Mi primera vez - Las Merinadas Deportivas de Edu

Mi primera vez

Han pasado ya veintidós años, pero lo recuerdo como si fuera ayer. Mi padre venía anunciándome desde hacía tiempo, que pronto iría a ver un partido en vivo y en directo al Estadio Santiago Bernabéu. Llegó el día. Aquel 27 de octubre de 1991 fui por primera vez  a ver un partido de fútbol. Tenía nueve años y desde que me levanté por la mañana estuve nervioso por lo que llegaría horas después. Comimos rápido porque la hora del comienzo del partido se acercaba. En aquellos días la estación de Metro se llamaba Lima, en vez de la actual con el nombre del estadio. Íbamos a ir en Metro pero finalmente mi padre decidió que cogiéramos un taxi. Recuerdo como sonaba aquel Carrusel Deportivo, anunciando las alineaciones del partido que veríamos minutos después. Y llegó el momento. La sensación al entrar en el estadio, fue indescriptible e inolvidable.

He vuelto a ir al Bernabéu en más ocasiones, pero como aquella tarde en la que me estrené, ninguna. No se puede comparar ningún otro partido, con la primera vez que ves la grandiosidad y el ambiente del estadio madridista. A las 17:00 comenzó el partido (antes era el horario de todos). Era un Real Madrid- Logroñés. El Madrid estaba entrenado por Radomir Antic (al que Ramón Mendoza destituiría cuando el Madrid iba líder) y el equipo riojano por el mítico y simpático David Vidal. Nunca se me olvidará que el portero del Logroñés era Julen Lopetegui, el actual seleccionador sub-21. Lopetegui se tiró casi todo el partido regalando el balón al Madrid en los saques de puerta. No daba una. O se iban fuera de banda o lo recibía un jugador madridista. Revisando las alineaciones de aquel día llama la atención, que hubiera tantos españoles en los onces titulares. La Ley Bosman llegaría años después, para quedarse. El Madrid jugó aquel partido con Buyo en la portería, Chendo, Sanchis, Villarroya y Rocha en defensa. Hierro, Hagi, Michel y Milla en el centro del campo y Butragueño y Luis Enrique como delanteros. También participaron en el encuentro Gordillo y Alfonso. En el Logroñés estaban jugadores emblemáticos como Quique Setién o el austriaco Anton Polster.

No fue un partido para recordar por el juego, pero si por lo que significaba para mi, ir por primera vez al Bernabéu. Acabó 3-0 a favor del Madrid con dos goles de Hierro y uno de Luis Enrique. Un encuentro que jamás olvidaré y del que me arrepiento no haber guardado la entrada. Aquella temporada 91-92 acabó en Tenerife, donde el Madrid perdió la primera de sus Ligas en la isla canaria. Pero eso es otro capítulo que me gustaría comentar en otro post.

0 0 0 0