Leyenda Isinbáyeva - Las Merinadas Deportivas de Edu

Leyenda Isinbáyeva

Se retira como merecía. Con una medalla de oro en un Campeonato del Mundo. Lo primero que hay que hacer ante las leyendas es quitarse el sombrero. Y ante Yelena Isinbáyeva hay que quitárselo por varios motivos. Su elegancia, su sonrisa, sus ojazos y por supuesto y sobretodo su manera de saltar con pértiga, nos han ganado a muchos aficionados al deporte y al atletismo. Ha sido una delicia asistir a su último día como pertiguista, y verla lograr el oro en su país, aunque haya sido a miles de kilómetros de distancia. El 13 de agosto de 2013 pasará a la historia como el día en que una atleta de 31 años se marchaba por la puerta grande de un estadio entregado con su reina. El Luzhniki, por fin se ha llenado, por ella. Gracias Yelena.

Su legado es espectacular. Será muy difícil que veamos a una pertiguista de tanta categoría en muchos años. Deja un estratosférico récord del mundo al aire libre, 5,06 que ha intentado superar en los últimos saltos de su carrera. Benditos saltos, aunque hayan sido todos nulos. 15 veces ha logrado superar el récord del mundo a lo largo de sus magníficos años como deportista de altísimo nivel. 13 veces ha batido el de pista cubierta que ya no le pertenece. Pero da igual. Su entrenador ha dicho alguna vez que podría haber superado los 5,15. Eso ya no lo veremos, ni falta que hace, porque siempre será muy grande.

Dos veces oro olímpico, en Atenas 2004 y Pekín 2008. En Londres 2012 «sólo» pudo ser bronce. Cuatro veces campeona del mundo indoor y tres al aire libre contando esta última de Moscú. Un palmarés digno de los elegidos, de los más grandes del deporte. Digno de ser portada en cualquier diario deportivo del mundo. Y siempre con grandes marcas. Siempre en lo más alto.

Su despedida ha sido de oro. Sus volteretas y acrobacias celebrándolo, también. Se va una número uno, una auténtica leyenda de la pértiga, del atletismo y del deporte.¿Por qué te vas tan pronto?. Leyenda Isinbáyeva.

0 0 0 0