Volver a 1985 - Las Merinadas Deportivas de Edu

Volver a 1985

En 1985 el deporte español estaba a punto de dar el salto definitivo para convertirse en una potencia mundial. Un año después, el 17 de octubre de 1986, Juan Antonio Samaranch anunciaba que Barcelona sería la organizadora de los Juegos Olímpicos de 1992.
En 1985 el golfista Severiano Ballesteros, conseguía por cuarta vez en su carrera, la victoria en el Mundial individual Match Play, en esa ocasión derrotó al alemán Bernard Langer. La selección española de hockey sobre patines, ganaba su octavo Europeo tras vencer en la final a Italia por 6-2. Perico Delgado ganaba la Vuelta a España y el atletismo español se traía del Europeo Indoor de Grecia tres medallas, gracias al oro y al bronce de González y Carreira en 1500 y al bronce de Alonso Valero en 400 metros.
Ahora, 28 años después, el deporte de nuestro país vuelve a las cifras de 1985. Las ayudas a las federaciones deportivas nacionales han sido recortadas en un 34% con respecto al año pasado. Los poco más de 34 millones de euros de subvenciones dejan a nuestros deportistas «heridos de muerte». Muchos de ellos ya han decidido marcharse del país o competir con clubes extranjeros para poder sobrevivir.
Llama la atención que ganar medallas no valga para nada. Si ganas, también te recortan. ¿Qué pasaría si el taekwondo no hubiera hecho el excelente papel que hizo en los pasados Juegos de Londres?. El taekwondo ha sufrido un recorte de casi un 13% con 1 oro y 2 platas olímpicas recientes.
El bajón en las ayudas al atletismo es brutal. Un 44% menos. Y así con todos los deportes.
A pesar de todo. Nuestros deportistas siguen ganando allá por donde van. Eso si, estamos en un ciclo olímpico muy importante y cada año que pasa, las subvenciones son menores. Si no se remedia de alguna manera, los resultados en Río 2016 pueden ser muy pobres. Porque no sólo con la calidad de nuestros deportistas basta. Porque para hacer deporte necesitas patrocinadores, necesitas comer, necesitas estar preparado para llegar a lo más alto. Pero parece que los que manejan el país aún no se han enterado. Para hacerse la foto y ser protagonistas cuando hay victorias de deportistas españoles, si están listos.
Ojalá Madrid 2020 sea elegida como ciudad olímpica y ayude a dar un vuelco a toda esta situación. El deporte español respiraría, porque ahora mismo está muy agobiado, con el agua al cuello y con un rumbo muy confuso, como el país.
0 0 0 0