El oro mundial de un equipo legendario - Las Merinadas Deportivas de Edu

El oro mundial de un equipo legendario

Todo el mundo recuerda su plata olímpica en Barcelona 92. Les supo a poco, querían el oro olímpico y se quedaron a las puertas tras varias prórrogas jugadas en la final contra Italia. Cuatro años más tarde, en Atlanta 96, lo lograron. La gloria llegó para la selección española masculina de waterpolo el 28 de julio de 1996.

La selección española de waterpolo se quedó muy cerca de ganar el oro mundial en 1991 y 1994, tuvo que saborear dos platas como en los Juegos Olímpicos de Barcelona. Fue un equipo de leyenda, que además ganó una plata y un bronce europeos en 1991 y 1993 respectivamente. En 1991 llegó el primer metal mundialista en la ciudad australiana de Perth. Siete años más tarde, España llegaba a la misma ciudad como la gran favorita para ganar la medalla de oro tras la victoria olímpica dos años antes.

En el Mundial de Perth de 1998, España quedó encuadrada en el grupo C en la fase preliminar. Sus rivales, Grecia, Brasil y Sudáfrica. Se clasificaban para la siguiente fase los tres primeros. España ganó los tres partidos y se clasificó como primera de grupo para la fase final. Ganó 13-3 a los sudafricanos, 7-6 a Grecia y 9-3 a Brasil.

En la siguiente fase se clasificaban para semifinales los dos primeros de cada grupo, España tuvo que jugar contra la anfitriona Australia, a la que ganó 5-4, contra EEUU a la que ganó por el mismo resultado y arrasó a Eslovaquia ganando 15-8. Evidentemente habiendo ganado los tres partidos, la selección española llegó a semifinales con un balance total de seis victorias y cero derrotas.

En el penúltimo partido del torneo tocaba enfrentarse a Yugoslavia, que había ganado a España en la final de Perth 1991. La selección entrenada por Joan Jané, ganó 5-3 y se clasificó para una nueva final.

El 18 de enero de 1998 llegó el partido decisivo contra Hungría, campeona de Europa cinco meses antes y toda una institución en el waterpolo olímpico y mundial. España merecía el título después de haber vencido en todos los partidos. Quedaba el más difícil de todos. Al término del primer cuarto, el equipo español ganaba ya 3-1, acabó ganando 6-4 a los húngaros y proclamándose campeón del mundo por primera vez en su historia. Ocho victorias de ocho posibles, imbatida, impresionante, memorable.

Manel Estiarte, Jesús Rollán, Jordi Sans, Pedro García, Salva Gómez, Dani Ballart, Sergi Pedrerol, Iván Moro, Iván Pérez, Carles Sanz, Rubén Michavila, Marco Antonio González y Gustavo Marcos, fueron los arquitectos de esta medalla de oro. Algunos de ellos probaron el sabor de la derrota olímpica en Barcelona y el de la victoria en Atlanta. En Perth, se consagraron como un equipo legendario. Tres años más tarde, en Fukuoka 2001, España volvería a ganar otro oro mundial.

Crónica del diario El País el día después del oro mundial

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0