Campeonas desde la humildad - Las Merinadas Deportivas de Edu

Campeonas desde la humildad

Las piscinas Picornell se han llenado de oro gracias a trece mujeres, trece deportistas sensacionales que han logrado algo muy difícil, algo que logran muy pocos en su carrera. De la plata olímpica conseguida en Londres 2012, han subido a lo más alto en Barcelona 2013. Subcampeonas olímpicas y campeonas del mundo. Si se puede, claro que se puede. Con fuerza, con carácter, con valentía y con unión han logrado superar la decepción de hace un año cuando perdieron en la final contra EEUU. Australia ha sucumbido ante las nuevas campeonas, que ya son eternas para siempre. Ya nadie les puede quitar que una vez fueron campeonas del mundo y que además lo lograron ante unas gradas abarrotadas de gente y ante su país y en la ciudad donde juega la mayoría a lo largo del año, ante muy poco público. El esfuerzo ha merecido la pena, los entrenamientos, las agujetas, los golpes de las rivales en los partidos previos a la final y en el último partido.

Ya son las chicas de oro. Una medalla que a buen seguro no será la última de una generación magnífica de jugadoras entrenadas por el campeonísimo olímpico Miki Oca. Tienen una media de edad que hace pensar en nuevos logros en las próximas grandes citas. La más veterana del equipo es la capitana Jennifer Pareja y tiene 29 años. Jennifer seguro que ganará un nuevo metal para España. En la portería está Laura Ester, que sólo tiene 23 años, pero cuando la vemos jugar tiene ojos de llevar toda la vida jugando grandes partidos. El «pajarito» de la selección vuela muy alto y recuerda y mucho a otro grande que ocupó la portería masculina de la selección, el mítico Jesús Rollán. Patri Herrera (20 años) es su compañera en la portería. Qué decir de las boyas Maica García (22 años) y Andrea Blas (21) o de las defensas Marta Bach (20) , Lorena Miranda(22) y Mati Ortiz (22), que escribe tan bien como juega. O de las atacantes Ona Meseguer (25) , Laura López (25) y Anni Espar (20) o Pili Peña (27) y Roser Tarragó (20).

Es un equipazo, joven, con ganas de más, de no bajarse nunca del podio al que llegaron hace doce meses en la capital de Inglaterra, aunque todo comenzó en 2011 con el primer puesto cosechado en el Mundial junior. Estas chicas tienen algo muy importante para llegar a lo más alto, el que podría ser uno de los secretos del éxito deportivo de los equipos, ser eso, un equipo dentro y fuera del agua. El camino no ha sido fácil, pero cuando la perseverancia y el trabajo bien hecho se unen, lo normal es que lleguen los resultados. Y vaya si han llegado, en forma de medalla de oro.

0 0 0 0