Las Décimas - Las Merinadas Deportivas de Edu

Las Décimas

Ha tardado en llegar doce años pero ya está entre nosotros. Ha costado miles de millones de euros. Un auténtico despropósito de dinero para los tiempos que vivimos. La Décima ha llegado después de más de una década de travesía por el desierto de los octavos de final, de los cuartos de final y de las semifinales. El Real Madrid siempre vuelve. Estamos acostumbrados a esa frase que es una realidad. Ha vuelto a conquistar su amada Copa de Europa y ahora toca luchar por la Undécima. Lo lógico sería que no hubiera que esperar tanto tiempo. Pero el fútbol no es una ciencia exacta. La final contra el Atlético de Madrid lo ha demostrado. El equipo colchonero era campeón a falta de dos minutos de cumplirse el tiempo de descuento.

El equipo madridista luchó y asedió el área rojiblanca hasta que Sergio Ramos, el mejor central del mundo, saltó hacia el cielo para rematar el gol más importante de su vida. El fútbol le debía algo así al de Camas, dos años después de haber fallado aquel penalti con el que muchos estuvieron regodeándose largo tiempo. La temporada y sobre todo el último tramo de Ramos ha sido de matrícula de honor. Sus goles en el Allianz Arena guiaron a su equipo hacia la final. El remate en Da Luz ha valido La Décima.

El Real Madrid ha merecido la Décima como hubiera merecido la Primera el Atlético de Madrid. Son los actuales mejores equipos de Europa y han hecho una competición extraordinaria. El Madrid, con el único borrón del partido de Dortmund, el Atleti, con el agotamiento en la prórroga del partido más importante de su historia. El 24 de mayo de 2014 quedará para siempre marcado en nuestra memoria. Dos equipos de una misma ciudad, la más bonita del mundo, Madrid, se enfrentaban por saber quien es el mejor equipo del viejo continente.

Seguramente no volveremos a vivir un partido así en nuestra vida. Por eso, disfrutemos los vencedores y los finalistas. Porque aunque como decía Luis Aragonés, con mucha razón: «Del subcampeón no se acuerda nadie», el Atlético ha sido un magnífico finalista que con un presupuesto infinitamente inferior al Madrid, ha estado a punto de subir a la cima.

Es el año de Las Décimas. El Atlético ha conseguido en menos de doce meses, dos. Su décima Copa del Rey en el Bernabéu en 2013 y la merecidísima Liga rematada con el empate en el Camp Nou en un campeonato vibrante e inolvidable.

Todas las estadísticas estaban a favor del Real Madrid para lograr su décima Copa de Europa. En la Séptima, en la Octava y en la Novena, un francés había marcado en semifinales. Benzema lo ha logrado este año contra el Bayern Munich. Antes fueron Karembeu, Anelka y Zidane. Además el Madrid eliminó al actual equipo de Guardiola en su camino hacia la Octava y la Novena. Y también en las cuatro últimas Copas de Europa ha eliminado a equipos alemanes. El Dortmund también fue rival en el camino hacia la Séptima. Y para rizar el rizo, Conchita Wurst le ha dado a Austria el triunfo en Eurovisión. Algo que solo había ocurrido en una ocasión. Fue en 1966 y ese año, el Madrid lograba la Sexta.

Ahora llega el momento de luchar por la Undécima. El Madrid es tan grande que en cuanto el arbitro pitó el final del partido contra el Atlético de Madrid, ya estaba pensando en el próximo objetivo. Es su competición, es la mejor de las mejores, es la Copa de Europa. Y de momento, el madridismo debe sentirse orgulloso y tranquilo de que su equipo siga siendo inalcanzable.

El Atlético de Madrid tiene dos Undécimas en el horizonte. La Liga y la Copa. Las Décimas tardaron mucho en llegar. Veremos que pasa a partir de ahora. Con «Cholo» Simeone el camino será más fácil.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0