La confirmación de Ana Peleteiro - Las Merinadas Deportivas de Edu

La confirmación de Ana Peleteiro

Llegó a la élite del atletismo cuando tan solo era una niña. Una niña prodigio que el histórico 12 de julio de 2012, saltó más de 14 metros en el Estadio Olímpico de Barcelona para proclamarse campeona mundial júnior.  Aquel día en el que batió el récord europeo júnior de triple salto (14,17m) le cambió la vida para siempre a Ana Peleteiro, solo tenía 16 años.  A partir de ahí comenzaron momentos de presión y de dificultades que con humildad, esfuerzo y sacrificio la atleta gallega ha sacado adelante.

En el Mundial bajo techo celebrado en Birmingham ha saltado más que nunca. El mejor salto de su vida (14m40cm) ha valido una medalla de bronce que recordaremos durante mucho tiempo. Fue en el tercer intento, cuando se la jugaba, cuando comenzó a volar. Los 14m18cm la situaban en puestos de medalla. Si no llega a hacerlo no habría pasado a la mejora. Saltó más en el momento justo, al límite de la eliminación, con toda la presión encima de ella, como solo saben hacer los grandes del deporte.

El cuarto salto fue la confirmación de Ana Peleteiro. El paso de la juventud a la madurez en un abrir y cerrar de ojos. Un salto que valía una medalla, que acababa con la aspirante e iniciaba el camino del podio. 14 metros y 40 centímetros para comenzar un nuevo camino que la sitúa entre las mejores del triple salto mundial. Los años ratificarán el bronce de Birmingham. Ese salto la situaba en puestos de medalla de plata, por debajo de la jamaicana Kimberly Williams y por encima de la venezolana Yulimar Rojas. El quinto salto de Rojas confirmó su favoritismo y le aupó al oro mundial con 14m63cm. Ana Peleteiro no saltó más. No hizo falta. Ya había hecho historia con un bronce inolvidable. Una medalla que seguro significará un empujón para una atleta sensacional que está llamada a dar muchas alegrías al atletismo español. Peleteiro es presente y es futuro. Da gusto escucharla. Demuestra una madurez impropia de una joven de 22 años. «España se merecía tener esta alegría de mi parte» ha dicho nada más colgarse el bronce, la medalla que muchos llevábamos esperando desde hace mucho tiempo y sabíamos que tarde o temprano llegaría.

Los 14m40cm sitúan a Ana Peleteiro como segunda saltadora de triple salto de la historia de España. Solo tiene por delante ya a Carlota Castrejana, que con 14m64cm ganó el oro europeo indoor en 2007, exactamente en la misma pista que ha logrado el bronce mundial la gallega. Está a veinticinco centímetros de hacer más historia.

El triple salto es su vida. Todo lo que hace día a día es por y para el atletismo. Entrena cada día con los mejores del mundo, con auténticos números uno de su especialidad. Con la venezolana Yulimar Rojas, campeona del mundo en Birmingham y vigente subcampeona olímpica, con Alexis Copello, con Nelson Évora. Todos ellos dirigidos por el campeón olímpico de salto de longitud y cuatro veces campeón mundial, el cubano Iván Pedroso. «Tengo que estar siempre al 100% para no sentirme ridícula» cuenta humildemente Peleteiro.

Sus orígenes en el atletismo fueron por casualidad. De pequeña hacía ballet, quería hacer gimnasia rítmica pero no había posibilidades de hacerlo en su ciudad y su padre le apuntó al atletismo. Desde el primer día, a los cinco años, se enamoró de su deporte y desde aquel momento comenzó a «jugar con el atletismo». Su sueño es ser campeona olímpica algún día y no va a parar de entrenar hasta que lo consiga. Toda España estará pendiente.

FOTOS: PHIL NOBLE (REUTERS) BEN STANSALL (AFP) , STEPHEN POND (GETTY)

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0