Imágenes míticas de la historia del deporte: el primer Masters de Augusta de Chema Olazábal - Las Merinadas Deportivas de Edu

Imágenes míticas de la historia del deporte: el primer Masters de Augusta de Chema Olazábal

José María Olazábal (Fuenterrabía, Guipuzcoa, 5 de febrero de 1966) es uno de los pocos golfistas que han sido capaces de ganar dos Masters de Augusta de golf. El 10 de abril de 1994 y el 11 de abril de 1999 forman parte de los días históricos del deporte español. Antes que Olazábal ya había conseguido la misma hazaña Severiano Ballesteros. El primer Masters del guipuzcoano, significó el relevo definitivo en el golf de nuestro país. Seve había ganado su último grande en 1988, su tercer Open Británico. La leyenda del golf español dijo: “cuando piensen en el futuro no se fijen en Nick Faldo. El jugador de la década será Chema Olazábal.

 

Tres hombres y un destino

La Chaqueta Verde estaba en juego aquel inolvidable domingo de abril del 94. Entre Tom Lehman y Olazábal solo había un golpe de diferencia. Larry Mize les seguía de cerca tras haber dominado dos días anteriores. Los tres golfistas, dos estadounidenses y un español iban a luchar por ganar en Augusta. Tres hombres y un destino: ganar un grande. 

El último día del golfista español fue maravilloso. A mitad de recorrido sumaba la mejor tarjeta con 33 golpes y un excelente juego. Todos los hoyos los jugó para birdie (-1)  y casi llegó el eagle (-2) en el dos y en el ocho. El arreón definitivo llegó en el 15. El que cambió la vida de Olazábal para siempre. Un magnífico eagle que llegó gracias a un putt enorme de 15 metros.

Según escribió Larry Dorman, corresponsal de The New York Times: “un putt más largo que la Península Ibérica que engendró al hombre que se preparaba para realizarlo en el hoyo 15. El Masters se gana y se pierde en momentos como éstos y Olazábal puso su nombre en la lista de hombres que han sabido superar el reto”. El público solo pudo aplaudir y ponerse en pie. El anterior golpe se había quedado a muy pocos metros de caer al agua, pero era el día de Olazábal.

El hoyo 15 que cambió la vida de Olazábal

En ese momento puso una ventaja de dos golpes sobre sus dos perseguidores americanos. La victoria ya no se le escapó al español que acabó el torneo con un putt de dos metros. “Cuando llegué a Augusta nunca pude imaginarme que podía ganar un Masters, no creía que conseguiría la Chaqueta Verde tan joven”. 279 golpes (nueve bajo par) tuvo que dar Olazábal para ganar su primer Masters. Aventajó en tres a Lehman y en tres a Mize.

Los 279 golpes se repartieron así: 74 en la primera jornada, 67 en la segunda y 69 en la tercera y cuarta. El español se embolsó 360.000 dólares.  Se convirtió en el sexto europeo que ganaba en Augusta. 

“Ya no seré yo el único español que porte con la carga de haberse vestido la chaqueta verde. A partir de ahora te toca llevar ese peso y ese honor sobre tus hombros”, le dijo emocionado Seve Ballesteros. Aquella mañana de abril del 94, Ballesteros le dejó a Olazábal una nota en su casillero. “Fue muy agradable ». “Seve ha tenido una gran influencia en mí. Me ha dado coraje y confianza para seguir jugando”.

Olazábal saboreaba así su primer triunfo en Augusta, el tercero para el golf español. Cinco años más tarde volvió a ganar para igualar en chaquetas verdes a su ídolo y amigo que sigue jugando al golf ahí arriba. Y en 2017 fue Sergio García el que acabó con la sequía de triunfos españoles en el grande americano. 

Así lo contó The New York Times: Un magnífico putt impulsa a Olazábal  https://www.nytimes.com/1994/04/11/sports/golf-a-magnificent-putt-propels-olazabal.html

 

Fotos: David Cannon/Getty Images/AFP, AP, augusta.com , Sports Illustrated
0 0 0 0