La triple corona de Mireia Belmonte - Las Merinadas Deportivas de Edu

La triple corona de Mireia Belmonte

Todo comenzó mucho antes. Cuando Mireia Belmonte ganó su primera medalla internacional absoluta en 2007. Cuando ganó su primer oro absoluto en 2008. Pero en su excepcional carrera deportiva hay tres oros que brillan más que cualquiera de sus podios. La triple corona en 200 metros mariposa, la prueba en la que más éxitos ha cosechado. El 24 de agosto de 2014, la mejor nadadora española de la historia, puso la primera piedra de las tres necesarias para ganarlo todo en su deporte.

Pocos deportistas españoles saben lo que es ser campeón olímpico, mundial y europeo. Algunos se quedaron a un paso del triplete. Hombres y mujeres que han dedicado media vida a luchar por conseguir sus sueños. Campeones olímpicos que nunca llegaron a ser campeones mundiales. Campeones del mundo que no alcanzaron la gloria olímpica. Por eso es tan difícil lograr la triple corona. Nadie la regala. 

La primera piedra de la triple corona

Fue en Berlín, en el Campeonato de Europa en el que Mireia Belmonte moldeó una de sus obras maestras. Allí logró seis medallas (dos oros, dos platas y dos bronces) que la situaron en la cúspide de los grandes de la natación mundial. Un éxito sin precedentes en la natación española. 

Calle 4. Mireia parte con el mejor tiempo de las finalistas de los 200 metros mariposa. El primer largo lo cubre en segunda posición por detrás de la húngara Katinka Hosszu. 28.57 para Hosszu, 29.16 para la española. En los siguientes 50 metros ya lidera Belmonte con 1:00.63 y empieza a enseñar sus cartas. Seguida de Hosszu y de Judit Ignacio a unas pocas centésimas. Mireia se destaca al paso por los 150 metros (1:32.61) y ya aventaja a la segunda (Ignacio) y a la tercera (la alemana Hentke) en más de un segundo. Mireia arrasa en el último largo y se proclama campeona de Europa con un tiempo de 2:04.79. La española Judit Ignacio consigue un doblete histórico y marca 2:06.66. Hosszu logra el bronce con 2:07.28. 

Campeona olímpica en Río

Casi dos años después del oro europeo, el 10 de agosto de 2016, llegó la medalla que siempre será la más importante de su carrera. El oro olímpico de Mireia Belmonte lo guardaremos en nuestras retinas como uno de los momentos más grandes de la historia del deporte español. Solo Martín López Zubero había sido capaz de lograr un oro olímpico en natación. De Barcelona 92 a Río 2016, veinticuatro años después una mujer hacía historia en la piscina. 

Calle 5. Mireia llega a la final de los 200 metros mariposa de Río como la vigente campeona de Europa y tras no haber podido participar por lesión en el Mundial de Kazán 2015. A su derecha, en la calle 4, la australiana Groves parte con el mejor tiempo de las participantes. Groves lidera el primer parcial con 27.49. A noventa y nueve centésimas pasan la china Zhang y Mireia en segunda y tercera posición respectivamente. Al paso por la mitad de la prueba, sigue liderando Groves con 59.54 y la nadadora española ya es segunda a solo 46 centésimas. 

La final se pone cada vez más emocionante. Belmonte roza la medalla, pero queda lo más difícil. Es en el paso por los 150 metros cuando la reina de nuestra natación se pone en primera posición 1:32.17 con catorce centésimas de ventaja sobre Groves y setenta y cuatro sobre la japonesa Hoshi. Las tres se van a jugar las medallas. En un emocionante final, Mireia aventaja en tres centésimas a Groves y logra su sueño con una última brazada que valió el oro. Campeona olímpica con un tiempo de 2:04.85. Casi calcado al que consiguió cuando fue campeona de Europa en Berlín. La plata es para la australiana Groves a tres centésimas y el bronce para Hoshi con 2:05.20. 

El puzzle se completa con el oro mundial

A la nadadora badalonesa le quedaba una pieza del puzzle por completar. La oportunidad llegó el 27 de julio de 2017 en Budapest y no la desaprovechó. Campeona del mundo y triple corona completada en 200 metros mariposa. En menos de tres años Mireia Belmonte cerró el círculo. El que todo deportista quiere cerrar.

Calle 3. Mireia Belmonte es la segunda más rápida en salir, pero los primeros 50 metros los cubre en sexta posición con un tiempo de 28.61 a cuarenta y una centésimas de la surcoreana An. Todo cambia a partir del segundo parcial. La húngara Katinka Hosszu es primera con 1:00.41 y Mireia pasa segunda con 1:00.55. Al paso por los 150 metros, la española ya lidera la final con 1:32.81. La medalla ya no se le puede escapar. Pero para ganar el oro va a tener que mantener la ventaja con la alemana Hentke. De nuevo una última brazada sensacional le hace ganar y entrar en el club de los campeones de todo. Mireia Belmonte es campeona del mundo con 2:05.26. Trece centésimas más rápida que Hentke y setenta y seis que Hosszu que se acaba colgando el bronce como en Berlín 2014.

Tres oros que recordaremos siempre cuando abramos el libro de las medallas de Belmonte en el futuro. Tres fechas que quedarán para siempre en la historia de la natación española: 24 de agosto de 2014, 10 de agosto de 2016 y 27 de julio de 2017. Los días en los que la reina de la piscina cubrió de oro las piscinas de Berlín, Río de Janeiro y Budapest. 

 
Fotos: EFE, AFP, AP
0 0 0 0