España en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 - Las Merinadas Deportivas de Edu

España en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988

Doscientos hombres y  solo veintinueve mujeres  participaron representando a España en los Juegos Olímpicos de Seúl celebrados en 1988.  El 17 de septiembre tuvo lugar la ceremonia de inauguración con la Infanta Cristina como abanderada. Desde aquel día y hasta la clausura del 2 de octubre, España solo fue capaz de sumar  cuatro medallas y dieciséis diplomas. Una cifra muy baja teniendo en cuenta que cuatro años más tarde correspondería la organización de los Juegos a Barcelona. Los deportes que contaron con más participación española fueron el atletismo, la vela y el hockey hierba.

Las medallas llegaron en cuatro deportes diferentes, los diplomas en once. España acabó en el puesto número 25 del medallero de los 52 países que ganaron al menos un bronce. Un oro, una plata y dos bronces fue el resultado final de España en Seúl, donde se llegaba tras haber ganado seis metales en Moscú 80 y cinco en Los Ángeles 84, sus mejores resultados olímpicos hasta ese momento.

Seis días de espera para celebrar la primera medalla española

El primero en abrir la lata fue Sergi López Miró (Barcelona, 15 de agosto de 1968). Era viernes, 23 de septiembre. El nadador barcelonés llegaba a Seúl como el máximo aspirante de la natación española a hacer un buen papel. Nadie pensaba en la medalla, pero él se encargó de que todos estaban equivocados. La mañana de la final de 200 metros braza, se clasificó con el sexto mejor tiempo: 2´17″ 06,  a 55 centésimas de su récord nacional conseguido en el Europeo de Estrasburgo de 1987 con un excelente cuarto lugar. Llegado el momento clave de su carrera le tocó situarse en la calle 7 entre dos soviéticos.

Salió mal y pasó en sexto lugar en los primeros cincuenta metros de la final con un tiempo de 31 segundos y 10 centésimas. Al paso por el primer hectómetro subió una posición con un tiempo de 1 minuto 5 segundos y 52 centésimas . Llegó a los 150 metros en el mismo lugar con 1 minuto 40 segundos y 15 centésimas. Tocaba remontar a dos rivales para ganar medalla.

La medalla de Sergi López en 200 metros braza fue inesperada

Los últimos cincuenta metros fueron muy emocionantes, casi dramáticos, una lucha total entre tres nadadores: López, el estadounidense Barrowman y el soviético Lozik. A diez metros de la llegada el nadador español les adelanta y se cuelga la medalla de bronce olímpica con un récord de España que también es la séptima mejor marca de todos los tiempos. 2 minutos 15 segundos y 21 centésimas que valieron un histórico podio para la natación española, el segundo tras el bronce de David López Zubero en 200 metros mariposa.

“Estoy como en una nube. Solo pienso en descansar” ” Me he quedado mudo al ver a la Reina Sofía y al Príncipe Felipe en el túnel de vestuarios” “Siempre lo he hecho, pero ahora más que nunca quiero dedicarle esta medalla a mi madre” dijo tras ganar la medalla de bronce.

Jorge Guardiola cazó el bronce

La segunda medalla de España en Seúl llegó un día después que la primera. Fue el mismo día que Ben Johnson batía dopado el récord mundial de los 100 metros lisos con 9.79. Jorge Guardiola Hay (Madrid, 11 de septiembre de 1963) ganó la medalla de bronce en la modalidad de “skeet” de tiro olímpico. Semanas atrás ya había sido subcampeón de Europa , llegaba a la capital surcoreana como candidato a la medalla y no defraudó. Guardiola entró en la final con dos buenísimas series, acertó 49 de sus 50 tiros. Su marca definitiva para colgarse el bronce fue de 220, una más consiguió el subcampeón y dos más el campeón olímpico. 196 platos en las series clasificatorias y 24 en la última ronda le sirvieron para cazar el segundo metal para España en los Juegos de Corea.

Doreste se bañó en oro

Cuando José Luis Doreste Blanco (Las Palmas de Gran Canaria, 18 de septiembre de 1956) llegó a los Juegos de Seúl ya sabía lo que era colgarse un montón de medallas en vela, tanto en la clase Star como en Finn. Campeón del mundo y de Europa, buscaba la triple corona con el oro olímpico en la clase Finn. El oro llegó un martes 27 de septiembre. Mientras el tartán se cubría de suciedad con el dopaje de Johnson, él se convertía en campeón olímpico. Doreste luchó el oro hasta la séptima y última regata, ya que había cuatro posibles candidatos a subir a lo más alto del podio.  “Ha valido la pena” dijo al llegar al puerto olímpico sabiéndose ganador.

El regatista español tiene un palmarés envidiable

Doreste empezó a navegar en 1970 y desde 1977 ganó medallas internacionales absolutas. En las anteriores citas olímpicas no le fue bien. Duodécimo en Montreal 1976 y decimoséptimo en Moscú 1980 en la clase Finn y séptimo (diploma olímpico) en Los Ángeles 1984 en la clase Star. A la cuarta fue la vencida. Doreste ganó el oro olímpico en Séul con un barco cedido por la organización, fue descalificado en la cuarta regata, pero aún así se proclamó campeón. Por si todo eso fuera poco, aquel año tuvo dos episodios negativos que complicaron mucho las cosas. Tras parar en un área de servicio, unos ladrones le robaron una de las mejores velas. A solo tres meses de los Juegos de Seúl, un accidente de tráfico volviendo de una competición hizo que se rompieran los mástiles.

“Estos Juegos Olímpicos han sido impropios, ha existido una antideportividad total y absoluta” “Algunos regatistas llegaron a mentir para descalificarme” “He luchado por la medalla y la he ganado en uno de los mejores momentos de mi carrera deportiva” “He cumplido con un objetivo que me había impuesto hace mucho tiempo, eso es lo que importa, ganar un reto que me había fijado”.

La medalla olímpica de “Josele” en Séul supuso la cuarta de oro para España en toda su historia. La vela española sumaba así su quinta medalla, la cuarta consecutiva tras la plata de 1976 y los oros de 1980 y 1984.

La plata doble del tenis

El tenis llevaba sesenta y cuatro años sin ser olímpico. Desde Séul no ha dejado de deparar grandes partidos. El de la final de dobles masculino ya forma parte de la historia del tenis. El oro pudo ser para cualquiera de los cuatro finalistas . La pareja española formada por Sergio Casal Martínez (Barcelona, 8 de septiembre de 1962) y Emilio Sánchez Vicario (Madrid, 29 de mayo de 1965) luchó hasta el final por un oro que ganaron los americanos Flach y Seguso. Tres horas y cincuenta minutos de dura batalla en cinco sets.

El comienzo del partido no indicaba nada bueno. Los españoles perdían por un doble 6-3 y además tenían un 5-3 en contra en el tie break del tercer set. A partir de ahí el encuentro fue otro, Casal y Sánchez ganaron el tercer y cuarto set en sendas muertes súbitas. En el quinto y definitivo set, los estadounidenses se pusieron 5-3, pero los españoles lograron igualar la final. El público, emocionado, animaba sin parar. De nuevo el partido empatado a 7. Finalmente en el decimoquinto juego, Sánchez Vicario perdió su saque y con 8-7 a favor, la pareja americana no desaprovechó su servicio para imponerse 9-7 en el quinto y agónico set. El oro se quedó a un paso.  “Vimos el oro de cerca” “Caímos ante la mejor pareja del mundo” dijeron los subcampeones olímpicos.

El año anterior en el Torneo de Wimbledon, Casal y Sánchez también habían perdido contra los mismos rivales que en la final de Seúl. En 1988 ganaron el US Open y dos años después Roland Garros. Fueron una pareja mítica de dobles para el tenis español. Juntos ganaron cerca de cuarenta títulos ATP, pero pasaron a la historia olímpica y del tenis por ganar la plata en Seúl. Una medalla inolvidable.

16 diplomas con dos cuartos puestos rozando podio

Desde los Juegos Olímpicos de Londres 1948, el COI (Comité Olímpico Internacional) decidió premiar también con diploma a los clasificados en cuarto, quinto y sexto lugar. En Los Ángeles 1984 se decidió aumentar el premio al séptimo y al octavo clasificado. España ganó en Seúl dieciséis diplomas, gracias a dos cuartos puestos que se quedaron rozando la medalla de bronce, cuatro quintos, un sexto, seis séptimos y tres octavos puestos. Hubo un atleta (Josep Marín) que se quedó con la miel en los labios en dos ocasiones. En 20km marcha fue cuarto y en la prueba más larga, en los 50km marcha, acabó en quinta posición.

 

FOTOS: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0 0