

La reina de la gimnasia artística ya es la mejor gimnasta de siempre. Simone Arianne Biles (Columbus, Ohio; 14 de marzo de 1997) ha sumado cinco medallas de oro más a un palmarés excepcional y ha situado el récord de medallas mundiales en 25. Una auténtica barbaridad. Veinticinco medallas en seis años. Diecinueve oros, tres platas y tres bronces para la eternidad. En Stuttgart ha cerrado su palmarés en Campeonatos del Mundo. La intención de la chica de oro, Simone “Gold” Biles, es retirarse tras los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Tendrá solo 23 años y dejará un legado inmenso a los gimnastas que vengan detrás. 

Cuando parecía que era imposible hacerlo mejor que en Mundiales anteriores, la gimnasta americana se ha superado a sí misma y ha sumado más oros que nunca. El Pabellón Hanns Martin Schleyer de Stuttgart ha sido su último lugar conquistado. Cinco medallas de oro. Con el invencible equipo estadounidense, en la general individual, suelo, salto y barra. La mejor en todos los Mundiales en los que ha participado. Superando a Vitaly Scherbo que había logrado 23. 

Debemos sentirnos satisfechos. En el futuro podremos decir aquello de “yo vi competir y ganar medallas a Simone Biles”. La cuatro veces campeona olímpica ha revolucionado la gimnasia artística desde que comenzó a ganar en aquel Mundial de Amberes celebrado en 2013. Cinco veces campeona mundial en la general individual en sus cinco participaciones mundialistas. El japonés Uchimura logró seis oros absolutos. Será el récord que ni siquiera podrá igualar Biles. A no ser que cambie de opinión después de los Juegos de Tokio y decida participar en el Mundial de Copenhague de octubre de 2021. 

Mejor que en Río 2016

En el Mundial de Stuttgart 2019 ha ganado medallas en las mismas pruebas que en los Juegos de Río 2016, su única participación olímpica. Allí logró cuatro oros y un bronce. En Alemania ha conseguido mejorar el bronce en barra y lo ha convertido en oro. 

Imbatible en suelo. Desde 2013 nadie ha podido con ella. Cinco oros mundiales y uno olímpico. Su potencia, su fuerza y sus acrobacias imposibles en el aire la hacen única e invencible en la prueba. Dos triples-dobles que solo hace ella y que nos dejan a todos con la boca abierta cada vez que los ejecuta. 

En salto no le ha ido tampoco nada mal. Fue subcampeona mundial en 2013 y 2014. En 2015 se colgó la medalla de bronce. Pero desde los Juegos de Río hasta el Mundial de Stuttgart ha sumado tres oros. Hay que recordar que en 2017 no compitió en el Campeonato del Mundo de Montreal, porque se tomó un año de descanso tras asombrar en los Juegos Olímpicos de 2016. 

Que no se vaya nunca

Nadie quiere que Simone Biles se marche. Es un espectáculo verla competir. La humildad en sus declaraciones sin darse ni pizca de importancia hacen aún más grande a esta mujer que mide menos de metro y medio. Se marchará de la gimnasia como la mejor de todos los tiempos. Solo le falta la traca final en Tokio 2020. Todo está preparado para que ella sea la principal protagonista. Si gana cuatro medallas en la capital japonesa, también será la máxima medallista de la gimnasia artística. Ahora suma treinta medallas mundiales y olímpicas. Scherbo y Latynina consiguieron treinta y tres y treinta y dos respectivamente. Única, irrepetible. Eterna Simone “Gold” Biles. 


Fotos: Getty Images
0 0 0 0