Mis sueños con Jesé - Las Merinadas Deportivas de Edu

Mis sueños con Jesé

«Sueño con un gol de Jesé en Lisboa». Ese es el título que debería llevar este post. Llevaba escrito desde hace unos días y debería haberlo publicado hoy. Pero el deporte en general y el fútbol en particular nos enseña que nada está decidido hasta que el arbitro pita el final del partido o el entrenador da por acabado un entrenamiento. Las lesiones, las malditas lesiones, siempre están ahí para fastidiarlo todo. Lo vi en sueños, marcando un gol en la final de la Copa de Europa de este año.

La clasificación para cuartos de final de la Copa de Europa del Real Madrid, en este 2014, siempre quedará marcada por la lesión de rodilla derecha de Jesé Rodríguez. Llegó muy temprano, en los primeros minutos del encuentro contra el Schalke 04. Los madridistas enmudecimos por unos instantes. Porque la temporada del jugador canario estaba siendo excepcional y porque es la gran esperanza de la cantera del Madrid. Los números le avalan, ocho goles y cuatro asistencias en su primera temporada con los mayores. La mala suerte y el destino han querido que deje de jugar durante un largo período.

 

La gravedad de la lesión le hará estar varios meses fuera de los terrenos de juego y el equipo madridista le echará en falta, porque estaba siendo uno de los mejores jugadores de la temporada. Jesé salvó al Madrid de despedirse de la Liga en diciembre cuando marcó el gol de la victoria en Mestalla en los últimos minutos del partido ante el Valencia. Si no llega a marcar el 2-3 aquel día, seguramente estaríamos hablando de otra situación en la clasificación, esa noche Jesé cambió el rumbo del campeonato liguero.

En las últimas semanas se ha venido hablando de la posible convocatoria de Jesé con la selección española absoluta. La lesión trunca también esa posibilidad, en mi opinión más que merecida. Jesé habría sido un soplo de aire fresco para La Roja en el Mundial. Vicente del Bosque ha confirmado que era un jugador potencial para acudir, como otros muchos. Otro sueño, de momento, incumplido.

Afortunadamente solo tiene 21 años y toda una carrera por delante. El gol en Lisboa deberá esperar. El mejor regalo que el Real Madrid podría hacerle allí el 24 de mayo es ganar su décima Copa de Europa. Pero antes de cumplir ese sueño, el Madrid deberá subir otros cuatro escalones, dos de cuartos y dos de semifinales.

Si todo va bien, podremos ver jugar de nuevo a Jesé, a principios de la temporada que viene. Marcando goles y celebrándolos con el dedo índice levantado. Su juventud, su fuerza y sus ganas de triunfar ayudarán a que sea lo antes posible. Para seguir escribiendo páginas de oro en el Real Madrid, para marcar una nueva era y parecerse cada vez más a su «hermano mayor», el actual Balón de Oro. Para convertirse en el sucesor de Raúl González Blanco como buque insignia de la cantera madridista.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0