Un inventor llamado Dick Fosbury - Las Merinadas Deportivas de Edu

Un inventor llamado Dick Fosbury

Los Juegos Olímpicos de México celebrados en 1968, son recordados por muchos motivos, casi todos buenos. El 20 de octubre de aquel año, un atleta llamado Richard Douglas Fosbury, nacido en Portland (EEUU) el 6 de marzo de 1947, revolucionó el salto de altura para siempre. A Dick Fosbury se le puede considerar como el inventor de una nueva forma de saltar innovadora, que le valió para pasar a la historia del atletismo.

A los 12 años comenzó a utilizar la técnica de saltar de espaldas. Lo calificaron de excéntrico, pero poco a poco fue perfeccionando sus saltos. En el mismo año de los Juegos de México, se proclamó campeón universitario con la Universidad de Oregón y después ganó las pruebas de selección olímpicas de Estados Unidos con una marca de dos metros y veintiún centímetros.

Llegó a la cita olímpica mexicana, sin ser el favorito. Lo eran, el también estadounidense Edward Caruthers y el soviético Valentin Gavrilov.

Revolucionó gracias a un nuevo salto. El llamado “Fosbury flop” consistía en llegar corriendo al listón, impulsarse con el pie izquierdo y pivotando sobre el mismo, atacar el listón con la cabeza y la espalda por delante. O lo que es lo mismo, saltando de espaldas por primera vez en la historia.

Fosbury logró que todos los saltadores de altura cambiaran su técnica

 

Hasta ese momento, todos los atletas saltaban hacia delante. Una revolución en toda regla. Un cambio total en el estilo de salto. Le ayudó que por primera vez, hubo colchonetas en la caída de los saltadores de altura. A partir de aquel día todo cambió en el salto de altura. Doce años después, en Moscú 1980, trece de los dieciséis finalistas utilizaron el salto de Fosbury. En la actualidad todos los atletas que compiten en salto de altura lo hacen con el “Fosbury flop”.

Dick Fosbury venció dando la sorpresa con un salto de 2,24 metros y sin cometer ni un solo fallo hasta los 2,22 metros. Edward Caruthers fue segundo con 2,22 metros y Valentin Gavrilov acabó en tercer lugar con 2,20 metros. Fosbury intentó batir el récord mundial situado en 2,28 metros, en poder del soviético Valeri Brumel, pero no lo consiguió.

Tras ser campeón olímpico en México dejó un legado eterno. Dijo que su objetivo era quedar entre los cinco primeros, que no estaba preparado para ganar, que se iba. Solo tenía 21 años. Se rieron de él, le trataron de loco y se convirtió en un creador de un estilo que se mantendrá por los siglos de los siglos. Una leyenda olímpica con tan solo un día de gloria. No le hizo falta más.

FOTOS: GETTY

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

1 thought on “Un inventor llamado Dick Fosbury”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0