Alegrías y decepciones del deporte español en 2014 - Las Merinadas Deportivas de Edu

Alegrías y decepciones del deporte español en 2014

Los años siempre vienen cargados de alegrías, de sorpresas y de decepciones. El deporte no es ajeno. El deporte español tampoco. 2014 será recordado como el año de las reinas del deporte mundial . El año en el que el deporte femenino español se superó a si mismo y alcanzó cotas que hasta hace años se veían como una quimera. La mayor representante del deporte femenino de nuestro país ha sido Mireia Belmonte. Es sin duda la mejor deportista española de todos los tiempos y se ha ganado ser la mejor deportista española de 2014. La nadadora de Badalona ha subido al podio en 53 ocasiones, 32 de ellas al escalón más alto. Impresionante el año de Carolina Marín, la mejor jugadora española de bádminton de la historia. Ganar en un mismo año el Europeo y el Mundial, la hacen ser clara aspirante a medalla olímpica en Río 2016. Queda mucho aún, pero su progresión es imparable.

Se acaban los calificativos para definir la carrera de Ruth Beitia, la mejor saltadora de altura que han visto nuestros ojos, ha repetido medalla de oro en el Campeonato de Europa. Tiene cuerda para rato. Siempre entre las mejores. Por equipos, el nivel del deporte femenino español es cada vez más alto. Las chicas de waterpolo han vuelto a conquistar Europa ganando la medalla de oro. Las de balonmano se han quedado a las puertas de clasificarse directamente para los próximos Juegos Olímpicos, Noruega les dejó con la plata. La gimnasia rítmica sigue dando pasos hacia la medalla olímpica, fueron oro mundial en mazas. La selección de fútbol sala ha vuelto a ser bronce mundial. Y qué decir de la selección española femenina de baloncesto. La medalla de plata en el Mundial de Turquía la recordaremos toda nuestra vida. Solo EEUU pudo con ellas. Son las mejores del mundo sin las americanas. De eso no hay ninguna duda.

En el deporte masculino español ha habido alegrías, pero también se han producido las mayores decepciones. Ha sido el final de tres eras magníficas. La eliminación prematura de La Roja en el Mundial de fútbol de Brasil. La derrota estrepitosa de la ÑBA contra Francia, en el Mundial de España de baloncesto, cuando todo el mundo esperaba la final contra USA. El descenso a Segunda de la selección de tenis en Copa Davis. Rafa Nadal no ha sido el mismo, debido a las lesiones, pero aún así ganó su noveno Roland Garros. Javier Gómez Noya logró su cuarto mundial de triatlón. Marc Márquez ya es bicampeón del mundo de Moto GP. El segundo título lo ha conseguido con una superioridad aplastante. Ha sido sin duda el mejor deportista español de 2014. Magnífico el oro europeo de Miguel Ángel López Nicolás en los 20 kilómetros marcha. Los triunfos de Kilian Jornet, un hombre que no tiene límites y que quiere cada día más. Impresionante de nuevo el mejor patinador de la historia de nuestro país, Javier Fernández, oro europeo (ya es bicampeón), bronce mundial y diploma olímpico (cuarto en Sochi 2014).

Ha sido un año en general notable para el deporte español, que sigue conquistando Europa y el mundo a pesar de que cada vez lo tiene más complicado. Llegarán nuevos triunfos y también nuevas decepciones, que esperamos sean las menos. Y por supuesto, se producirán sorpresas, que ojalá sean todas agradables.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0