Imágenes míticas de la historia del deporte: Milagro sobre el hielo en Lake Placid 1980 - Las Merinadas Deportivas de Edu

Imágenes míticas de la historia del deporte: Milagro sobre el hielo en Lake Placid 1980

Fue un milagro. Ocurrió en Lake Placid (EEUU), una villa neoyorquina, durante la disputa de los Juegos Olímpicos de Invierno. El 22 de febrero de 1980 se enfrentaron americanos y soviéticos en un partido inolvidable de hockey sobre hielo, que se recordará toda la vida. Unos para bien y otros para mal, en plena Guerra Fría.

La Armada Roja, así se llamaba la selección soviética de hockey hielo, ha sido y será uno de los equipos más potentes de la historia del deporte. Antes de Lake Placid, habían ganado cuatro oros consecutivos desde los Juegos Olímpicos de 1964 a los de 1976. Por supuesto llegaban como favoritos en 1980. Todo estaba preparado para verles ganar un quinto oro seguido. De hecho el periódico The New York Times escribió: “si el hielo no se derrite o alguien obra un milagro, la URSS ganará con facilidad”.

Las Universidades de Boston y Minnesota coparon el equipo USA

En aquellos días, los profesionales que jugaban en la NHL (Liga Norteamericana de Hockey Hielo) no podían ser olímpicos. Estados Unidos estaba obligado a jugar con universitarios que tenían una media de 21 años. El seleccionador americano Herb Brooks eligió veintiséis de los mejores jugadores y luego descartó a seis tras un campus organizado en Colorado. Las universidades de Boston y Minnesota coparon la mayoría de puestos. Dos rivales que no se llevaban bien, iban a representar casi en su totalidad a los americanos en unos Juegos Olímpicos. Durantes las primeras semanas de preparación casi ni se dirigían la palabra. Brooks consiguió que se unieran como equipo poniéndose él como “enemigo”. Les dijo: “soy vuestro entrenador, pero no soy vuestro amigo”.

Estados Unidos se preparó para los Juegos de 1980 en Europa

Meses antes de los Juegos de Lake Placid jugaron por Europa más de 60 partidos. Ganaron la mayoría, cuarenta y dos, enfrentándose a equipos nacionales y universitarios. A pocos días del comienzo de los Juegos Olímpicos, estadounidenses y rusos se enfrentaron en el Madison Square Garden de Nueva York. La URSS ganó con facilidad por diez a tres, aumentando su favoritismo.

La competición olímpica comenzó el 12 de febrero. Doce países comenzaban a luchar por las medallas, seis en el grupo A y otros seis en el grupo B. Se clasificaban los dos primeros de cada uno y el mejor de esos cuatro, ganaba la medalla de oro. La URSS arrasó ganando sus cinco partidos de la primera fase. Finlandia acabó en segundo lugar.

En el otro grupo, Suecia y Estados Unidos ganaron cuatro partidos y empataron otro. Cada país de los cuatro mejores, tenía que enfrentarse a los dos del otro grupo para repartirse las medallas. Los americanos llegaban a la fase final con un punto, gracias al empate contra Suecia en el debut. Los suecos igual. La URSS llegaba con una victoria y Finlandia con una derrota. Todo estaba de cara para los soviéticos.

Una fecha inolvidable

El 22 de febrero llegó el partido para recordar. El equipo de universitarios de Estados Unidos se enfrentaba en el Field House y ante 8.500 espectadores, contra la URSS. El precedente de dos semanas antes, hacía pensar en una nueva victoria soviética. El primer período de veinte minutos acabó igualado, empate a dos. En el segundo se puso por delante la URSS. Maltsev ponía el 2-3 en el marcador. Mark Johnson empató el encuentro en el tercer período y el capitán americano Mike Eruzione puso el 4-3 en el marcador a falta de diez minutos para el final. Y no se movió. Ese fue el resultado histórico. El público y la selección estadounidense se volvieron locos de alegría al llegar el final y gritaron ¡U-S-A! ¡U-S-A! como si no hubiera un mañana. 

El milagro había llegado, “Miracle on Ice”, milagro en el hielo. Memorable triunfo el de los universitarios americanos. Vencieron a la URSS cuando nadie daba un dólar por ellos. Pero aún les faltaba un partido para ser más recordados aún. El 24 de febrero, dos días después del milagro contra la URSS le ganaron a Finlandia por cuatro a dos y se proclamaron campeones olímpicos. El nueve a dos que le endosó la URSS a Suecia, solo les valió para ser plata. Los suecos acabaron siendo bronce y los finlandeses fueron cuartos.

Si la victoria para Estados Unidos fue histórica, también lo fue la derrota para la URSS. En medio de la Guerra Fría, dolió y mucho, perder contra los americanos, en casa, y además contra un equipo lleno de universitarios.

 

FOTOS: AP Y GETTY IMAGES
0 0 0 0