Andrea Fuentes y el buen rollo - Las Merinadas Deportivas de Edu

Andrea Fuentes y el buen rollo

Hace unos meses tuve la oportunidad de hacer realidad un sueño. Ya lo he contado por aquí alguna vez, presentar un programa de deportes y poder entrevistar a los mejores de nuestro país. En estos días se cumple un año de una de las entrevistas con las que más a gusto me encontré. Recuerdo que era martes, 20 de febrero, pero la emisión del programa fue el domingo siguiente. Contacté con Andrea Fuentes por Twitter. La pedí que me siguiera. Lo hizo. Y nos intercambiamos unos cuantos mensajes hasta que cerramos día y hora para la entrevista. Sin problema ninguno. Más fácil imposible. Solo hacía unos días que Andrea había dejado la natación sincronizada.

Andrea me mandó un whatsapp la mañana de la entrevista diciéndome que si la podíamos retrasar un rato porque estaba de mudanza. Así lo hicimos. Cuando comenzó la entrevista reconozco que tuve un cosquilleo especial, como cuando sabes que va a pasar algo grande en tu vida. Confieso que estuve nervioso durante varios minutos, pero Andrea lo hizo tan fácil, que me dio la sensación de que nos conocíamos de toda la vida. Realmente esa ha sido la primera y la única vez que hemos hablado.
Durante los minutos que estuvimos charlando, recordamos como decidió dejarlo. Me explicó que fue un cúmulo de circunstancias con señales bastante claras, como el triste fallecimiento del gimnasta Andreu Vivó que la hizo pensar en aprovechar el momento al máximo. Me contó que el día que decidió dejarlo estaba callada con su pareja Víctor, y de repente se puso a llorar desconsoladamente. Cuenta Andrea que fue un momento super especial y que ya no había vuelta atrás.

Andrea me contó que sus amigos de verdad están fuera del deporte y que lo mejor de su trayectoria deportiva para ella fueron las anécdotas diarias entrenando con el equipo, con el que pasaba doce horas diarias. Y también esos momentos de subidas y bajadas de ánimo extremas que da el deporte.
Recordó como lo más duro, el año previo a los Juegos Olímpicos de Sidney donde incluso pensó en dejar la sincro y también el último año de preparación para los Juegos de Londres .

También me contó alguna anécdota divertida, como la de mirar fijamente a las chinas antes de salir a competir en los Juegos de 2012 con Ona Carbonell. 36 medallas en total, cuatro de ellas olímpicas guardadas a buen recaudo en casa de su madre. Un palmarés magnífico para una deportista que ha dejado un hueco muy grande en el deporte español.

La entrevista completa se puede escuchar aquí:

Menos mal que ahora podemos disfrutar de su escritura en los artículos que escribe para el diario El Mundo. Son todos geniales. Y a mí al menos me enseñan y me hacen reflexionar cuando los leo. También sabemos de su nueva vida con su chico Víctor Cano, del que primero fue amiga y después surgió el amor y al que conoció gracias al deporte y con el que ahora está esperando un hijo al que llamarán Kilian. Sabemos de su nueva vida por su magnífico blog con el que Andrea sigue transmitiendo buen rollo y energía positiva, como lo hizo en la entrevista y en su trayectoria deportiva.

El blog de Andrea es este: http://sonbernatproject.blogspot.com.es/ y ahí nos cuenta como va su embarazo, dará a luz en unos dos meses, como están arreglando su nuevo hogar y toda la gente que les acompaña en su nuevo proyecto de vida y el Bio-centro de revitalización que están creando. Un trabajo en equipo envidiable, maravilloso.

La cita preferida de Andrea Fuentes es de Machado: «Caminante no hay camino, se hace camino al andar….». Ella sigue haciendo camino y pronto será mamá. Le deseo mucha suerte en la que será la mejor competición de su vida y que todo le vaya muy bien. Estoy seguro de que junto a Víctor, ganará la medalla de oro. 

0 0 0 0