Un desbarajuste llamado Juegos Olímpicos - Las Merinadas Deportivas de Edu

Un desbarajuste llamado Juegos Olímpicos


El 14 de mayo de 1900 echaban a andar los Juegos Olímpicos de París o lo que se llegó a llamar Concursos Internacionales de Ejercicios Físicos y Deportes . Los Juegos se llevaron a cabo como parte de la Exposición Universal de aquel año. Por esa razón las pruebas se desarrollaron durante cinco meses. Los Juegos de París terminaron el 28 de octubre.

Participaron más de 20 países y más de 1000 atletas que compitieron en 20 deportes y un total de 95 disciplinas. Por primera participaron mujeres, ninguna de ellas española. Pero si compitieron algunos atletas de nuestro país, en la que supuso la primera cita olímpica para España.


La trascendencia que tuvieron estos Juegos fue menor que los anteriores celebrados en Atenas.

La figura de los Juegos Olímpicos de París fue el estadounidense Alvin Kraenzlein que ganó 4 pruebas en atletismo: 60 metros, 110 metros vallas, 200 metros vallas y salto de longitud.


La primera campeona olímpica de la historia fue la tenista británica Charlotte Cooper. Ganó en individuales y también la prueba de dobles mixtos. Antes de competir en París, Cooper había logrado 3 torneos de Wimbledon y después de los Juegos consiguió dos más. Murió en 1966 a los 96 años.


El medallero parisino estuvo encabezado por el país anfitrión, Francia, seguido de EEUU y de Reino Unido.
En los Juegos de París se introdujeron nuevos deportes: el golf, el rugby, el polo, y una prueba de lucha a la cuerda , en la que venció un equipo combinado de suecos y daneses.


España ganó una medalla. Y aquí hay mucho lío. Según el Comité Olímpico Internacional, en París, lograron un oro en la modalidad de Cesta Punta de Pelota Vasca, José de Amézola y Francisco Villota. Pero según el Comité Olímpico Español, la delegación española consiguió una medalla de plata, gracias al segundo puesto en tiro al pichón del Marqués de Villaviciosa, Pedro Pidal y Bernaldo de Quirós. Esta plata no está reconocida por el COI por diferentes motivos, pero si por el COE, que la mantiene en sus libros, en su web y en una placa que tienen en el hall de su sede de Madrid.

Pero volvamos al desbarajuste de los Juegos. Algunos competidores no tuvieron alojamiento, a los vencedores se les entregaron regalos cedidos por particulares y muchos de los deportistas, no sabían que estaban participando en unos Juegos Olímpicos. Al coincidir con la Exposición Universal, algunos de los espectadores y competidores, no sabían si estaban presenciando o participando en la Expo o en los JJOO y no se sabe a ciencia cierta, que pruebas fueron olímpicas y cuáles no.


El fundador de los Juegos Olímpicos modernos, el Barón de Coubertin, dijo que había sido un milagro que el movimiento olímpico sobreviviera a aquel caos. En París 1900, se produjo el primer boicot olímpico aunque parece que ha quedado olvidado a lo largo de los años. No fue como otros boicots, por motivos de raza, política ni de invasiones. Fue por motivos religiosos. Todo ocurrió en las pruebas de atletismo que se iban a iniciar en domingo. Los angloamericanos pidieron, por sus creencias religiosas, que las pruebas se adelantasen al sábado, pero no lo consiguieron. Las finales de aquel domingo de 1900, se disputaron sin algunos de los favoritos. En medio del caos olímpico de París, se produjo alguna que otra anécdota:
En atletismo, por ejemplo, la zona de lanzamientos estaba instalada en un pasillo entre árboles y muchas veces , el martillo o el disco se estrellaban contra las ramas.
En la maratón, cambiaron de recorrido, en el último momento. Al principio de la carrera, se puso en cabeza un norteamericano, pero tuvo que abandonar porque le atropelló una bicicleta. A los 30 kilómetros, se puso primero otro americano, pero le equivocaron de camino, llegando finalmente sexto a la meta y lleno de barro a 40 minutos del ganador. Se sospechó además, que el vencedor Michel Theaton (que era jardinero del Racing Club, lugar donde se celebraba el atletismo) había tomado un atajo en el tramo final de la prueba, evitando así el empedrado.


En la ceremonia de clausura de París 1900, hubo más vencedores que medallas. A algunos campeones se les premió con pipas, bastones, carteras o peines. Podría decirse que los Juegos Olímpicos de París, pasaron a la historia como los peores de la Era Moderna. Eso sí , dejaron algo bueno que se sigue manteniendo actualmente, el lema del espíritu de todo deportista: CITIUS, ALTIUS, FORTIUS, más rápido, más alto, más fuerte.

0 0 0 0