Mismo título, distinta educación - Excelencia Literaria

Mismo título, distinta educación

Francisco Javier Merino

Ganador de la X edición

www.excelencialiteraria.com

 

El pasado de enero tenía previsto mudarme a Chicago para realizar un intercambio en la North Eastern Illinois University. Sin embargo, la pandemia me obligó a cambiar mis planes y realizar este intercambio de manera online. Me encuentro, por tanto, físicamente en Madrid pero académicamente en Chicago. Esta situación, además de obligarme a asistir a todas las clases por videoconferencia mientras mi familia duerme, me permite vivir y comparar dos universos educativos paralelos.

 

 

Por los grupos de clase y por mis amigos, no soy ajeno a la situación en mi universidad de origen, la Rey Juan Carlos. Cuando se acercan las semanas de exámenes, la tensión es máxima. Además, ahora los alumnos exigen que los exámenes se realicen online ante la complicada situación sanitaria provocada por la tercera ola del coronavirus. Los que vivimos en el mundo universitario, sabemos que la mayoría de los estudiantes lo que realmente temen es una ola de suspensos, lo que es más fácil de evitar haciendo las pruebas en casa con los apuntes a mano. El rector es consciente de ello, y por eso se resiste.

En Chicago han comenzado las clases. En la mayoría de las asignaturas, la interacción tiene un gran valor académico frente al valor residual que se le da en España. La primera tarea de cada alumo es hacer una presentación de sus gustos y aspiraciones. Además, los profesores cortan constantemente sus explicaciones para generar debate. Me llama la atención que buena parte de mis compañeros ya son padres y madres, y que tienen una amplia experiencia laboral. Por tanto, en la Universidad buscan ampliar sus conocimientos. Y en vez de exámenes realizamos proyectos, documentales y debates.

En España como en los Estados Unidos, el estudiante recibe al final de la carrera un título que certifica el éxito de las asignaturas de cada curso y su aptitud para formar parte del mundo laboral. Sin embargo, el significado de la Universidad en estos dos países es tan grande como el océano que nos separa. En España nos hemos malacostumbrado a verla como un “trámite” obligatorio antes de iniciarnos en el trabajo. Nos preocupa memorizar (para después olvidar) y muchos hacen trampas para obtener, al menos, un aprobado. Por el contrario, en Estados Unidos la Universidad es un espacio de encuentro donde el aprendizaje importa más que el título.

Cuando se conocen estos dos universos para compararlos, resulta fácil entender el modo tan diferente con el que –unos y otros– entendemos la vida.

 

 (Fracisco Javier Merino).

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0
0 0 0