Crash Bandicoot 4: It´s About Time, ¿merece la pena comprarlo?

Crash Bandicoot 4: It´s About Time, ¿merece la pena comprarlo?

Crash Bandicoot 4: It´s About Time ya es una realidad. Desde el día 2 de octubre está a la venta esta nueva entrega del marsupial, sacada por Activision. Sus fans pueden disfrutar por fin de una versión fiel a como fueron las iniciales, y no los raros experimentos que han ido haciendo. Sin contar con Crash Bandicot: N. Sane Trilogy, este es el primer juego tras más de una década de sequía.

Desarrollado por Toys for Bob, este Crash 4 es una continuación directa de la historia original creada por Naughty Dog. El plataforma está de vuelta, las máscaras, manzanas, cajas, enemigos algo tontos… se puede decir que ahora sí, Crash ha vuelto.

Sin embargo, todo el mundo se hace la misma pregunta, ¿merece la pena? Han pasado mucho tiempo desde los tres primeros, ¿estará el Crash Bandicoot 4 a la altura?

Una historia sencilla y entretenida

La historia de Crash Bandicoot 4: It’s About Time se lleva a cabo después de los hechos de Crash Bandicoot 3. En él, El doctor Neo Cortex y otros villanos lograron escapar de la prisión interdimensional. Al hacerlo dejaron un agujero que, además de liberarlos, les da la oportunidad de conquistar dimensiones enteras.

Ante esto, Crash y Coco deciden emprender un viaje entre dimensiones para poder poner fin al plan de lo malvados una vez más. Por suerte no estarán solos y es que el caos provocado por los agujeros despertó a las Máscaras Cuánticas, poderosas protectoras del tiempo y del espacio.

La historia es sencilla, suficientemente entretenida, como las anteriores, para tenerte atrapado hasta el fin del juego. Sin quebraderos de cabeza, y todo con un sentido. Chistes malos, humor con juegos de palabras, animaciones exageradas, es una vuelta a los 90, y Naughty Dog.

Mecánicas simples y ya conocidas

La historia, como en el resto de Crash, no es el punto fuerte. Lo que verdaderamente hace a los Crash apetecibles son sus mecánicas, que si bien son lo más simple que hay, puedes jugar con tres botones, no necesitan más para que resulte divertido.

Esto unido a la utilización de las máscaras, que son una especie de power-ups, o poderes necesarios para poder atravesar algún tramo del juego, le dan un plus de diversión y dinamismo. Sus saltos, plataformas, siempre presentes que te pondrán a prueba.

Foto: @xbox
Foto: @xbox

Diseño de niveles clásico

Aunque hay nuevos niveles de dificultad, tienen un toque retro, que juega con la nostalgia y te atrapa en ellos. Como si no hubieses dejado de jugar al Crash 3. Puedes elegir entre el modo estándar, con puntos de control por si te matan, o el modo retro, que te llevará al inicio de la partida si te quedas sin vidas.

Jugar en el modo Moderno te hará superar los mismos desafíos e incluso te recompensará por completar los niveles como si sólo tuvieras 3 vidas. Por ejemplo, para desbloquear los niveles Flashback tendrás que llegar a ciertos puntos de algunos niveles sin morir.

Además de la campaña, Crash Bandicoot 4 tiene un par de opciones multijugador. La primera es Pass and Play, cada vez que llegas a un punto de control debes pasar el mando a un amigo. El segundo es un modo competitivo donde hasta 4 jugadores pueden competir para ver quién termina los niveles más rápido o destruye más cajas.

Entonces, ¿merece la pena?

Para saber si merece la pena o no deberás probarlo, jugarlo. Al fin y al cabo no es muy distinto de los antiguos por lo que si te gustaron, este también lo hará, o al menos es lo más probable.

No es ninguna revolución, ni algo novedoso, pero a los fans no les hace falta, y este seguramente cubra todas sus peticiones.

Comparte

0Shares
0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *