¿Qué futuro le espera al deporte español? - Las Merinadas Deportivas de Edu

¿Qué futuro le espera al deporte español?

El sueño se ha convertido en pesadilla. Tardaremos en despertarnos. Pero tiene que ser lo antes posible. El rechazo a la candidatura de Madrid 2020, hace que el deporte de nuestro país este herido profundamente. Los Juegos Olímpicos de Madrid habrían supuesto un cambio de rumbo para todos. Para España y especialmente para sus deportistas. Estamos tristes, pero entre todos, tenemos que pensar en una solución. Y esa pasa principalmente por el dinero, que no tenemos, pero que si tienen las grandes empresas. Ha llegado la hora de las inversiones privadas en el deporte y de ayudar a todos, no solo a los futbolistas. Las lágrimas de Jennifer Pareja tras conocer la decisión de los miembros del COI son un reflejo de lo que todos hemos sentido, de los que amamos el deporte. La capitana de la selección española de waterpolo, posiblemente no llegará a Tokio 2020, pero la gran mayoría de sus compañeras actuales, si. Hay que pensar en el presente y en el futuro. No puede ser que haya medallistas de Londres 2012 sin cobrar. Quedan tres años para los Juegos de Río. En ese momento veremos cual es la situación real de nuestro deporte. Si no se produce un giro radical, será difícil alcanzar las 15 medallas. Y todo con 1/3 de las federaciones españolas en quiebra técnica , con un Plan ADO cada vez más pequeño y con un 34% menos de ayudas por parte del Consejo Superior de Deportes.

¿Por que no han elegido a Madrid?. No soy un experto en la materia, pero pienso que la clave de todo es el dinero. Al COI le hablas de austeridad y se asusta. Dopaje a parte, creo que ha sido la principal razón del NO olímpico a Madrid. Ha sido la tercera vez consecutiva que Madrid se ha presentado. La mas dolorosa de las derrotas ha sido esta. Perder en un desempate con Estambul, no entraba en las quinielas de nadie. Y lo que es más grave, con menos votos en primera ronda que en las candidaturas anteriores. Es un punto clave para retirarse durante unos anos de la carrera olimpica. España necesita discursos como los de Samaranch Jr. o los del Príncipe Felipe. Pero no los de sus politicos, a los que yo les ponía un barco con dirección a una isla desierta y sin billete de vuelta. El deporte español necesita reinventarse o morirá de pobreza y de pena. Necesita ideas nuevas y sobretodo dinero. Porque los deportistas los tenemos, aunque haya periódicos deportivos que no les dediquen ni una esquina de su portada. Necesitamos a gente como la UCAM, o AGM Sports que están invirtiendo y ayudando a los deportistas españoles a labrarse un futuro mejor uniendo estudios y deporte. Es hora de re-imaginar el deporte como hace Ángel Sanz.

Ha llegado el momento de ponerse a trabajar. De prometer y cumplir. De no vender la piel del oso antes de cazarlo. De ayudar a nuestros deportistas a seguir luchando por estar entre los mejores o en muchos casos a ser los número uno de sus deportes. Pienso especialmente en los cuarenta abanderados de la candidatura de Madrid 2020, seguramente no todos llegarán a Tokio, pero su esfuerzo merecerá la pena si cuentan con dinero para que lo tengan más fácil. El camino está lleno de dificultades y de tinieblas. Pero con el trabajo y la opinión de expertos deportivos y de marketing, seguro que comienza a verse la luz al final del túnel. El tiempo se acaba, pero hay salvación. Tenemos excelentes deportistas y no podemos desaprovecharlos y dejar que se retiren o que no puedan competir porque invertimos en otras cosas. La educación física en los colegios es fundamental para el futuro. A los chavales hay que inculcarles el deporte desde la base, el comienzo de todo, donde se construyen los grandes campeones, donde germina el gen ganador que tienen los elegidos.

Y por favor, Madrid 2024 NO. Una cuarta derrota sería insostenible. Hacen falta años de reflexión y estudio para volver a presentarse. En 2024 lo más probable es que que los Juegos Olímpicos se celebren en Europa. Y casi con toda seguridad se los concederán a París, que ya ha organizado otros dos. El COI debería plantearse varios cambios. Entre ellos, que no se pueda presentar una ciudad que ya ha organizado unos Juegos. Pasó con Londres (1908, 1948, 2012). Ha pasado con Tokio (1964 y 2020). Y pasará con París (1900, 1924 y 2024). Y por supuesto, una institución seria y más que centenaria, no puede decidir de aquella manera la ciudad organizadora de unos Juegos. Ni tampoco otorgarle la mejor nota y luego eliminarla en la primera votación. Es de juzgado de guardia. Pero es lo que hay y toca aguantarse y pensar que todo es política y sobretodo dinero. El dichoso dinero que lo mueve y lo cambia todo.

0 0 0 0